Qué es la compra compulsiva o adicción a las compras

Muchas veces con la llegada de las rebajas hay quien gasta más de lo que puede, pero existe una parte de la población para los que estas fechas sólo son una excusa perfecta para comprar de todo y a todas horas. El hecho de comprar un poco más de la cuenta es algo normal, dada la sociedad en la que nos movemos, pero esta actividad se puede convertir en algo peligroso e incluso patológico.

Los expertos hablan de compra compulsiva como de un trastorno que se caracteriza, básicamente, por una urgencia irresistible de compra masiva de objetos superfluos. Esta adquisición se acompaña de sentimientos de ansiedad, irritabilidad y nerviosismo. Tras un breve período de alivio temporal de la tensión, la persona experimenta un sentimiento de culpa que no le impide, sin embargo, volver a comprar, ya que no hay ningún control sobre los impulsos y no se distingue entre deseo y necesidad.

Perfil del comprador compulsivo

La compra compulsiva la sufren aquellas personas que compran sólo por el placer de comprar, no porque necesitan lo que adquieren. El perfil de la persona que padece adicción a la compra es muy similar al del ludópata. Para muchos compradores compulsivos, la compra les otorga el poder de decisión negado en su entorno familiar o laboral.

El sector de la población que destaca como compradores compulsivos son mujeres jóvenes, con un nivel económico, cultural y profesional elevado. La compra compulsiva suele comenzar a los 18 años y se manifiesta como un problema entre 7 y 10 años más tarde, por las deudas acumuladas, sensación de ser rechazado, sentimientos de culpa, dificultades financieras, legales, problemas conyugales y familiares.

Causa / Etiología de la compra compulsiva

Se desconoce la causa de la compra compulsiva, pero en el ámbito profesional se esgrime como razones que provocan este trastorno el tipo de vida de las sociedades consumistas y las posibles carencias afectivas y descompensaciones personales o profesionales, a las que se da salida con compras excesivas de objetos para uno mismo o para los demás.

De una manera más detallada, las principales causas de la adicción al consumo son las siguientes:

a) preexistencia de rasgos psicológicos específicos (ser caprichoso e impulsivo, un nivel alto de ansiedad en relación con la compra, etc.);
b) insatisfacción personal;
c) atracción por los estímulos de consumo;
d) mayor aceptación de valores consumistas y vulnerabilidad psicológica hacia los mensajes que relacionan el consumo con la felicidad y el éxito social;
e) bajo nivel de autoestima y desconfianza hacia las propias aptitudes o habilidades.

La compra compulsiva es como cualquier otro comportamiento obsesivo. Es un trastorno de una conducta normal que, en este caso, a fuerza de repetirse y de provocar una sensación agradable, pasa a ser buscada con ansiedad.

Tratamiento de la compra compulsiva

Los psicólogos recomiendan combinar el tratamiento farmacológico con diversas medicaciones psicotrópicas, incluyendo antidepresivos, ansiolíticos, estabilizadores del humor o antipsicóticos. Últimamente también se les trata con medicación antiobsesiva a dosis inferiores a la del trastorno obsesivo-compulsivo (fluvoxamina, un antidepresivo inhibidor de la recaptación de serotonina). Además, conviene aplicar diferentes tipos de terapia (terapia grupal, psicoterapia individual cognitivo-conductual, etc.) para mejorar la autoestima.

Laura Romero
Suscríbete a nuestro canal YouTube

La compra compulsiva: quién la padece y por qué
4.2 (83.33%) 6 votos.

4 Comentarios

  1. Personalmente me eriza el vello el poder caer en la adicción a las compras de índole online, mi razonamiento es el siguiente : “tienda abierta las 24 h, en donde mirar y mirar marcas, precios,… Todo a mano sin moverte del sofá, lo cual conlleva que al no desplazarte a ninguna tienda real, no te cansas, con lo cual hay miles de posibilidades a tu alrededor para acabar picando. Veréis, una persona conocida me pidió ayuda a las 6 de la mañana, pidiéndome literalmente que “la ayudase a no caer arruinada”. Fui a su casa a cerrarle el ordenador ya que me dijo que ella no podía dejarlo cerrado ni cinco minutos. Veía como sus tarjetas de crédito estaban en las últimas y, aún seguía con su rutina de compras por todas las tiendas on line del mundo. Llegó incluso a comprar un cuerno supuestamente de un elefante bebé africano que en vida daba buena suerte a su cuidador. Esto último resultó un timo que pagó y jamás volvió a saber nada ni del cuerno ni de su vendedor.
    La noche que me llamó estaba envuelta en lágrimas, deudas y desolación absoluta. Lleva tres meses en tratamiento que efectivamente se trata desde el aspecto farmacológico y psicológico. Por supuesto estos medicamentos los prescribe siempre un psiquiatra. Esto no es un juego aunque todo lo online parezca un juego. No, no lo es en absoluto. Mi amiga mejora y yo tengo miles de temas que contar menos de todo aquello que tenga que ver con compras. Aunque parezca imposible no hablar de compras os aseguro que hay miles de temas, y que además resultan más interesantes, divertidos, energíazantes y bonitos. Una falda te la describo, una vivencia te invita a tí a querer vivir. Apoya a tus amistades a comprender que comprar a todas horas te arruina y te desvitaliza. Un abrazo a [email protected]

  2. Yo quería saber cómo se llama mi problem porque compro cosas asta quedar endeuda no lo puedo controlar con esas deudas perdí a mi familia quiero sanar ayudeme

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.