Los niños y la Terapia del Juego

A veces un niño empieza a desarrollar patrones de comportamiento que pueden estar causando problemas en sus vidas y en las vidas de los que les rodean. Los padres, cuidadores y profesores pueden reconocer los signos como ira excesiva, el miedo o la preocupación y estos sentimientos y conductas pueden estar afectando el desarrollo del niño y su capacidad de llevarse bien con su familia y amigos en la escuela.

Mientras que los adultos que experimentan dificultades emocionales y conductuales pueden buscar ayuda hablando en terapia, los niños tienden a encontrar esta opción terapéutica amenazante y casi como un interrogatorio. Como resultado, la Terapia de Juego se utiliza para ayudar a los niños a comunicarse en su propio nivel y a su propio ritmo. Esto les permite comprender los sentimientos confusos y sinsabores que todavía no han tenido la oportunidad de procesar.

¿Qué es la Terapia de Juego?

La Terapia de Juego es un tipo de terapia que ayuda a los niños a expresarse, a explorar sus pensamientos y sentimientos, y a dar sentido a sus experiencias de vida. El juego es una actividad natural del aprendizaje, ayuda a la exploración y la comunicación en los niños, por lo que este medio se considera altamente eficaz para ayudar a los niños a expresar con el juego lo que les puede resultar difícil decir con palabras.

Los terapeutas pueden trabajar con niños de todas las edades en un ambiente seguro y de confianza para ayudarles a asimilar y procesar experiencias difíciles y aumentar de este modo su autoestima y confianza. Pueden trabajar como parte de un equipo o de forma independiente, y pueden tener una referencia para el apoyo profesional adicional como parte de la terapia. El objetivo principal de un terapeuta de juego es equipar a los niños con conductas más adaptativas y mejores mecanismos para la vida cotidiana. Esto sirve para ayudar a desarrollar una visión más positiva de su lugar en el mundo.

¿A qué se puede jugar con la ayuda de la terapia?

El juego es increíblemente importante para el desarrollo de un niño, le ayuda a dar forma a determinadas necesidades sociales, creativas, lingüísticas, emocionales, cognitivas y físicas. Como resultado, la Terapia de Juego puede ayudar a los niños en una variedad de formas, aunque exactamente cómo, va a depender en gran medida de las necesidades individuales de cada niño. El enfoque se considera particularmente importante para los niños que puedan tener dificultades para expresarse verbalmente, aunque por lo general puede ayudar a los niños de todas las capacidades, culturas y géneros.

De manera significativa, la Terapia de Juego ofrece a los niños un espacio seguro y cómodo en el que pueden ser ellos mismos y tienen el apoyo emocional para expresar sus sentimientos libremente. Estos sentimientos pueden ser explorados y contenidos de una manera saludable con la ayuda de un terapeuta de juego con el fin de promover la resiliencia y la confianza dentro de cada niño.

Algunos de los trastornos que los terapeutas infantiles tratan con la Terapia de Juego son:

  • Los niños que tienen trastorno por déficit de atención (TDAH).
  • Los niños que están en proceso de separación de los padres, de divorcio o de conflicto.
  • Los niños que han sido testigos de la violencia doméstica.
  • Los niños que están en el hospital.
  • Los niños traumatizados que han experimentado abuso sexual, físico o emocional.
  • Los niños en hogares de adopción y acogida.
  • Los niños que están pasando por experiencias estresantes de la vida, como la pérdida, enfermedad o muerte de un ser querido.
  • Los niños que han sufrido un accidente grave o un desastre natural.

¿En qué consiste la Terapia de Juego?

La Terapia de Juego consiste en una serie de sesiones, por lo general de 30 a 45 minutos de duración, donde un terapeuta se reunirá con un niño para centrarse exclusivamente en sus necesidades por medio del juego. Algunos terapeutas pueden trabajar con los hermanos o grupos de niños, pero las sesiones individuales suelen ser la forma más común de la Terapia de Juego.

La primera sesión implicará una evaluación, en la que los padres o cuidadores del niño hablarán con el terapeuta acerca de sus preocupaciones. El terapeuta analizará las fortalezas y dificultades del niño, así como su historia con el fin de identificar lo que hace el motivo de la consulta. La información también se puede requerir en la escuela del niño y otros adultos importantes en sus vidas.

En las sesiones por lo general se llevan a cabo semanalmente en el mismo lugar y hora, ya sea en el hogar, la escuela del niño o en una clínica. Esta consistencia ayuda a construir una relación de confianza entre el terapeuta y el niño, y por lo tanto mejora las posibilidades de lograr un tratamiento eficaz.

¿Qué esperar en una sesión?

Las sesiones implican una gran selección de materiales de juego proporcionados por el terapeuta. Estos recursos consisten en juguetes como pequeñas figuras de animales, arena y agua, instrumentos musicales, disfraces, marionetas, arcilla, libros y materiales de arte y artesanía. En lugar de alentar al niño a utilizar explicaciones verbales de lo que les preocupa, el terapeuta le ayudará a expresar pensamientos y sentimientos difíciles a través de las metáforas de juego. Esto implicará el uso de una serie de técnicas que ayudan a los niños a tomar conciencia de lo que están sintiendo y proporcionan oportunidades para que puedan expresar sus emociones y sentimientos. La conciencia es una parte importante de la Terapia de Juego, ya que sin la conciencia el cambio no puede tener lugar.

Algunas de las técnicas utilizadas en la Terapia de Juego son:

  • Visualización creativa
  • La narrativa terapéutica
  • Esculpir
  • Juego de rol
  • Danza y el movimiento
  • Dibujo

Para que este proceso sea efectivo, el terapeuta debe trabajar en la construcción de una fuerte relación terapéutica con el niño. Es importante que los niños se sientan cómodos, seguros y respetados en la Terapia de Juego para que puedan jugar con confianza y sentirse a gusto compartiendo sus sentimientos íntimos. También es fundamental que el niño entienda que el terapeuta está aceptándolos y apoyándolos durante todo el proceso. En última instancia, esta relación positiva fomentará la experiencia correctiva necesaria para promover el desarrollo cognitivo y ayudar a los niños a resolver conflictos internos y desarrollar nuevos patrones de comportamiento y pensamiento.

¿Cuánto tiempo dura una Terapia de Juego?

El número de sesiones de Terapia de Juego necesarias dependerán del niño y sus necesidades individuales. En general, la Terapia de Juego es una intervención a corto plazo (es decir, 12 sesiones o menos), pero en algunos casos, los niños van a requerir un tratamiento prolongado. Algunos terapeutas trabajarán con los niños durante varios años.

¿Cuáles son los beneficios de la Terapia de Juego?

En última instancia, la Terapia de Juego ayuda a facilitar la curación y el desarrollo de nuevos patrones de comportamiento y pensamiento que permite a los niños a ser más resistentes en la vida cotidiana. Al ayudar a liberar a los niños de las experiencias y sentimientos que bloquean su aprendizaje y desarrollo negativos, la Terapia de Juego les permite ver su mundo desde una perspectiva más positiva.

Algunos de los beneficios específicos que los niños pueden obtener de la Terapia de Juego son:

  • Reducción de la ansiedad sobre los eventos traumáticos.
  • Mejora de la confianza y un sentido de competencia.
  • Mayor capacidad de formar enlaces saludables en las relaciones.
  • Mayor capacidad de confiar en sí mismos y en los otros.
  • Mayor nivel de creatividad.

Todas las Terapias Psicológicas

La Terapia de Juego
1 (20%) 1 voto.

3 Comentarios

  1. Se que todo lo enfocáis a los niños. Yo no se a quien recurrir. Tengo una amiga con un niño que tiene paralisis cerebral ya que mi amiga padeció SUFRIMIENTO FETAL.
    Se llama Dani. tiene 23 años. Le encanta hacer puzles. Yo me he dirigido a todas las casas donde fabrican puzles, pero no he hallado respuesta.
    Sugerí PONER UN GANCHO a los mismos para que puedan coger las distintas piezas, ya que tiene distrofia muscular y sus manos poco a poco se van figurando.
    Incluso para las personas mayores, hacer puzles con temáticas especiales para ellos, que les recuerde su juventud o su infancia.
    Perdona por haberme tomado la libertad de usar este espacio, pero los fabricantes no reflexionan en este pepueño detalle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.