¿Qué es un meme?

El meme es un concepto que introdujo el biólogo evolucionista Richard Dawkins, que argumentó que las ideas culturales se pueden copiar entre las personas, al igual que se copian los genes de una persona a otra.

Los autores teorizan que los memes son un fenómeno viral que puede evolucionar por selección natural de una manera análoga a la de la evolución biológica. Los memes son capaces de mutar, variar y evolucionar a través de los procesos de la competencia y la herencia, que influyen en el éxito reproductivo de un meme.

Los memes se propagan a través del comportamiento que generan en sus anfitriones. Así, los memes que se propagan menos prolíficamente, pueden llegar a extinguise, mientras que otros pueden sobrevivir, expansionarse y (para bien o para mal) mutar. Los memes que se replican más eficazmente logran obtener más éxito, y algunos pueden hacerlo incluso cuando resulten perjudiciales para el bienestar de sus anfitriones.

Los memes se transmiten de una mente a otra, no a través del ADN. Las diversas ideas culturales flotan en nuestra conciencia colectiva y compiten por nuestra atención a través de la selección natural.  El meme es la información que se copia en el proceso evolutivo cultural.

Los memes en Internet o el fenómeno del entretenimiento fácil

En Internet los memes se encuentran fuertemente vinculados a la categoría de “inútil”. Se componen de vídeos, imágenes y frases que son principalmente de entretenimiento. Algunos se copian porque tenemos miedo de lo que sucedería si no lo hacemos, el miedo a la mala suerte por no reenviar un mensaje en cadena, por ejemplo.

Pero hay memes de Internet que traspasan todas las barreras debido a las presiones sociales. Al parecer, hay una tendencia natural a querer hacer felices a los demás, ya sea a través de bromas o cualquier otro entretenimiento.  Y hacer feliz a alguien es el cumplimiento de una parte fundamental de la naturaleza humana.

El origen de los memes de Internet

Entonces, ¿dónde provienen de los memes de Internet? Algunos son creados por las agencias de publicidad, pero la gran mayoría comienzan su vida como chistes internos dentro de las comunidades en línea. Un nuevo meme puede llamar la atención dentro un blog de alto perfil o un sitio de noticias. Si el meme termina de alguna forma en nuestra bandeja de entrada, entonces es más fácil que se expanda mediante la transmisión de mensajes de correo electrónico a amigos y familiares, o compartiéndolo en redes sociales como Facebook y Twitter. Una vez que un meme alcanza cierto nivel de popularidad, se dice que ha es “viral”.

La evolución tecnológica de los memes

Cada paso en la evolución de un meme en Internet está sometido a repetidas rondas de selección natural, ya que compite con otras miles de ideas o memes; así los memes más fuertes sobreviven, mientras que los otros mueren por el camino.

La tecnología está jugando un gran papel en el fomento de los memes. Tradicionalmente los memes culturales pasaban o de persona a persona o a través de la escritura, pero hoy en día Internet ha permitido que la información sea transportada sin contacto directo entre las personas, a través de largas distancias, e incluso a través del tiempo.

El Internet está tomando las riendas de la transmisión y evolución de los memes. Los resultados de búsqueda de Google, por ejemplo, se crean después de que las páginas web se hayan clasificado en función de su popularidad. Su software selecciona entre varias fuentes de información y luego copia los mejores bits a una base de datos, por lo que los memes están empezando a extenderse sin necesidad de que las personas tomen partido alguno en el proceso. La maquinaria se hace cargo de los tres procesos fundamentales: la copia, variación y la selección. Algunos expertos dicen que incluso es posible que tengamos un nuevo nombre para este tipo de memes tecnológicos, tales como “tremes” o “temes”.

Sin embargo, los virus de la mente continuarán infectándonos a través de Internet. Y, a no ser que dejemos de utilizar Internet, no hay mucho que podemos hacer para protegernos de ellos. Así que no te sientas culpable por reenviar un correo electrónico que contiene el último vídeo divertido, puedes echarle la culpa a los memes.

Los memes de Internet, la propagación de la evolución tecnológica
Vota este artículo!