Beneficios de la siesta

Generalmente estamos todos muy ocupados, luchando para llegar a todo de la mejor manera posible, alargando las horas para poder ir a trabajar, cuidar de los niños, cocinar, limpiar, ir al gimnasio y hacer otras muchas cosas.

Por este motivo no es extraño que no durmamos tanto como sería necesario, lo cual nos produce cansancio, mal humor e irritabilidad. Y es que parece que nos falta energía cuando más la necesitamos. Entonces, para intentar paliar nuestro agotamiento, consumimos todo tipo de estimulantes como el café, el té u otras bebidas energéticas.

Hacer la siesta para recuperar la energía

A veces es mucho mejor olvidarse del café y las bebidas energéticas, para hacer una cosa diferente: tomar una siesta energizante. De acuerdo con varios expertos en el sueño, una buena siesta podría ser lo mejor que podemos hacer para recuperar la energía.

¿Cuánto debería durar una siesta?

Lo más importante a tener en cuenta cuando vamos a hacer la siesta, es el hecho de que no es necesario (ni beneficioso) invertir demasiado tiempo en ella, especialmente si tenemos una agenda muy ocupada. En el caso de que deseemos recuperar la energía para terminar bien el día, todo lo que necesitamos son menos de 20 minutos de sueño.

Si dormimos durante 15 o 20 minutos después de comer, estaremos descansado nuestro cerebro y nuestro cuerpo, de tal forma que el “sistema” se reiniciará y seremos capaces de realizar mucho mejor las tareas de la tarde. Esto es todo lo que necesitamos para recuperar la energía durante el día.

Según los expertos, una siesta de 20 minutos mejora nuestro estado de alerta,  nuestras habilidades de aprendizaje y la capacidad de tomar buenas decisiones.

También podríamos dormitar durante algo más de 20 minutos, si tenemos tiempo, pero no se aconseja que pase de los 45 para no perder el sueño nocturno. Al parecer, una siesta más larga puede mejorar nuestra memoria y creatividad.

¿Por qué es una beneficiosa la siesta?

Por supuesto, el sueño más beneficioso es el que nos permite entrar en el estado REM. Sin embargo, para poder llegar a las ondas REM, deberíamos dormir durante al menos 90 minutos. Un sueño REM nos permitiría resolver mejor y de manera mucho más fácil  los problemas creativos, pero lamentablemente por la noche nos costaría muchísimo conciliar el sueño.

Los expertos del sueño afirman que una siesta es mucho mejor que una taza de café. La razón de ello es el hecho de que la cafeína disminuye el rendimiento de memoria. Pero después de realizar una pequeña siesta reparadora, nos sentiremos llenos de energía y tendremos menos posibilidades de cometer errores.

Incluso si consumimos café de forma regular, es mejor no confiar demasiado en sus beneficios, ya que tiene ciertos efectos secundarios, como por ejemplo producir un efecto rebote en nuestro cuerpo por el que, pasadas unas horas, sentimos mucho más cansancio y sueño que inicialmente.

Cómo hacer la siesta

Así pues, en el caso de que queramos (y podamos) tomarnos una buena siesta, hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta.

Es importante ser regulares y tener un horario fijo para hacer la siesta. Por ejemplo, podemos tomar una siesta cada día a las 5 pm. Pero es importante no quedarnos totalmente dormidos, ya que si lo hacemos, puede que nos despertemos aturdidos, además de no poder conciliar el sueño por la noche.

Para evitar esto, será aconsejable ponernos una a los 30 minutos o menos. Debemos asegurarnos de que la habitación está oscura y en silencio, o utilizar una máscara para los ojos. La oscuridad nos permitirá quedarnos dormido más rápidamente.

Cuando dormimos nuestra temperatura corporal desciende, por lo que debemos asegurarnos  de mantener una mantita o algo con lo que taparnos.

Ya solo nos queda disfrutar de estos breves momentos de descanso, y desearte ¡Feliz siesta!

Los beneficios de hacer la siesta
Vota este artículo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.