Autoestima niños
“Tienes la facultad de poder convertirte en lo que deseas ser. Plantéate tus expectativas y entérate de que llegarás a ser lo que se te ocurra, sea lo que sea”. Wayne W. Dyer

Para qué nos sirve la autoestima

La autoestima es esencial para la supervivencia psicológica. Es el concepto que tenemos de nuestra valía y se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo durante nuestra vida; creemos que somos listos o tontos; nos sentimos antipáticos o graciosos; nos gustamos o no. Los millares de impresiones, evaluaciones y experiencias así reunidos se conjuntan en un sentimiento positivo hacia nosotros mismos o, por el contrario, en un incómodo sentimiento de no ser lo que esperábamos.

Uno de los principales factores que diferencian al ser humano de los demás animales es la consciencia de sí mismo: La capacidad de establecer una identidad y darle un valor. En otras palabras, tú tienes la capacidad de definir quién eres y luego decidir si te gusta o no tu identidad. El problema de la autoestima está en la capacidad humana de juicio. El juzgarse y rechazarse a sí mismo produce un enorme dolor, dañando considerablemente las estructuras psicológicas que literalmente te mantienen vivo.

La autoestima en los niños

La guía que exponemos a continuación va dirigida a los niños de 6 a 12 años y su objetivo principal estaría en lograr poder personal y una autoestima positiva. Creemos que el poder personal y la autoestima positiva son habilidades que pueden ser aprendidas. A pesar de que nuestro escrito es un diálogo directo con los niños, los padres podrán usarlo como herramienta para transmitirles el tema de la autoestima,

  • ¿Qué significa defenderte solo?
  • Significa ser sincero contigo mismo
  • Hablar por ti mismo, cuando ésta sea la medida adecuada
  • Siempre tienes alguien de tu lado (tú mismo)
  • ¿Qué necesitas para defenderte solo?

Poder personal

Una parte importante del poder personal es llegar a conocerte a ti mismo. Tú no puedes defenderte, si no sabes quién eres. Tú no puedes defenderte solo, si ni siquiera te gustas a ti mismo.

¿Cómo obtener y usar el poder personal?

El poder personal significa tener seguridad y confianza en uno mismo. Consta de cuatro partes:

  • Ser responsable
  • Saber elegir
  • Llegar a conocerte a ti mismo
  • Adquirir y utilizar el poder en tus relaciones y en tu vida.

Tú eres responsable de tu conducta y tus sentimientos

Algunas veces las demás personas hacen o dicen cosas que no nos gustan. Quizás nos enfadamos o nos sentimos frustrados. Nosotros somos responsables únicamente de nuestra propia conducta. Los adultos pueden usar más y mejores palabras que los niños, pero lo que están diciendo es exactamente lo mismo ” ¡no soy responsable! “. Tú bien sabes que eso no es verdad, así que la próxima vez que un adulto diga ” ¡tú me obligaste a hacerlo! “, tú puedes decirte a ti mismo, ” yo no obligué a esa persona a hacer nada; yo solamente soy responsable de mi propia conducta “. Esta es una manera de defenderte solo.

Ser responsable te ayuda a sentirte seguro y con confianza dentro de ti. Te da una sensación de poder personal. Ser responsable no es lo mismo que ser perfecto. Nadie es perfecto!.

Nadie te puede hacer feliz o infeliz, nervioso o enojado, aburrido o curioso. Tú eres responsable de tus propios sentimientos. Podemos decidir por nosotros mismos cómo queremos sentirnos.

Saber elegir

Debido a que tú eres responsable de tu conducta y de tus sentimientos, tú puedes elegirlos. Tú puedes escoger lo enojado, frustrado o triste que te quieres sentir. Tú puedes también elegir cambiar tus sentimientos.

Una parte importante del aprender a elegir es aprender a hacerlo correctamente. Esto comienza al decidir lo que esperamos que suceda como resultado de nuestra elección, y de si nuestras expectativas son realistas. Vivimos en una cultura que da gran valor al éxito, pero esto no tiene nada que ver con el valor personal, es decir desenvolvernos personalmente lo mejor posible en las actividades que creemos que son importantes y estar a gusto con nosotros mismos aún cuando nuestra idea de “lo mejor” no sea precisamente lo mejor.

Llegar a conocerte a ti mismo

Si te esfuerzas demasiado en complacer a otras personas, es difícil que llegues a conocerte a ti mismo. Una buena manera de llegar a conocerte a ti mismo es nombrar y reconocer tus sentimientos, tus sueños futuros y tus necesidades.

Los sentimientos tienen sus propios nombres especiales. Llamar a los sentimientos por su nombre correcto aumenta tu poder personal. La mayoría de los sentimientos pueden ser agrupados en ocho tipos básicos. Cada tipo incluye un sentimiento de baja y de alta intensidad.

De baja intensidad

  • Interesado
  • Alegre
  • Sorprendido
  • Apenado
  • Temeroso
  • Enojado
  • Avergonzado
  • Desdeñoso

De alta intensidad

  • Emocionado
  • Contento
  • Asustado
  • Angustiado
  • Aterrorizado
  • Furioso
  • Humillado
  • Disgustado

Algunas veces puede resultar difícil diferenciar los sentimientos: eso se debe a que puedes experimentar más de un sentimiento a la vez. Los sentimientos no son equivocados o adecuados, buenos o malos; simplemente son.

Tus sueños futuros son tus metas personales. Estas le dan una dirección a tu vida, un propósito y un significado. Los sueños futuros cambian. Conforme las cosas a tu alrededor cambian (según como cambia tu interior) tendrás que ir decidiendo lo que quieres ser y hacer.

Las necesidades no son ni adecuadas ni equivocadas, ni buenas ni malas; simplemente son. Existen siete necesidades básicas que toda la gente comparte.

  • La necesidad de relacionarse con otras personas
  • La necesidad de acariciar y abrazar
  • La necesidad de pertenecer y de sentirse “uno” con los otros
  • La necesidad de ser diferente y aparte
  • La necesidad de sentirse digno, valorado y admirado
  • La necesidad de hacer algo por otros
  • La necesidad del poder en nuestras relaciones y en nuestras vidas.

Es importante que uses todos tus sentimientos, tus sueños futuros y tus necesidades; no los cuestiones ni los juzgues, simplemente experiméntalos, nómbralos y acéptalos. Ellos te pertenecen.

Existe una forma muy simple para reclamar tus sentimientos, tus sueños futuros y tus necesidades, se llama “discute las cosas contigo mismo”.

Algunas veces los sentimientos son demasiado difíciles de manejar, especialmente aquellos que no son buenos. Nos sentimos muy turbados o temerosos y muy avergonzados o enojados de que el sentimiento se apodere de nosotros. En situaciones como esta, necesitamos una manera de escapar de nuestro sentimiento. Aquí te damos cuatro trucos que puedes poner en práctica:

  • Encuentra algo de que reírte
  • Enfoca tu atención hacia otra cosa que no sea ese sentimiento
  • Medita
  • Sueña despierto

Algunas veces la mejor manera de escapar de algo, es mirar hacia atrás y ¡enfrentarlo!. Este sueño que tienes despierto te ayuda a enfrentarte al “monstruo” de tu intenso sentimiento.

Adquirir y utilizar el poder en tus relaciones y en tu vida

Existen dos clases de poder que tú debes conocer: el poder del papel que juegas y el poder personal. Estas son las diferencias:

El poder del papel que desempeñas es algo que tú obtienes “porque sí”. El poder personal es algo que obtienes porque tú lo quieres y trabajas para lograrlo.

El poder del papel que desempeñas depende de que tengas alguien sobre quién ejercer ese poder. El poder personal depende solamente de ti.

Solamente algunas personas pueden tener poder únicamente por su papel. Pero cualquiera puede tener valor personal aunque mucha gente tenga poder de mando sobre ti.

Acepta que algunas personas tienen autoridad sobre ti. Utiliza tu energía para desarrollar tu poder personal. Esta es la manera de luchar por ti mismo.

Cuando nos importa lo que otra persona piense de nosotros, le damos a esa persona poder sobre nosotros. ¿Cómo podrás saber si te están tratando con respeto? Presta atención a tu sentimientos. Si el estar con ellos y aprender de ellos te agrada y te sientes bien en tu interior, entonces hazlo.

Aún cuando eres “solamente un niño”, ¡¡ Tú eres una persona con poder !! Solamente piensa en las cosas que puedes hacer.

Puedes ser responsable de tu conducta y de tus sentimientos:

  • Tú puedes hacer elecciones acerca de tu conducta y de tus sentimientos
  • Tú puedes nombrar y reclamar tus sentimientos
  • Tú puedes nombrar y reclamar tus sueños futuros
  • Tú puedes nombrar y luchar por tus necesidades
  • Tú puedes hacer una gran escapatoria cuando tus sentimientos resulten ser demasiado fuertes para manejarlos.
  • Tú puedes tener poder en tus relaciones con otras personas.

Todas estas cosas aumentan tu poder personal. Con poder personal, ¡¡Tú estás realmente controlando tu propia vida!!

Suscríbete a nuestro canal YouTube

La autoestima positiva en los niños
4.7 (93.33%) 3 votos.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.