anorexia
Anorexia

Contenido

Qué es la anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es uno de los trastornos psicológicos cuyo desenlace puede ser la muerte. En la mayoría de los casos el inicio de la enfermedad suele coincidir con el de la adolescencia. Aunque el rango de edad ha ido variando a lo largo de la historia de la enfermedad, el inicio del trastorno se sitúa entre los 14 y los 18 años, encontrándose la franja de riesgo entre los 10 y los 24 años, sin embargo en la actualidad se están describiendo casos en niñas cada vez más pequeñas, este dato, unido al aumento de la edad pediátrica hasta los 14 años, hace que se trate de un cuadro que se pueda detectar desde la consulta del Pediatra.

La característica fundamental de la anorexia nerviosa consiste en una pérdida significativa de peso, por debajo del nivel normal mínimo, originada por la propia persona, mediante un exhaustivo control de la ingesta de alimento, asociado a un intenso miedo a ganar peso y a una distorsión grave de su imagen corporal (dismorfia), esta pérdida de peso lleva asociado un trastorno hormonal que se manifiesta en la mujer como amenorrea.

La pérdida de peso se consigue mediante una disminución de la ingesta total, acabando en la mayoría de los casos con una dieta muy restringida, limitada a unos pocos alimentos. Les cambian los hábitos alimentarios, obvian el comer con más gente, sin embargo les encanta preparar comidas con un alto grado calórico para que disfruten los demás de ellas. Existen otras formas de perder peso como la utilización de vómitos autoprovocados y el uso de laxantes y diuréticos (purgas), así como el ejercicio excesivo.

Subtipos de anorexia

Según el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales DSM V, podemos distinguir dos subtipos en la anorexia nerviosa:

  • Tipo restrictivo: este subtipo describe cuadros clínicos en los que la pérdida de peso se consigue haciendo dieta, ayunando o realizando ejercicio intenso. Durante los episodios de anorexia nerviosa, estas personas no recurren a atracones ni purgas.
  • Tipo compulsivo/purgativo: este subtipo se utiliza cuando el individuo recurre regularmente a atracones y purgas (o ambos). La mayoría de los individuos que pasan por los episodios de atracones también recurren a purgas, provocándose el vómito o utilizando diuréticos, laxantes o enemas de una manera excesiva. Existen algunos casos incluidos en este subtipo que no presentan atracones, pero que suelen
    recurrir a purgas, incluso después de ingerir pequeñas cantidades de comida.

Factores de riesgo en la anorexia

Familiares:

  • Sobreprotección y rigidez. Dependencia interpersonal.
  • Entorno familiar estresante.
  • Normatividad, importancia de la imagen social y aspecto físico.
  • Familiares obesos.
  • Perfeccionismo, auto-exigencia y altas expectativas de logro.
  • Padres con trastornos adictivos (bulimia), emocionales o de alimentación.

Personales:

  • Menarquía, exceso de peso, apariencia adulta.
  • Personas significativas llaman “gorda”. Experiencias intensas de fracaso. Baja tolerancia a la frustración.
  • Perfeccionismo y auto-exigencia; expectativas altas de logro y bajas de auto-eficacia. Ansiedad de ejecución.
  • Percepción de pérdida de control; miedo a perder el control. Sensación de impotencia o insatisfacción consigo misma.
  • Déficit en autocontrol.
  • Miedo a la madurez sexual.
  • Comportamiento sumiso o agresivo; déficit de habilidades sociales.

Sociales:

  • Importancia del físico y formas sociales.
  • Competitividad, perfeccionismo y expectativas de logro.

Hábitos alimentarios en la anorexia

  • Rechazo selectivo de algunos alimentos
  • Manipulación de los alimentos (esconderlos, lavarlos, desmenuzarlos, retirar grasa y encontrar gran cantidad de desperdicio)
  • Desarrollo de actitudes obsesivo-compulsivas respecto a la comida o bebida (rituales, potomanía)
  • Aislamiento durante las comidas o permanecer de pie o en movimiento
  • Prolongación exagerada del tiempo de comida
  • Alteración de los horarios de comida y sueño
  • Interés excesivo por los temas culinarios
  • Excesiva atención hacia la ingesta del resto de la familia intentando que la misma sea abundante.

Se utilizan distintas técnicas y estrategias para modificar las conductas de comer desadaptativas. Los métodos de control del estimulo se emplean normalmente para controlar los atracones y las conductas purgantes en la bulimia nerviosa. El insistir en la importancia de hacer tres comidas al día, a la misma hora y en el mismo lugar, sirve para reducir los atracones, ya que se disminuye el que se dé el agotamiento de la energía y hambre, estos últimos producidos por hacer dieta y por saltarse las comidas. Además, los estímulos ambientales que provocan los atracones pueden ser extinguidos gradualmente por medio de este método.

Tratamiento de la anorexia

Fomentar los principios básicos del comportamiento alimenticio saludable

  • Hacer tres comidas al día
  • No saltarse comidas.
  • Comer con base en un horario coherente. Nunca comer “a la carrera”.
  • Comer siempre sentado/a
  • Comer lentamente
  • Servirse porciones que vayan de moderadas a pequeñas
  • No comprar comida cuando se tiene hambre
  • No utilizar los cambios en el peso para evaluar la imagen corporal
  • Establecer objetivos conductuales y adherirse a ellos

Otros procedimientos que fomentan el control sobre los atracones incluyen enseñar al paciente a: comer más lentamente, echarse porciones más pequeñas, dejar comida en el plato y tirar lo que sobra. Puede ser útil también modificar la elección de alimentos y las prácticas de compra, tal como adquirir comida cuando se tiene hambre. Los contratos conductuales entre el terapeuta y el paciente puede fomentar la adherencia a los planes de comida y especificar objetivos conductuales sobre el comportamiento de comer (p. Ej., cenar en una mesa al menos cinco veces a la semana o comprar solo un helado en vez de toda una barra de helado). El empleo del refuerzo para aumentar la frecuencia de conductas alimenticias deseables puede aumentar la frecuencia de conductas alimenticias deseables puede aumentar la adherencia al programa de tratamiento.

Ganar peso es una prioridad del tratamiento para la anorexia nerviosa. Se ha encontrado que las contingencias del refuerzo operante constituyen el método eficaz para aumentar la ingesta de calorías en pacientes con anorexia internados (Benms, 1987). Se programan consecuencias negativas si el paciente no alcanza los objetivos relativos a comer y ganar peso, tales como la perdida de privilegios o la alimentación intravenosa. En la modificación de los hábitos alimenticios de los anoréxicos se requiere una retroalimentación inmediata sobre la conducta de comer, acompañada por el refuerzo positivo y negativo consecuente al cambio de conducta. Se pueden desarrollar contratos conductuales para facilitar el aumento gradual en la frecuencia de comportamientos alimenticios sanos, mientras se fomenta una disminución de las conductas de comer dañinas. La exposición con prevención de la respuesta. Este procedimiento empieza con el establecimiento por parte del terapeuta de una alianza con el paciente y la explicación de las razones y del formato del tratamiento.

Luego, utilizando el formato que contiene los alimentos prohibidos, se construye una jerarquía de alimentos que provocan temor y ansiedad. Estos alimentos temidos son normalmente altos en carbohidratos y/o grasas, constituyen los alimentos ingeridos durante los atracones y luego, generalmente se purgan. Se expone al paciente los alimentos que provocan menos ansiedad. En presencia de un terapeuta, se evita que el paciente se purgue y se le anima a que se relaje y que verbalice pensamientos y sentimientos asociados con comer alimentos que teme. Los pacientes aprenden también a atribuir la ansiedad a cogniciones erróneas en vez de a la comida. La exposición a comer dura normalmente de 30 a 60 minutos. El deseo de purgarse generalmente desaparecerá a lo largo de un periodo de dos horas. Este formato continua durante varias sesiones y se anima gradualmente al paciente para que continúe con la exposición de los alimentos que teme, sin la presencia del terapeuta, como tarea para casa. La exposición con prevención de la respuesta se contempla como un procedimiento de elección (Rosen y Leitenberg, 1982). El purgarse se considera como una respuesta de escape ante el miedo y la ansiedad de ganar peso.

Actualmente se recomienda una versión de la “exposición con prevención de la respuesta” mas parecida a la desensibilización en vivo que al método de la inundación inicialmente escrito por Rosen y otros colegas (Williamson” Barkery Norris, 1993).

Como una imagen dice más que mil palabras, a continuación te presentamos una infografía sobre la Anorexia:

anorexia

La anorexia nerviosa
4 (80%) 1 voto.

3 Comentarios

  1. excelente articulo ,claro y preciso ¿que alimentos o que dieta para que suban de peso ? que mi hijo no sube aunque esta comiendo bajo mi vigilancia ,gracias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.