La historia de Olivia Oatman

La historia de Olivia Oatman recoge hechos impresionantes sobre una masacre familiar y una marca en el rostro que impidió a su protagonista borrar la historia de su pasado.

La literatura académica indica que desde el S. XVII al XIX las adopciones de niños blancos por parte de las tribus nativas americanas fue un tema inquietante para la sociedad, además de los matrimonios interraciales.

De hecho, muchas mujeres blancas no quisieron regresar al espacio de la civilización del cual habían sido raptadas, sino que escogieron permanecer junto a los nativos.

En el caso de Olivia Oatman y otras, regresar a la sociedad civilizada fue un proceso traumático debido a las huellas psicológicas que las tribus indígenas habían dejado en ellas.

Además del impacto psicológicoa Olivia Oatman también le quedó una marca imborrable, un tatuaje propio de la cultura de la tribu en la cual se encontraba en cautiverio.


En efecto, Olivia Oatman se convirtió en la primera mujer blanca tatuada en Estados Unidos, y su tatuaje, además, lo tenía en el rostro, ya que los indios creían que con esta marca aseguraban su paso exitoso al más allá.

Esto denota que, tal vez Olivia simpatizó con los nativos, pues, aunque más tarde dijese que fue obligada, la perfección en el trazo del tatuaje indica que ella posiblemente estuvo de acuerdo.

La historia de Olivia Oatman

Olivia Oatman nació en Illinois, en 1837, vivía junto a sus padres y 7 hermanos. Pero la vida le cambió cuando su familia, perteneciente a los mormones, decidió trasladarse siguiendo a un nuevo líder de dicha religión.

Los registros históricos explican que, en el mes de agosto de 1850, la familia Oatman salió de Missouri siguiendo las ideas de James Brewster, un líder de la iglesia de los mormones quien manifestó haber tenido una visión importante.

Según James Brewster, Dios le había dado una revelación: había una tierra prometida para los mormones, se llamaba Bashan y se encontraba en California.

Brewster reunió muchos seguidores y condujo un vagón que partiría desde Illinois, cruzando las peligrosas zonas del desierto, hasta llegar al destino.

Por supuesto, esto desembocó en una total tragedia en la que la familia Oatman fue víctima mortal.

Casi toda la familia fue masacrada por la tribu Yavapais. En honor a esta familia surgió el nombre de “Oatman”, en la región de Arizona.

El único sobreviviente de la familia fue Lawrence, de 14 años, quien pudo regresar luego y reunirse con otras familias.

Olivia, quien tenía 13, y su hermana Mary Ann, de 7 años, fueron secuestradas por la tribu.

Durante su cautiverio con los Yavapais, las hermanitas se alimentaban mal y eran maltratadas. Pues, su condición era la de esclavas.

Sin embargo, otra tribu, los Mohave, llegó a saber de ellas y sintieron compasión por el trato que ellas recibían, así que propusieron un intercambio.

Aunque no fue fácil al principio, los Yavapais decidieron cambiar a las niñas blancas por algo de comida, y ellas comenzaron a formar parte de la nueva tribu Mohave, quien las introdujo en su sistema cultural.

Un desenlace trágico

Luego de la transacción de “las niñas blancas”, como eran llamadas por los nativos, las cosas fueron más tristes. Entre tantos factores, la historia de Olivia Oatman también impresiona por todo lo que ella soportó.

Estando en el seno de la nueva tribu, llegó una época de hambruna y, aunque los Mohave trataron de ayudarlas a seguir con vida, Mary Ann falleció.

Olivia quedó sola, había perdido a toda su familia. Ahora solo le quedaba adaptarse al medio de vida que le proporcionaba la tribu y sobrevivir.

Para ese momento, Olivia ya había cambiado sus costumbres, vestía como los indios y llevaba un tatuaje igual que ellos.

Al ser rescatada, ella diría que fue esclava de los Mohave, pero muchos concluyen que esto fue falso porque los esclavos no recibían el tatuaje, solo los pertenecientes al clan.

El rescate de Olivia Oatman

La historia de Olivia Oatman continúa llena de vivencias. Al transcurrir el tiempo, los soldados de Fort Yuma recibieron noticias de una mujer blanca que convivía con los Mohave y recordaron que había un joven, Lawrence Oatman, quien buscaba a sus hermanas secuestradas por nativos.

Cuando encontraron a Olivia, ella solo vestía con una falda que dejaba al descubierto su torso y unos collares. Finalmente, lograron establecer un acuerdo y Olivia fue liberada.

El regreso de Olivia a la sociedad no fue sencillo, empezando porque la chica, de apenas 20 años, se convirtió en una curiosidad para muchos.

Un clérigo, de nombre Royal B. Stratton, escribió un libro exitoso que tuvo tres ediciones, y en el que narraba su historia sobre el cautiverio de las hermanas Olivia y Mary Ann.

Olivia viajaba y daba conferencias, las personas se acercaban a ver su tatuaje y a fotografiarla. Durante sus charlas, ella nunca insultó a los nativos Mohave ni llegó a decir cosas negativas.

Una experta en la historia de Olivia Oatman – Kathryn Zabelle Derounian-Stodola- afirmó que todo lo negativo que se llegó a pensar que Olivia dijo sobre los Mohave, en realidad formó parte de la narración de Stratton, y no de Olivia en sí.

En todo caso, la historia de Olivia Oatman señala que ella llegó a casarse con John B Fairchild, un ganadero. Aunque no tuvieron hijos, adoptaron a una niña.

El esposo de Olivia le prohibió salir a dar más conferencias, sin embargo, ella se negó y continuó dando entrevistas para los medios.

También se sabe que llegó a contactar más tarde a los mismos Mohave. Además, siempre tenía en casa un frasco con avellanas y esto era parte de las costumbres de los nativos Mohave.

La sorprendente historia de Olivia Oatman, que ha sido inspiración para libros, películas y series, es un claro ejemplo de supervivencia, lucha y adaptación.

Bibliografía

Avery, V. T. (2007). The Oatman Massacre: A Tale of Desert Captivity and Survival. Western Historical Quarterly. https://doi.org/10.1093/whq/38.1.103

Mifflin, M. (2009). The Blue Tattoo: The life of Olive Oatman. In The Blue Tattoo: The Life of Olive Oatman.

Grear, C. D. (2007). The Oatman Massacre: A Tale of Desert Captivity and Survival (review). Southwestern Historical Quarterly. https://doi.org/10.1353/swh.2007.0061

Witherspoon, W. (2007). The Oatman Massacre: A Tale of Desert Captivity and Survival by Brian McGinty. Western American Literature. https://doi.org/10.1353/wal.2007.0077


Isbelia Farias
Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here