bulimia

La bulimia es una enfermedad peligrosa que viene azotando desde hace tiempo a los países desarrollados desde hace tiempo y a la comunidad latinoamericana desde hace varios años. Las estadísticas muestras un incremento en los últimos 5 años, y la proliferación de información en las redes sociales y en la televisión, no ayudan mucho. Es importante tener en cuenta que cualquier persona puede ser víctima de esta enfermedad, que arranca en lo mental, pero que termina afectando físicamente a la persona hasta límites insospechados.

Síntomas de la bulimia

Lo primero y más importante es conocer cuales son los síntomas que pueden determinar si tienes o no bulimia; es necesaria la intervención de un profesional, tanto para el diagnóstico inicial, como para el tratamiento posterior, que incluye relacionamiento de terapia psicológica y física.

Te puede interesar: Si eres de México y necesitas un profesional lo podrá encontrar en Psico.mx, directorio referencia de psicólogos en México.

Los principales síntomas van desde atracones de comida (exceso de ingestión de comida en tiempos cortos), falta de control sobre esas ganas de comer en exceso, utilizan métodos excesivos para no subir de peso (y poder seguir comiendo de más) tales como vomitar tras cada comida o por lo menos una o dos veces a la semana, utilizar laxantes o diuréticos para no subir de peso, ejercitarse en exceso o ayunar siempre. Otro síntoma importante y que puede ser determinante para saber si padeces o no bulimia tiene que ver con la imagen que proyectas en el espejo; las personas con este trastorno mental tienen una imagen de sí mismos desproporcionada y alejada de la realidad social.

mujer-espejo

Tras un diagnóstico profesional que dictamine que padeces bulimia, debes convencerte de que quieres ayuda y que estás padeciendo una enfermedad que necesita de ayuda profesional. Cuando estás sintonizada con tu familia en que necesitas ayuda, todos los tratamientos son más fáciles de ejecutar y los resultados se dan en un tiempo menor del que usualmente dura en funcionar un tratamiento.

Desencadenantes de la bulimia

Hay que identificar cuáles son los factores que desencadenan tus crisis, para ello, es importante tener en cuenta:

  • Si cuando te miras al espejo experimentas pensamientos o emociones negativas.
  • Si al tener una pelea familiar o con algún amigo, sientes ganas de realizar algún tipo de actividad relacionada con la bulimia
  • Si los estados de ánimo negativos se generan más rápido y duran más tiempo de lo normal: ansiedad, tristeza, melancolía, frustración… Y en esos estados sientes deseos de saciarte de comida hasta límites terribles y luego purgarte o vomitar.

La alimentación intuitiva debe ayudarte a mejorar tu relación con la comida y a disfrutarla de manera adecuada. Este tipo de terapia ayuda a la mente a generar un cierto tipo de vínculo profundo con la comida, podrás desarrollar una conciencia interoceptiva, es decir, podrás entender y sentir lo que pasa al interior de tu cuerpo de acuerdo con lo que comes. Esta sensación de dará una percepción adecuada de que es lo que tu cuerpo necesita y, sobre todo, de cual es la cantidad adecuada para que tu cuerpo no se sature. Teniendo esta conciencia de tu cuerpo, va a ser más fácil lograr controlarte por ti mismo o misma, ayudando al cuerpo a obtener una memoria propia sobre lo realmente necesario, disminuyendo la sensación de pérdida de control. Y lo más importante es que mediante la alimentación intuitiva, mejorarás tu salud física y mental, disminuirás problemas internos y mejorará tu autoestima.

Recomendaciones

Se recomienda escribir un diario con eventos o situaciones que se sientan en momentos de crisis relacionado con la bulimia. Esto ayudara a generar conciencia sobre lo que se come y como se come. Además, te ayudará como expresión sentimental de tus sensaciones internas.

Otra estrategia es la de comprar solamente lo necesario en el mercado. No es necesario comprar comida en exceso, esto sobre todo para evitar la tentación en alguna crisis. Teniendo en casa solamente lo necesario se hace importante realizar planificaciones periódicas de la alimentación que se va a consumir, se debe ser claro sobre las cantidades y ceñirse al calendario programado, eso hace importante la disciplina para mejorar. La idea de la dieta es manejar de tres a cuatro comidas diarias, sumado esto a dos o tres refrigerios ligeros. Esta estrategia ayuda a acelerar el metabolismo con lo que se puede reemplazar grasa corporal por masa muscular, además ayuda a disminuir la ansiedad; claro que siempre se debe respetar la rutina en cuanto a las cantidades.

Por supuesto que hay que pedir ayuda profesional, existen una variedad de terapias que ayudarán a superar el trastorno en el corto plazo. Terapias tipo cognitivo – conductual e intrapersonal pueden afianzar la nueva relación con la comida; ahora bien, la terapia debe ser considerada una alianza, debes encontrar a un terapeuta con el que te sientas a gusto y con el que puedas abrirte y ser sincera. Esta alianza debe ser el bastión para poder superar tus problemas.

La bulimia, consejos para superarla
5 (100%) 1 voto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.