La Barrera Hematoencefálica (BHE)

Contenido

Qué es la barrera hematoencefálica

La barrera hematoencefálica (BHE) es un sistema de protección contra la entrada de sustancias extrañas. Las funciones del encéfalo pueden alterar gravemente por la absorción de algunas sustancias químicas. Por este motivo, debe mantenerse aislado de los cambios transitorios en la composición de la sangre (concentraciones hormonales, iones, etc.) Como consecuencia de la comida o del ejercicio físico.

La BHE es un sistema de protección que impide el paso de muchas sustancias tóxicas desde la sangre hasta el cerebro.

Cómo funciona la BHE

La BHE es una barrera selectivamente permeable, ya que permite el paso moléculas pequeñas como iones o agua, pero en cambio no permite el paso de moléculas grandes como las proteínas.

La BHE responde a la estructura peculiar de los vasos sanguíneos en todo el cuerpo; las células que forman las paredes de los vasos sanguíneos no están unidas entre sí de una manera absolutamente hermética, sino que dejan pequeñas aberturas que permiten el intercambio libre de la mayoría de sustancias entre el plasma sanguíneo y el líquido del exterior los vasos sanguíneos que rodea las células.

proteccion-sn5

En el SNC; los capilares no tienen estas aperturas, y por tanto, muchas sustancias no pueden dejar la sangre. Es decir, en el SNC las células de las paredes de los vasos sanguíneos están muy unidas y constituyen una barrera al paso de muchas moléculas.

Es importante destacar que la BHE no impide el paso de todas las moléculas grandes. Algunas de estas, las imprescindibles para un funcionamiento cerebral normal como la glucosa, son transportadas activamente a través de las paredes de los vasos sanguíneos mediante proteínas especiales que actúan de transportadores.

La BHE no es uniforme en todo el SN. Hay lugares donde es relativamente permeable, que permiten que algunas sustancias, que en otros lugares no podrían atravesarla, puedan pasar libremente por estas zonas. Estas zonas están en contacto con las paredes del ventrículo cerebral y se llaman circumventriculares. Por ejemplo, en una zona del encéfalo llamada área postrema, la BHE es mucho más débil, y hace que incremente la sensibilidad de esta región a las sustancias tóxicas que se encuentran en la sangre.

Discontinuidad de la barrera hemotoencefálica

Aunque nos parezca que la BHE cubre tozo nuestro cerebro, en realidad existen áreas que no poseen esta barrera de protección. La mayoría de esas áreas se hallan alrededor de los ventrículos cerebrales, llamados también órganos circunventriculares e incluyen los plexos coroides, el órgano vasculoso de la lámina terminal, el órgano subfornical, el órgano subcomisural, la eminencia media, la glándula pineal, la neurohipófisis, y el área postrema.

En estas áreas sin BHE existe un libre intercambio bidireccional entre moléculas sanguíneas y neuronas, y contribuyen a regular el sistema nervioso autónomo y las glándulas endocrinas.

Rotura de la BHE

Cuando la barrera hematoencefálica se rompe, como es el caso de algunos cánceres de cerebro, infecciones cerebrales o cuando existen rupturas en los vasos sanguíneos, algunas sustancias que normalmente se mantienen fuera del cerebro pueden penetrar y causar problemas.

Algunas evidencias sugieren que el debilitamiento de la barrera hematoencefálica puede preceder, acelerar o contribuir a una serie de trastornos neurodegenerativos. Hay estudios que sugieren que una barrera hematoencefálica con fugas permite el paso demasiadas células blancas de la sangre hacia el cerebro en las personas con esclerosis múltiple. Con el acceso libre al cerebro, estas células atacan la mielina, la capa aislante de las células nerviosas, dando lugar a síntomas devastadores de la enfermedad.

Existen otras condiciones neuropatológicas en las que se modifica el funcionamiento normal de la BHE, como hipoxia e isquemia. El estrés también constituye un factor importante que afecta el funcionamiento y desarrollo de la BHE; en el mamífero adulto el estrés agudo aumenta la permeabilidad de la BHE a macromoléculas circulantes en la sangre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here