psicosis
Psicosis adolescente

Psiquiatras de la Universidad de Montreal identifican adolescentes con alto riesgo de psicosis.

Identificación temprana de la psicosis

Normalmente, la psicosis aparece en la adolescencia o la edad adulta temprana, y alrededor de 100.000 jóvenes experimentan su primer episodio psicótico durante esta época. Lamentablemente, se sabe poco sobre cómo podemos prevenir la psicosis en los adolescentes que están en alto riesgo.

Un estudio canadiense ofrece una nueva esperanza para la identificación temprana y la prevención de la psicosis. Los psiquiatras de la Universidad de Montreal han identificado un marcador cerebral que puede detectar la vulnerabilidad a la psicosis años antes de la aparición de los síntomas.

Nuestra investigación revela que la vulnerabilidad a la psicosis se puede identificar durante un período de la adolescencia temprana,” manifestó la Dra. Patricia Conrod, profesora de psiquiatría en la Universidad de Montreal y autora principal del estudio.

El estudio, publicado la semana pasada en la revista American Journal of Psychiatry, ha demostrado que mucho antes de que una persona comience a tener episodios psicóticos, el cerebro muestra una respuesta emocional más grande a señales no amenazantes y no emocionales.

Te puede interesar: Primeros signos de Psicosis

Cuando esto ocurre, el cerebro está asignando importancia a las cosas benignas en el ambiente que simplemente que no requieren una reacción emocional o basada en la amenaza. Esta anormalidad neurológica puede manifestarse en la percepción de los objetos cotidianos y eventos, e incluso puede llegar a suceder que imagines cosas que simplemente no están.

La predicción de la psicosis en el cerebro

Para el estudio, el equipo de investigación ha llevado a cabo pruebas cognitivas y del cerebro en más de 1.000 adolescentes europeos de entre 14 y 16 años. Los adolescentes también han completado cuestionarios con preguntas sobre la frecuencia de experimentación de diversos síntomas psiquiátricos.

Los investigadores aislaron un grupo de adolescentes de 14 años que informaron que ya estaban teniendo ocasionales experiencias psicóticas, y encontraron que los cerebros de estos adolescentes respondían a estímulos no emocionales como si tuvieran una fuerte importancia emocional.

En el grupo de adolescentes de 16 años, aproximadamente un 6% de los participantes informó tener síntomas psicóticos, como delirios, paranoia y alucinaciones visuales y auditivas. Los investigadores encontraron que la reactividad del cerebro a los estímulos neutros a los 14 años predijo fuertemente la aparición de síntomas psicóticos futuros en los 16 años.

El estudio remarcó que entre los factores de riesgo que intervienen en los trastornos psicóticos cabe destacar: la genética, el estrés infantil y el trauma, la inflamación y la exposición a neurotoxinas, y el uso de drogas como la marihuana o las anfetaminas.

Nueva esperanza para la prevención y el tratamiento

Una identificación más temprana podría generar el retraso de la aparición de la psicosis e incluso prevenir algunas de sus expresiones más devastadoras. “Dada la morbilidad y mortalidad de las enfermedades psicóticas, no hay duda de que necesitamos intervenciones para prevenir su aparición”, destacó Thomas Insel, ex director de los National Institutes of Mental Health. “La identificación temprana de la vulnerabilidad psicosis ofrece a los médicos una gran ventana de tiempo en el que intervenir sobre los comportamientos de riesgo y los procesos clave etiológicos,” concluyó la Dra. Conrod.

La predicción de la psicosis en la adolescencia
5 (100%) 1 voto

  • Los niños al ser inocentes , y no tener creencias, NO PUEDEN ENFERMAR, mas bien los enferman los PADRES por el principio HOLOGRAFICO de DENIS GABOR (FISICO) , Karl Lasley , Karl Pribam, Lyall Watson con la memoria HOLOGRAFICA :
    Empezaremos por presentar a Dennis Gabor, ingeniero, ganador del Premio Nobel en el año 1971 por sus trabajos presentados en los años 40 por el descubrimiento de la holografía.

    Dedujo que cualquier imagen óptica podía ser convertida en su equivalente matemático de patrones de interferencia, la información resultante cuando las ondas se superponen unas sobre otras. La información siempre está en forma de patrones de interferencia mientras no colapse.

    El concepto de holograma inspiró a grandes mentes, como a Karl Pribram, estudioso de cómo se distribuye la memoria en el cerebro, y al físico cuántico David Bohm, el concepto de holograma dio luz a sus teorías de la no-localidad y de que la consciencia no está al margen del Universo. Bohm desarrolló su teoría y la expuso en su libro La totalidad y el orden implicado.

    Karl Pribram, uno de los mayores expertos en el ámbito de la Holografía, empezó siendo un conductista incondicional (según sus propias palabras) a los años cuarenta, para pasar a ser pionero de la psicología cognitiva en los cincuenta, a ser aliado ocasional de los psicólogos humanistas en los sesenta y comienzos de los setenta,
    hasta llegar a convertirse en defensor radical de la experiencia espiritual a finales de los setenta.

    Pribram inició su primera investigación, en los laboratorios Yerkes de Orange Park, junto al famoso científico Karl Lashley. Durante cuarenta años, Lashley había buscado el engrama, la sede y sustancia de la memoria. Había entrenado animales experimentales, para luego dañar selectivamente partes de sus cerebros, suponiendo que en algún punto daría con el sitio de lo que habían aprendido. Al quitar partes del cerebro empeoraba de alguna manera su actuación, pero parecía que, a menos que se dañara mortalmente, era imposible erradicar lo que habían aprendido.

    Pribram fue luego a Yale, donde, durante su estancia de 10 años, contribuyó profundamente a la ciencia del cerebro al desarrollar técnicas que permitieron finalmente el acceso al misterioso y primitivo cerebro límbico. Su investigación de estructuras límbicas, como el hipocampo y la amígdala, demostró la necesidad de
    modificar radicalmente las teorías tradicionales de los “centros superiores” del cerebro que controlaban los inferiores. Resultó que los centros más viejos del cerebro tienen una complejidad y un control mayores de lo que nadie había imaginado hasta entonces.
    A mediados de los sesenta leyó un artículo en Scientific American que describía la primera construcción de un holograma, una especie de imagen tridimensional producida por la fotografía sin lente. Dennis Gabor había descubierto el principio matemático de la holografía en 1947, descubrimiento que le haría merecedor del
    premio Nobel, aunque la demostración de la holografía tuvo que esperar hasta la invención del láser.

    Su principio lo describe el biólogo Lyall Watson:
    “Si se tira una piedra a un estanque, producirá una serie de ondas regulares que avanzan en círculos concéntricos. Arrójense dos piedras idénticas en diferentes puntos del estanque y se tendrán dos series de ondas similares que avanzan hacia sí. Donde se encuentren, interferirán la una con la otra. Si la cresta de una choca con la cresta de la otra, trabajarán juntas y producirán una onda reforzada el doble de alta. Si la cresta de una coincide con el seno de otra, se anularán mutuamente y producirán un remanso de agua tranquila. De hecho se dan todas las combinaciones posibles de ambas, y el resultado final es un arreglo complejo de rizos conocido como pauta o patrón de interferencia. Las ondas luminosas se comportan de la misma manera. El tipo más puro de luz de que disponemos es la producida por un láser, que envía un rayo en el que todas las ondas son de una frecuencia, como las que hace una piedra ideal en un estanque perfecto. Cuando se tocan dos rayos láser, producen un patrón de interferencia de rizos claros y oscuros que pueden recogerse en una placa fotográfica. Y si uno de los rayos, en vez de
    proceder directamente del láser, se refleja de un objeto como el rostro humano, el patrón resultante será muy complejo, pero todavía se podrá registrar. El registro será un holograma del rostro.” Lyall Watson.

    Un holograma se reconstruye a partir de una placa fotográfica que contiene la información en forma de ondas de interferencia. Para poder visualizarlo, será necesario incidir con un fotón (rayo laser) externo. Utilizamos el principio de incertidumbre para colapsar la información y ver la imagen.La luz cae en la placa fotográfica desde dos fuentes: desde el propio objeto, y desde un rayo de referencia, desviado por un espejo. Los remolinos aparentemente absurdos de la placa no se parecen al objeto original, pero la imagen puede reconstruirse con una fuente de luz coherente como la de un rayo láser. El resultado es como una tridimensionalidad proyectada en el espacio, a una distancia de la placa. Si el holograma se rompe, cualquier trozo de él reconstruirá toda la imagen.

    Ésta es una característica importante del holograma: en un espacio diminuto pueden almacenarse miles de millones de bits de información. El modelo de la placa holográfica no tiene dimensión espacio-temporal. La imagen se almacena en cualquier sitio de la placa.

    Varios ingenieros observaron que la idea podía aplicarse en biología y se especuló con esa posibilidad. Pribram vio en el holograma un modelo de cómo puede almacenar memoria el cerebro.
    Si realizamos una analogía con nuestra conciencia (como suma de nuestros pensamientos, sentimientos, deseos, voluntad, etc.), podemos ver que en ella también hay un orden Explicado y un orden Implicado. Nuestros pensamientos, sentimientos y deseos corrientes forman parte de este orden Explicado. Pero por debajo de ellos subyace el orden Implicado, que por similitud llamaríamos el Inconsciente, en el cual se encuentran todos estos programas heredados. Algunos programas se expresan en nuestra vida diaria en forma de circunstancias, otros en forma de comportamientos, otros en forma de tendencias cognitivas/emocionales (temperamento o personalidad), entre otras muchas posibilidades, y todas ellas vendrían a ser el orden explicado.

    Cuando tomamos conciencia, quiere decir que parte de este orden Implicado se ha expresado en nuestra vida en forma de orden Explicado, y por lo tanto nuestra experiencia vital se modifica en algún aspecto.por estos principios se sabe que los padres enferman a los niños , un saludo cuantico.