La líbido femenina, verdades y mitos

pareja cama

Ya dediqué hace un tiempo un artículo en esta misma web de Psicoactiva en la cual explicaba en qué consistía la líbido humana, cómo funcionaba y como se podía mejorar. En este post nos centraremos en las características propias de la libido femenina.

¿Qué diferencia la líbido femenina de la masculina?

Una característica que tiene la líbido femenina es que es más frágil ante los cambios ambientales y las distintas circunstancias que afectan al proceso vital.

A nivel de las hormonas

Las hormonas influyen a lo largo del ciclo menstrual produciendo fluctuaciones hormonales que varían la intensidad del deseo femenino. Se sabe que los días que preceden a la ovulación el cuerpo registra un máximo de estrógenos, es cuando la líbido se encuentra en su momento álgido, siempre que no se usen anticonceptivos hormonales ya que estos modifican dichas fluctuaciones.

Relacionado con el punto anterior, con la llegada de la menopausia la tasa de estrógenos disminuye ya que los ovarios generarán menos testosterona aunque, como los factores psicológicos también tienen mucho peso, no siempre disminuye el deseo, al ser imposible quedarse embarazadas muchas mujeres empiezan a vivir su sexualidad de una manera más relajada, muchas además conocen su cuerpo y se pueden centrar más en sí mismas, así muchas mujeres sienten un despertar del deseo.

A nivel de los factores psicológicos

La educación y cultura heredadas siguen presionado a muchas mujeres en su deseo sexual mucho más que a los hombres lo que les dificulta disociar el deseo sexual y los sentimientos y que aun a muchas les cueste tener relaciones sexuales con personas a la que no sienten cercanas afectivamente.

La líbido femenina y sus mitos

En la sociedad occidental se han creado mitos en torno a la líbido de la mujer, los cuales poco a poco se van derribando aunque todavía están latentes en muchas personas. Algunos de estos mitos serían:

  • Las mujeres no tienen deseo sexual por sí mismas, necesitan a un hombre que les active el deseo. Esto es completamente falso, las mujeres pueden tener un sexo de lo más satisfactorio por sí mismas
  • La fidelidad y la monogamia son más fáciles para las mujeres. Cuando se trata de tentaciones es indiferente el sexo de la persona,
  • Las mujeres necesitan conectarse emocionalmente para disfrutar del sexo. La verdad es que no siempre es así, aunque suele haber mayor empatía, cada vez hay más mujeres que no necesitan tener una intimidad emocional con la otra persona para disfrutar del sexo.
  • A las mujeres les cuesta alcanzar el orgasmo más que a los hombres. Este mito mantiene a muchas mujeres alejadas de su propio placer, el disfrutar o no del sexo no tiene que ver con el sexo de la persona sino más bien de creencias.

 ¿Qué factores pueden disminuir la líbido en las mujeres?

Los factores o causas pueden ser múltiples y variados, vamos a enumerar algunos de ellos.

Un estilo de vida poco saludable

Es importante cuidar el cuerpo con una buena alimentación y con ejercicio físico, si nuestro cuerpo está bien, la líbido también estará en buenas condiciones.

Los anticonceptivos

Los anticonceptivos desequilibran el sistema hormonal natural del cuerpo. Esto hace que muchas mujeres noten menos interés por el sexo si los toman.

La fatiga, cansancio o falta de sueño.

El cansancio puede afectar a todas las áreas de la vida y la sexual no se queda atrás. La falta de energía influye muy negativamente en las ganas de tener de sexo. En esto las mujeres acostumbran ocurre con mucha más frecuencia que en los varones ya que el nivel de autoexigencia suele mayor; la casa, los niños, el trabajo…

Pérdida de deseo tras la maternidad

Al dar a luz es normal que haya una disminución de la líbido ya que la prolactina (la hormona que se produce durante el periodo de lactancia) afecta en ella de forma negativa. A esto hay que sumar; los cambios físicos tras el embarazo que puede provocar inseguridades, la falta de sueño y que la pareja puede distanciarse debido a que cuidar al bebé se convierte en algo prioritario.

Los medicamentos

Los medicamentos también pueden afectar un ejemplo serian los antidepresivos

Los problemas de pareja

Falta de comunicación, celos, cualquier problema en la pareja pueden verse reflejado en la intimidad ya que la libido femenina suele ser más sensible a los factores psicológicos que la masculina. La situación emocional afecta en las relaciones, si no se está a gusto baja el interés por estar con la otra persona. Hay alejamiento y no hay apetito sexual.

Los dolores crónicos

Hay dolores y malestares como la jaqueca o los de espalda que afectan más al sexo femenino y pueden ser críticos para no tener una libido adecuada.

Estrés y cambios en la vida

A todos nos puede estresar ciertas circunstancias y esto puede dañar el deseo sexual, como perder o cambiar de trabajo, tener o no poder tener hijos, eventos emocionantes. Todo esto genera falta de sueño, desconcentración, que no ayuda a potenciar el deseo.

Tener sobrepeso.

A pesar de no ser un factor determinante ya que muchas mujeres con sobrepeso tienen una vida sexual satisfactoria, el exceso de peso influye especialmente cuando se ve mermada la autoestima ya que esto negativiza el concepto que tienen de su cuerpo

Como favorecer la líbido femenina

Es completamente normal que el deseo no siempre surja espontáneamente, pero este se puede provocar de manera consciente. Es importante para ello romper con la rutina y probar cosas nuevas, como lencería atrevida, algún juguete, otro rincón de la casa fuera del dormitorio, ver una peli porno.

Lo que no debería de ser es que la mujer solo tenga sexo para complacer a su pareja, la otra persona tiene mucho que ver en el hecho de que la mujer tenga o no deseo sexual. Las caricias, la demostración de la propia excitación, las palabras y susurros son afrodisiacos muy potentes.

Y también es fundamental que la mujer se conozca a sí misma en el aspecto sexual y de qué manera estimular su cuerpo para obtener el máximo placer y sentirse bien consigo misma. Solo de esa manera se activará su deseo.

La líbido femenina, verdades y mitos
5 (100%) 3 voto[s].

Monica Leiva
Licenciada en Psicología por la UAB y Master en Sexología y Terapia de Pareja por la AEPCCC. Experta en personas con diversidad funcional con más de 15 años de experiencia en Atención directa en CIPO. Experiencia en programas de inserción socio-laboral tanto a nivel voluntario como remunerado en Fundaciones como Trinijove, Clariana y Cruz Roja. Escritora.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here