hombre-grita-estres

Los mecanismos de adaptación representan aquellas estrategias de afrontamiento y procesos mediante los cuales la persona construye modificaciones o ajustes cognitivos y conductuales para responder a los estímulos provenientes de la realidad, produciendo así un ajuste a la misma, esto permite el desarrollo óptimo del sujeto, el desempeño de sus tareas cotidianas y  la satisfacción de sus necesidades.

Heinz Hartmann (1939) sostenía que la adaptación estaba también basada en regulaciones biológicas, afirmaba que el Yo debe resolver tareas, adaptarse a la realidad y modificarla, a la vez que se modifica a sí mismo, pues el Yo es la “instancia directora de la orquesta”. Decía que la adaptación se refiere a un equilibrio entre lo:

  1. Aloplástico: son acciones dirigidas hacia el medio externo, representan cambios en el ambiente.
  2. Autoplástico: son cambios en el Yo, que el sujeto experimenta en su relación con el medio. Residen en la mente y en el cuerpo por modificarse el individuo, se manifiestan por respuestas somáticas y mentales.

Construye tus esquemas y rompe paradigmas

Hartmann consideraba la realidad como externa al sujeto, pero a la vez como algo que la persona construye, de esa manera le da sentido y significado, así como un matiz de subjetividad y de individualidad a cada persona. “El principio del placer obstaculiza la adaptación a la realidad y el principio de la realidad la facilita”.

La teoría de Piaget también tiene su base en el modelo biológico de adaptación, para Piaget, en dicho ajuste, cuando la información se “integra” ocurre el proceso de asimilación y cuando se “reorganiza” tiene lugar la acomodación.

A su vez, ambos procesos ocurren en los esquemas cognitivos. ¿Cuáles son los “esquemas” que rigen tu vida? A las conductas o acciones que se relacionan con la construcción del conocimiento Piaget las denomina “esquemas”, muchas de ellas son adquiridas por medio del aprendizaje social. Cuando existe una situación de maltrato constante se puede dar la indefensión aprendida, en la cual la persona se siente impotente ante las circunstancias que enfrenta.

Puede interesarte: La Teoría del Aprendizaje de Jean Piaget, ideas principales

¿Los esquemas que has construido contribuyen a tu bienestar y desarrollo o te limitan y te hacen experimentar malestar? Es posible des-aprehender viejos patrones de conducta que te ocasionan sufrimiento emocional y aprender mecanismos de adaptación sanos para responder a los desafíos de la vida.

La plasticidad del cerebro, la capacidad para crear nuevas vías como supercarreras de la informacíon, encontrando nuevos caminos para la resolución de problemas son mecanismos de adaptación del organismo para la supervivencia, se puede apreciar cuando existe alguna lesión cerebral en una región específica.

¿Cuáles son algunas semejanzas entre los mecanismos de defensa y los de adaptación? Los mecanismos de defensa del Yo, son estrategias inconscientes; ambos protegen al yo del constante conflicto intrapsíquico entre las estructuras de la personalidad. Para Anna Freud, los mecanismos de adaptación tienen el objetivo de afrontar las situaciones que se presentan en gran medida por el entorno social.

Cuando la persona emplea mecanismos de adaptación adecuados el yo se robustece y la persona es capaz de enfrentar la realidad sin fragmentarse o escindirse, así mismo puede neutralizar las energías provenientes del ello y utilizarlas óptimamente. En ocasiones, es preciso frenar los impulsos del ello y otras tantas es mejor facilitar su descarga.

El yo lo hace al descatectizar las representaciones cargadas con energía sexual o agresiva, provenientes de las pulsiones y al emplear esas catexias (energías) para fines sublimatorios, usando otros mecanismos de defensa maduros como la supresión, que ayuda a enfocarnos en la tarea presente, el altruismo y el humor, que cuando están dentro del contexto adecuado,  son sanas estrategias de afrontamiento ante situaciones de estrés y ansiedad.

Despertar cada mañana conlleva un alto riesgo de incertidumbre“. Franz Kafka

En el “proceso” llamado vida, ¿consideras que eres dueño de tu propia energía o que la existencia se asemeja a las cartas que otros barajan? Todas las emociones son necesarias, negarlas, reprimirlas o enmascararlas de otro modo suele resultar contraproducente para el bienestar biopisicosocial del individuo.

Reconocer tus emociones representa un fantástico mecanismo de adaptación el aprender a gestionar las emociones y emplear la energía proveniente de todas ellas para bien de la persona, incluyendo la ira, la tristeza, el temor y la aversión que muchas veces son estigmatizadas, por lo que tienden a ser más reprimidas. “Una motivación narcisista puede convertirse en un logro adaptativo” (Bleichmar).

emociones

Puede interesarte: La falta de regulación emocional

Las características adaptativas de una persona pueden ser:

  1. Maduras: utilizando estrategias de afrontamiento adaptativas y mecanismos de defensa “maduros” como la sublimación, el altruismo y  la supresión, por ejemplo.
  1. Inmaduras: usa mecanismos de defensa primitivos como la negación y la represión, así como mecanismos de adaptación inconvenientes.
  2. Psicóticas: cuando existe distorsión de la realidad.
  3. Neuróticas: emplea mecanismos de defensa primitivos, ante el estrés, los temores y la ansiedad. Una persona muy bien adaptada, puede tener este rasgo.

Te puede interesar: Diferencia entre Psicosis y Neurosis

Sesgo de impacto y mecanismos de adaptación

El sesgo de impacto como mecanismo de adaptación inconveniente, ocurre cuando la persona sobrestima los efectos que pueden producir los acontecimientos, podría generar temor, preocupación excesiva, desmesurada ansiedad anticipatoria y pensamientos catastróficos.

Es natural que existan ciertas dificultades, más cuando empleamos un mecanismo de adaptación inconveniente puede incrementarlas. En cambio, desarrollar tolerancia a la frustración y resiliencia puede brindarte la oportunidad de modificar tus esquemas y paradigmas limitantes, ser más flexible y amoroso contigo mismo y con los demás.

MECANISMOS DE ADAPTACIÓN (ejemplos)

DESADAPTATIVOS SANOS
Emplear mecanismos de defensa primitivos y no trascenderlos, como la negación y la represión. Utilizar mecanismos de defensa maduros como el altruismo, la sublimación, supresión y humor dentro de los contextos propios, respetando a los demás.
Disminución de sentimientos de autoeficacia. Valorar las propias habilidades y talentos personales.
Evaluación cognitiva negativa, etiquetarse con estereotipos y prejuicios, autocriticarse destructivamente afectando la valía personal. Autobservar los aspectos susceptibles de mejorar y encaminarse a ello.
Perfeccionismo o fijarse metas desproporcionadas, rigidez mental, caer en el exceso de estrés de manera prolongada. Salir de la zona de confort y emplear niveles de estrés óptimos para mejorar desempeño, buscar el equilibrio y la flexibilidad en la medida de lo posible. Cambiar tus metas si son fuentes de sufrimiento excesivo.
Preocuparte al grado de llegar a la ansiedad patológica. Ocuparte en modificar los esquemas que consideres necesarios para tu desarrollo y salud, comprendida como un elemento biopsicosocial.
Demasiados “flashbacks” o recuerdos retrospectivos y rumiación de pensamientos desiderativos. Concentrarte en el presente, en la construcción de proyectos personales y esquemas más propositivos de acuerdo a tus recursos.
Maladaptive Daydreaming (MD): Ensoñación excesiva diurna. Emplear el recurso imaginativo y creativo a voluntad.
Pobre tolerancia a la frustración, castigarte verbal, física o mentalmente cuando las cosas escapan de control o no salen como esperabas. Tolerancia a la frustración y mucha paciencia contigo mismo, especialmente si estás pasando por un proceso difícil.
Emplear estrategias evitativas y de huída cuando no son pertinentes o no dan soluciones, como el aislamiento afectivo y social. Mostrar resiliencia y enfrentar los temores, si necesitas ayuda puedes contar con asistencia psicológica y fortalecer tus redes de apoyo.
Procrastinar o “dejar para mañana lo que puedes hacer hoy”. Planificar tus actividades de manera equilibrada y considerando todas tus necesidades, especialmente las básicas.
Estallidos de ira, violencia, arranques de agresividad o berrinches. Estrategias para manejo de estrés, ansiedad o ira. Se sugiere buscar soporte psicológico.
Labilidad, fragilidad y falta de regulación emocional. Ecuanimidad, buscar el equilibrio y una regulación emocional, sí no lo logras sólo, puedes requerir ayuda psicológica.
Reprimir las emociones que estigmatiza la cultura. Gestionar las emociones de manera que contribuyan a tu bienestar.
Estilo de atribución desadaptativo. Estilo de atribución adaptativo.

Víctimas de delito y adaptación social

Existen ciertas variables que dificultan la resilencia en las víctimas de delito, como: estado de salud mental al ocurrir el suceso, grado de violencia,  intensidad del trauma y redes sociales de apoyo débiles.

La terapia de procesamiento cognitivo (TPC) fue desarrollada para ser empleada con las vícti­mas de violación y delitos, facili­ta la expresión del afecto y la adaptación del acontecimiento trau­mático a los esquemas del individuo y su realidad (Resick y Schnicke, 1993), puede resultar muy efectiva también para víctimas de violencia, maltrato, abuso sexual en la infancia y otras transgresiones.

La desensibilización sistemática ayuda a mejorar la adaptación social en víctimas de violencia, maltrato y violación (Frank y Stewart, 1984; Turner, 1979; Wolff, 1977) así como en víctimas de accidentes (Fairbank, DeGood y Jenkins, 1981; Muse, 1986), las personas que padecen trastorno de estrés postraumático, aquellas que fueron víctimas de delitos violentos y las que padecen otros trastornos de ansiedad también se pueden beneficiar con esta metodología.

“…Cada adaptación es una muerte parcial, una renuncia a una parte de la individualidad.” (Ferenczi, 1931). El trastorno disociativo, representa un ejemplo de la adaptación más extrema del estrés postraumático de aparición en la infancia.

¿Cuáles son algunos instrumentos de medición que emplean los psicólogos para evaluar la adaptabilidad social del paciente? Para determinar la perturbación que ocasiona el conflicto representa una buena elección la Escala de adaptación (Echeburúa y Corral, 1987, en Borda y Echeburúa, 1991). Para evaluar el nivel de ajuste social conductual y emocional, se encuentra la SAS-SR (Escala de Adaptación Social-Autoreporte), desarrollada por Weissman, Prusoff y Thompson (1978), este recurso psicométrico es una versión de la Escala de Adaptación Social evaluada por el entrevistador (SAS; Weissman y Paykel, 1974).

Conclusión

Los mecanismos de adaptación se manifiestan mediante esquemas que construimos, dichos paradigmas, están influenciados por el aprendizaje social. Los mecanismos de adaptación sanos van enfocados a la resolución de problemas, mientras los que son inconvenientes para el individuo, embisten el bienestar y el desarrollo biopsicosocial del sujeto. Es posible modificar los mecanismos de adaptación empleados.

Otros artículos relacionados

Links

Referencias bibliográficas

  • Bleichmar, N. M.; Lieberman, C. y Cols. (1989). El Psicoanálisis después de Freud. México: Eleia Editores.
Malos mecanismos de adaptación y bienestar emocional
5 (100%) 5 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.