mujer-tapa-cara-adiccion

Las drogas son sustancias químicas que afectan el cuerpo y el cerebro. Muchas de ellas pueden causar problemas de salud duraderos e incluso permanentes. Incluso pueden continuar después de que una persona haya dejado de tomar la sustancia. Por ello conocer sus causas es el comienzo para protegerse del abuso de drogas.

¿Cuáles son los motivos por los que se consumen drogas?

Existen muchas razones por las que una persona puede hacerse adicta a las drogas y las causas del abuso de drogas pueden ser distintas incluso dependiendo de la sustancia, pero hay unos motivos comunes por los que las personas comienza a consumir drogas.

  • Para integrarse: suele ser la razón más común entre los jóvenes. Comienzan a usar drogas porque quieren encajar o expresar independencia y rebeldía. En la mayoría de los casos, influenciados por la presión social, no entienden la gravedad del uso de drogas y la adicción.
  • Para sentirse bien: ya sea para evitar el estrés y la ansiedad o para sentirse mejor los fines de semana, consumir drogas es la puerta de entrada a una adicción.
  • Para experimentar: la curiosidad por probar experiencias nuevas puede provocar que la persona comience a abusar de sustancias que alteran la mente, debido a la fuerte adicción que producen las drogas.
  • Para mejorar el rendimiento: la presión por rendir en el trabajo o en competiciones deportivas provoca que se empiece a consumir sustancias que estimulantes o esteroides.

Al preguntar por qué las personas consumen drogas, es importante comprender que solo ese primer momento cuando toman la decisión, es voluntario. A partir de ahí, la situación continúa debido a las demandas físicas de las sustancias químicas y lo que éstas producen al cerebro.

Factores que influyen en la adicción

Una vez que conocemos por qué se consumen drogas, es bueno tener en cuenta los factores de riesgo que favorecen que se produzca una adicción.

Factores ambientales

Los familiares y amigos pueden tener influencia en el consumo de drogas. Por ejemplo, cuando hay una exposición temprana a las drogas y al alcohol, los niños pequeños y adolescentes aprenden a aceptarlo como un componente normal de la vida. Es parte de los comportamientos que aprendieron durante su crecimiento. Es lo que ellos consideran normal.

También, los adolescentes tienden a abusar de las drogas debido a la presión de los compañeros sin comprender los efectos. La presión de grupo impone esta percepción.

Factores genéticos

No siempre sucede pero existe cierta evidencia que muestra que existe una predisposición a usar drogas y alcohol en base a la genética. Los estudios indican que alrededor del 40 al 60 por ciento de la probabilidad de que un individuo desarrolle un adicto al alcohol proviene de la genética.

Para algunas personas, existe un vínculo para abusar del alcohol que no se puede cambiar. Este tipo de predisposición genética proviene de la evolución. Las personas tienden a transmitir rasgos clave de una generación a otra. No es necesario tener un vínculo genético para estar en riesgo. Sin embargo, algunas personas son más propensas a desarrollar una adicción que otras.

Factores situacionales

A veces los problemas del abuso de sustancias son provocados por las situaciones y no por su entorno ambiental, sino más bien por la forma que sienten y experimentan la vida cotidiana. Por ejemplo beben alcohol para evitar el estrés, relajarse u olvidarse de algún problema de su vida. Las drogas también pueden ser usadas para ayudar a ocultar los síntomas de algunas enfermedades, sobre todo mentales, como la depresión.

En estos casos, las drogas solo hacen empeorar la situación, pues las personas son incapaces de manejar su vida provocando el empeoramiento de las relaciones y experiencias. Esto lleva a que se mediquen más cada día debido a su incapacidad para mejorar el problema.

El tratamiento para acabar con las adicciones

Independientemente de los factores o el tipo de adicción, una cosa esta clara, los adictos son víctimas de una enfermedad crónica y merecen que se les proporcione las herramientas que necesitan para superar sus problemas para avanzar hacia la mejora de su calidad de vida.

Tratar la adicción es un poco más complicado que otras enfermedades. El tratamiento para la enfermedad de la adicción es diferente porque el individuo debe aprender nuevos comportamientos y mecanismos de afrontamiento, además de la desintoxicación física. Es por ello que este proceso suele llevarse a cabo por profesionales que conocen los tratamientos para evitar el consumo. Además, es importante descubrir los factores que los hicieron adictos para que puedan enfrentar una solución a sus problemas.

Factores de protección

En los centros de desintoxicación con ayuda de terapeutas y psicólogos el paciente aprende mecanismos de afrontamiento sanos que lo ayudarán a responder con más destreza a situaciones estresantes. Los factores de protección que pueden ayudar tanto a las personas adictas como a las no adictas que quieran alejarse de las drogas. Entre los factores de protección como ejemplo pueden estar políticas antidrogas, auto-control, supervisión de los padres y la familia, actividades de ocio, presión de grupo positiva, etc.

Para prevenir y evitar el consumo de drogas los factores de prevención pueden implantarse en varios niveles: familiar, comunitario, escolar e individual. El objetivo es que existan más factores de protección que de riesgo, minimizando éste último para reducir la probabilidad de iniciar una adicción o recaer.

Las adicciones a las drogas: Causas y protección
4.5 (90%) 2 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.