Alexitimia


¿Qué es la Alexitimia?

La Alexitimia  es un trastorno de la personalidad que consiste en la incapacidad de identificar y describir las emociones propias y las de los demás. La característica principal de Alexitimia  consiste en una falta de conciencia emocional y un pobre o incluso nulo apego social e interpersonal. Además, los que sufren de Alexitimia tienen dificultades para reconocer y entender las emociones de los otros.

Las principales características de la Alexitimia son:



  1. Dificultad para identificar los diferentes tipos de emociones y sentimientos
  2. Comprensión limitada de lo que causa dichas emociones
  3. Dificultad para expresar los propios sentimientos
  4. Dificultad para reconocer señales faciales de los demás
  5. Imaginación limitada y/o rígida
  6. Estilo de pensamiento constreñido
  7. Hipersensibilidad a las sensaciones físicas

Las personas que sufren de Alexitimia están limitadas en su capacidad de experimentar fantasías o sueños o pensar de una manera imaginativa. Por el contrario, presentan una forma de pensamiento muy centrada en el exterior, basándose en hechos y detalles que observan directamente. Las personas con este trastorno son a menudo descritas por otros, incluyendo a sus seres queridos, como frías y distantes. Carecen de habilidades empáticas y tienen gran dificultad para comprender y responder a los sentimientos de otras personas de manera efectiva.

Esto no quita que una persona con Alexitimia  pueda mostrarse agradable e incluso ser muy inteligente, pero carecerá de sentido del humor, de imaginación y sus prioridades en la toma de decisiones será bastante inusual o diferente a las de la mayoría de personas.

Antecedentes históricos de la Alexitimia

La Alexitimia  fue mencionada por primera vez en psicología en el año 1976 y fue descrita como un déficit en la conciencia emocional. Las investigaciones sugieren que aproximadamente el 8% de los varones y el 2% de las mujeres experimentan la Alexitimia, ya sea con una intensidad leve, moderada o grave. Los estudios también muestran que la Alexitimia  tiene dos dimensiones: una dimensión cognitiva, donde el individuo se esfuerza en su pensamiento por identificar, interpretar y verbalizar los sentimientos, y una dimensión afectiva, que consiste en la dificultad de reaccionar, expresar, sentir e imaginar las experiencias emocionales.

Principales causas de la Alexitimia

La Alexitimia se asocia principalmente a una serie de trastornos psicológicos preexistentes como el autismo, la depresión, la esquizofrenia y los trastornos somatomorfos, entre otros. Es muy difícil para aquellos que luchan con la Alexitimia  hacer frente a los trastornos psicológicos coexistentes debido a su vulnerabilidad innata para la comprensión de sí mismos y de los demás, lo que complica su recuperación.

Otros casos de Alexitimia son neurológicos, lo que significa que es causada por una deficiencia en las vías cerebrales que procesan la emoción. Pero también se ha podido ver que algunas personas desarrollan Alexitimia psicológica como medida de autodefensa contra un trastorno de estrés emocional severo tales como el estrés post-traumático o incluso una enfermedad terminal. Así, como mecanismo de defensa, la mente “apaga” las vías que procesan las emociones, lo que desemboca en un estado de completa estoicidad carente de emociones. Este tipo de Alexitimia es generalmente reversible a través de medios psicoterapéuticos, y algunas veces con la ayuda de los antidepresivos.

¿Cómo tratar la Alexitimia?

El primer paso es darse cuenta de si las señales de pérdida de reconocimiento de emociones tienen un origen neurobiológico o psicológico.

No hay que castigar, avergonzar o burlarse de la falta de respuesta emocional. En su lugar, deberíamos practicar la paciencia. Se puede animar a que intenten explicar sus necesidades en términos breves como por ejemplo: “me siento cansado, no quiero salir a caminar, etc.”. También podemos ayudarlos a etiquetar las emociones: “Te veo enfadado, ¿hay algo que te molesta?” Lo importante es ayudar a aumentar la conciencia de los factores desencadenantes o factores de estrés que están saliendo a la superficie.

Si padece Alexitimia, el objetivo es fortalecer su capacidad de identificar y comprender los sentimientos. La enseñanza de sí mismo acerca de las experiencias subjetivas de los demás será también muy importante. El aprendizaje de la conciencia emocional puede ser un viaje muy difícil. Aquí hay algunas maneras de ampliar sus habilidades:

  • Leer novelas: Las novelas utilizan abundante lenguaje para describir sentimientos, emociones, pensamientos y experiencias de todo tipo. Los estudios sugieren que esto es una buena forma de aprender el lenguaje expresivo, desarrollar el lenguaje receptivo y obtener mayor dominio en la forma de describir una historia o relato personal.
  • Escribir un diario: La escritura expresiva puede ser muy útil para potenciar la capacidad de detectar emociones. En general, se recomienda escribir todos los días en un diario, describiendo algo más que simplemente de los acontecimientos del día. En un principio esto resulta muy difícil para aquellos que tienen Alexitimia, pero el objetivo a largo plazo es ampliar la gama de sus observaciones dentro y fuera de uno mismo.
  • Tratamientos de psicoterapia que potencian habilidades: El objetivo de estas terapias es potenciar el desarrollo de habilidades. Tratamientos como la terapia conductual, la terapia cognitiva y la terapia interpersonal puede ayudar a estas personas a estar más atentas a los estados de sentimientos personales, así como la forma de identificar mejor las emociones en los demás.
  • Psicoterapia de grupo: El aspecto interactivo de la terapia de grupo puede ofrecer a estas personas nuevas formas de explorar sus propios pensamientos y sentimientos, así como el intercambio de experiencias significativas con los demás. Este modo de psicoterapia también profundiza el sentimiento de conexión con los demás.
  • Hacer teatro o ir a dramaterapia: Realizar clases de actuación, danza, música o terapia del drama se ha demostrado que ayuda a las personas con Alexitimia a reconocer y exteriorizar sus sentimientos.
  • La hipnosis y la relajación: La hipnosis y las técnicas de relajación guiada ayudan a mejorar la comprensión emocional a través de la imaginación.
La Alexitimia: el velo emocional
4.8 (96%) 5 voto[s].





3 Comentarios

  1. La respiración holotropica puede ayudarles mucho a los alexitímicos y sugiero que se les anime a explorar esta terapia.

    Fdo: uno de ellos

  2. Ahhhh… por fin entiendo por qué mi madre odia las novelas (ninguna que yo le haya sugerido le pareció nunca digna de leer, dice que prefiere leer cosas “reales”), escribe una especie de diario pero que sólo es como un libro contable con gastos y los acontecimientos relacionados con esos gastos (por lo general echando culpas a diestra y siniestra de lo que sea que le pase sin asumir nunca ni una pizca de culpa), por qué detesta el arte (no entiende el teatro y dice que “todos los músicos son unos egoístas y todos los poetas son unos mentirosos”; cabe aclarar que mi hermano es músico y yo soy poeta y ambos hemos hecho teatro… pero no le importa mucho eso, ella cree que no insulta), y la única vez que vaya a saber por qué milagro se le ocurrió ir al psicólogo no volvió más cuando este le confirmó que lo que yo siempre le dije era verdad: que es una persona sumamente nerviosa, no tranquila como ella decía ser (se ve que creía que yo estaba equivocada y quería la confirmación del psicólogo, si no, no se explica por qué le contó justo eso en la primera sesión).
    En fin, muchas gracias por el artículo. No creo que a esta edad esté en condiciones de cambiar, pero por lo menos acabo de entender años de constante perplejidad ante su comportamiento extraño que con mi hermano solíamos comparar con el del Sr. Spock de Viaje a las Estrellas… sé que parece cruel burlarse, pero necesitaba aclarar lo terrible que es convivir con una persona así (más aún siendo niños) que por no asumir la propia responsabilidad de sus estados de ánimo termina siempre buscando culpables en los demás, haciéndonos la vida realmente difícil.
    Saludos y, nuevamente, gracias.

    • He vuelto a este post ya que descubrí (en la época en que lo escribí) que soy asperger, y después de investigar mucho y analizar el por qué de la alexitimia en mi madre me he dado cuenta de varias cosas: primero debo reconocer que llegué aquí porque creía padecerla yo, aunque aparentemente he hecho durante mi vida una serie de aprendizajes de los que aquí se mencionan pero de modo intuitivo que me han llevado a mejorar mi comunicación afectiva (lo que muchos aspergers de mi edad hemos tenido que hacer por falta de conocimientos en la época en que nacimos). Segundo, ya que mi madre ahora tiene ochenta años y es muy poco probable que desee ir a terapia y sigue igual de poco interesada en actividades como novelas, teatro o ni siquiera ver películas (y ni hablar de relajación o hipnosis), hablo mucho con ella y soy paciente pero firme cuando pretende negar algo que claramente siente pero que no puede ver; me baso en lo que yo he aprendido de mi misma y me pongo en su lugar y ha dado muy buenos resultados. Tercero, ya no creo relevante saber el por qué de su alexitimia (si es que es asperger también, tiene muchas características, o si ha sido una reacción a una infancia muy difícil, mi abuela era sumamente estricta y autoritaria, o trastornos somatomorfos, también encaja bastante en el perfil) sino que intento entender su punto de vista, lo que de paso acrecienta mi propia habilidad emocional, y sólo con esto he logrado una mayor apertura de su parte y por supuesto un enorme avance en la comunicación mutua. Por último, ya que a veces tiende a convertir todo en tragedia o a acaparar la atención, utilizar el humor me ha servido, tanto para evitar que dramatice como para crear otra forma de comunicación más sana de parte de ambas.
      Me disculpo por el anterior comentario, realmente necesitaba hacer catarsis, espero que de paso todo esto sirva a alguien que lo lea. Gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here