mujer-delirio

La depresión es un trastorno del estado de ánimo comúnmente muy diagnosticado y conocido a nivel mundial, más muchos no saben que este presenta una subdivisión de acuerdo a ciertas fases del ciclo vital o de desajustes a nivel mental. Uno de estos subtipos es la depresión psicótica, también denominada como psicosis depresiva, el cual se caracteriza principalmente por ser una depresión con presencia de síntomas de psicosis. Siendo un trastorno tan poco conocido vale la pena mencionar que de acuerdo a cifras estadísticas una de cada 4 personas diagnosticadas con depresión evidencia síntomas de este trastorno.

Por tal razón a continuación evidenciaremos cuáles son las características de una persona con este trastorno llamado depresión psicótica.

Síntomas principales

Es importante resaltar que al ser un subtipo de trastorno depresivo, se manifiestan los síntomas de la depresión mayor, es decir, sentimientos de desesperanza, sensación de culpa, sensación de fatiga constante, retraimiento social e irritabilidad, bajo estado de ánimo, anhedonia (es decir, disminución o ausencia del placer en actividades que antes le agradaban).

Delirios y alucinaciones

Están presentes los delirios y las alucinaciones vinculadas al estado de ánimo. Por tal motivo vale la pena aclarar que significan estos 2 términos: una alucinación son todas aquellas percepciones sensoriales, es decir a través de los sentidos (visión, audición, gusto, tacto y olfato) que no coinciden con la realidad. Por ejemplo: percibir que alguien me está hablando cuando no estoy con nadie, en una depresión psicótica se presentan alucinaciones auditivas como “no mereces vivir”.

Por otro lado, los delirios son opiniones o juicios falsos a los cuales les tiene una gran certeza, más el contenido de estos delirios es imposible. Un ejemplo de esto en la depresión psicótica puede ser una persona que cree padecer una enfermedad incurable porque cree que “se lo merece”.

Pensamiento lento

A nivel cognitivo las personas con este trastorno evidencian inhibición, es decir disminución o ausencia considerable de actividad a nivel de toma de decisiones, resolución de problemas, atención, concentración y de otras habilidades características del pensamiento. Esto acompañado de una seria dificultad respecto al habla y la comunicación.

Alteraciones en la conducta motriz

Esta lentitud evidenciada anteriormente en el pensamiento también se refleja a nivel de conducta motora, es decir, en la dificultad de llevar a cabo actividades que impliquen cierto movimiento, ya sean finas que exigen el uso de pocos músculos como escribir o gruesas que implican el uso de un conjunto de varios músculos para actividades complejas como caminar, correr, alimentarse, bañarse, vestirse; entre otras. Una persona con depresión psicótica presenta lentitud o torpeza a realizar estas actividades.

Alteraciones conductuales

Además de todo esto la persona presenta conductas poco comunes o exageradas, algunas de las cuales pueden ser: llorar descontroladamente, gritar, quejarse por cualquier detalle, entre otras.

Otros síntomas relacionados

Ya hemos visto previamente que debido a la depresión psicótica hay alteraciones a nivel emocional, de pensamiento, de conducta motora, de comportamientos; ahora vamos a mencionar algunos síntomas a nivel fisiológico, es decir, cambios en el organismo de la persona diagnosticada con este subtipo de trastorno depresivo.  Algunos de ellos pueden ser: sequedad en la boca y disfunciones sexuales (es decir, dificultad al realizar la actividad sexual ya sea mujer u hombre).

Factores de riesgo

Los factores de riesgo son todos aquellos factores que predisponen o inducen de cierta forma el riesgo de presentar una condición y/o enfermedad ya sea a nivel físico o psicológico.

En este trastorno existen factores de riesgo personales, es decir, algunas características individuales (que si no son modificadas) pueden hacer que sea más probable que se presente en algún momento de su vida un trastorno depresivo psicótico. Algunas son: presencia de rasgos de personalidad narcisista, baja autoestima, egoísmo, falta de empatía, miedos excesivos, impulsividad y abuso de sustancias psicoactivas.

Además de estos factores existen otros factores de riesgo familiares, lo cuales son todas aquellas condiciones o situaciones relacionadas a la dinámica familiar. Respecto a una persona con tendencia a presentar depresión psicótica podemos evidenciar a nivel familiar: antecedentes de familiares con depresión o con psicosis (que hayan estado internados en un centro de atención en salud mental), problemas hormonales, entre otros.

Conclusión

En conclusión, son varios factores de distinta naturaleza que al manifestarse en algún momento de la vida en una persona pueden producir que está presente cierto grado de vulnerabilidad ante la posibilidad de ser diagnosticada con un trastorno como la depresión psicótica. Por tanto, es de vital importancia aprender a manejar de forma positiva las situaciones que se nos presentan, siempre de la mano de la familia como un entorno protector. Si en algún momento llegas a presentar una o varias de estas características consulta con un psicólogo antes de que sea demasiado tarde. Recordemos que ¡la idea es prevenir y no tener que lamentar!

La depresión psicótica, síntomas y factores de riesgo
5 (100%) 4 votos.

1 Comentario

  1. Hola, despues de leer el articulo me pregunto; ¿ si un Sociopata padece esta depresión de forma crónica?.
    Los sintomas son muy parecidos, falta de empatia, narcisismo, impulsividad.

    Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.