endorfina-neurotransmisor

Seguro que alguna vez has escuchado hablar de endorfinas o las encefalinas. Sin embargo, son pocas las personas que tiene claro qué es algo que influye tanto en nuestras vidas. Para acabar con eso, en este post tienes toda la información que necesitas.

Qué son las encefalinas

Las encefalinas son neurotransmisores que produce el Sistema Nervioso Central. Intervienen en la regulación del dolor, por lo que resultan de vital importancia para quien tiene cualquier problema de salud.

Son endorfinas que producen el gen de la proencefalina. Esto es importante porque crean analgésicos que libera el organismo, y se cree que pueden deprimir las neuronas del Sistema Nervioso Central. Por todo ello, es uno de los campos más estudiados en la actualidad en Medicina.

La síntesis de estas endorfinas se da principalmente en la hipófisis. A base de la secreción de hormonas, es la encargada de regular y reajustar el equilibrio necesario en el organismo. Por ello, participa en procesos tan importantes como son el metabolismo, el desarrollo madurativo o la sexualidad.

Sus niveles son importantes, ya que cuando se encuentran muy bajos producen depresión y ansiedad, con lo que se puede llegar a entrar en estados complicados por culpa de este componente fisiológico.

Para qué sirven las endorfinas y las encefalinas

Tienen influencia en muchos procesos diferentes, pero los que más afectan a nuestra vida diaria son los siguientes:

1. Placer: su secreción crea una sensación de bienestar. Esto es lo que hace que se le conozca como “la hormona de la felicidad”. Sus efectos se notan en el plano físico y en el mental, con lo que se puede llegar a una especie de estado de bienestar absoluto.

Además, para el organismo su secreción actúa como algo similar a una recompensa. La consecuencia es que existirá una predisposición física a repetir ese tipo de comportamiento.

2. Mitigación del dolor: este es otro de sus efectos más importantes. Estas hormonas disminuyen o eliminan temporalmente el dolor. Seguro que si te has partido un hueso recuerdas que al principio no dolía tanto como una vez que el cuerpo se te relajó.

Esto es así porque se trata de un mecanismo de defensa del cuerpo, que intenta que puedas escapar del peligro que te ha causado ese dolor sin sentirlo durante unos minutos.

3. Mitigación del sufrimiento psicológico: del mismo modo que con el dolor físico, este tipo de hormonas también hacen que el sufrimiento psicológico sea menor. Esto se ve cuando hay una situación de estrés y reaccionas con normalidad, mientras que cuando acaba te derrumbas.

Las causantes de que hayas podido estar bien durante la situación de estrés son estas hormonas. Cuando esa situación acaba su efecto baja y el estado anímico y nervioso empeora.

4. Participan en la sexualidad: ya existen varios estudios que confirman que la liberación de endorfinas es importante en la sexualidad. Su función en este ámbito es la de facilitar el deseo.

5. Concentración y atención: también se ha demostrado que participan en procesos como la memorización. Además, no hay que obviar la importante relación que existe entre la atención y el estado emocional.

6. Sistema inmunológico: en lo que respecta a este sistema, la liberación de endorfinas lo fortalece. Esto es lo que explica que en rachas de mucho estrés y nervios sea más fácil enfermar.

Cómo potenciar la producción de endorfinas y encefalinas

Una vez que hemos visto todos los efectos beneficiosos que tienen para nuestro cuerpo y para nuestro bienestar, es el momento de darte una serie de indicaciones que puedes seguir para fomentar la liberación de este tipo de hormonas:

  • Dormir: seguro que tú, como todo el mundo, estás más contento cuando has dormido bien y un poco (o muy) irritable si has dormido mal. Esto se debe a que el sueño es fundamental para que la producción de endorfinas sea alta.
  • Afecto físico: el contacto físico en forma de abrazos, besos y caricias con una persona deseada suponen el aumento de la producción de endorfinas.
  • Ejercicio físico: el incremento en la producción de endorfinas es uno de los muchos efectos positivos del ejercicio físico, además de otros como las mejoras aeróbicas o cardiovasculares.
  • Reírse: una acción tan sencilla como esta hace que produzcamos más endorfinas. Por lo tanto, la mejor receta para el bienestar siempre va a ser la risa. Y parece lógico si vemos la relación que existe entre risa y felicidad.

Seguro que con todo esto te ha quedado muy clara la importancia que tienen este tipo de hormonas en nuestra vida. Sin duda, merece la pena informarse sobre algo conocido comohormona de la felicidad”.

Ahora ya sabes para qué sirven y cómo puedes potenciarlas. Esperamos que te haya servido como respuesta a algunas preguntas que suelen tener muchas personas, y que te resulte útil también para generar más endorfinas a partir de ahora.

Las Encefalinas, neurotransmisores que combaten el dolor
4 (80%) 9 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.