Hijos de padres alcohólicos desarrollan más ansiedad: 13 consecuencias

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 30 abril 2021.

Los hijos de padres alcohólicos desarrollan más ansiedad, tal como diversos estudios lo han sugerido, sobre todo si se trata de niños que no comprenden lo que ocurre.

Los motivos por los cuales una persona incurre en el alcoholismo suelen ser diversos. Lo cierto es que esta adicción se puede convertir en un túnel sin salida o un mal que afecte a toda la familia.

Los hijos de padres con alcoholismo

En otras ocasiones ya se han comentado las secuelas que sufren los hijos de padres inmaduros, pero estas no son menos graves cuando se trata de padres alcohólicos.

La verdad es que convertirse en padres es una responsabilidad de gran envergadura que, lamentablemente, no todos cumplen de la mejor manera. Pues, si bien es cierto que no existen manuales para criar hijos, también lo es que se trata de un rol que se ejerce desde la responsabilidad.

Tristemente, en el caso de la población norteamericana, la American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, indica que uno de cada cinco niños ha vivido con un padre alcohólico y esto ha dejado huellas que han perdurado hasta su vida adulta.

Los niños que crecen en entornos en los que el alcoholismo está presente, tienen mayor riesgo a padecer problemas emocionales. Además del riesgo de convertirse también en alcohólicos, una de las consecuencias más analizada es la ansiedad que los hijos van desarrollando desde tempranas edades.

La academia antes mencionada también advierte que estos niños sienten o experimentan abusos o cierto tipo de abandono.

Entre la diversidad de problemas que pueden tener los hijos de padres alcohólicos cuentan los siguientes:

Problemas en los hijos de padres alcohólicos

  1. Culpabilidad al creer que el alcoholismo de su padre se debe a su culpa.
  2. Ansiedad debido a la poca comprensión de lo que sucede y la preocupación extrema que le ocasiona ver a su padre en estado de ebriedad. Muchas veces, los niños temen que sus padres enfermen. Esta situación se agudiza si existe violencia entre los progenitores.
  3. Vergüenza, e intentos de mantener la situación oculta evitando invitar a sus amigos a casa.
  4. Retraimiento social, o dificultad para relacionarse con otros, ya que, al no confiar en su padre, también teme confiar en otras personas.
  5. Confusión, ocasionada por los cambios en el comportamiento del padre, quien unas veces podría actuar alegre y otras agresivo.
  6. Rabia contra su padre, tanto con el alcohólico como contra el otro progenitor, al sentir que no le brinda seguridad.
  7. Depresión, ya que le invade la soledad y la impotencia de no poder cambiar la situación.
  8. Ausencias en la escuela
  9. Fracasos académicos
  10. Comportamientos delictivos
  11. Pensamientos suicidas
  12. Actitudes agresivas hacia otros
  13. Exposición continua a riesgos, entre otros.

El alcoholismo: un secreto en muchos hogares

El estudio de Rodríguez y otros, destacan que el alcoholismo produce consecuencias profundas en la familia y, como resultado, los hijos de padres alcohólicos comienzan a padecer problemas conductuales y emocionales.

Casas Gil, también ha hecho un estudio comparativo entre hijos de padres alcohólicos y padres no alcohólicos, con el cual ha podido concluir que los niveles de ansiedad en los hijos de padres alcohólicos son mayores que en aquellos niños que no viven en estos ambientes.

En las familias donde el progenitor padece de alcoholismo, muchas veces el hijo trata de actuar como un padre y hacerse responsable ante la familia, con el objeto de subsanar la ausencia de una figura paterna responsable.

Aunque el riesgo está presente, no todos los hijos de padres alcohólicos llegan a convertirse también en alcohólicos, sino que, por el contrario, pueden llegar a ser sujetos con gran autodominio y tener éxitos escolares, sin embargo, viven de forma aislada respecto a los maestros y demás niños.

En la edad adulta puede ser que sus problemas emocionales se agudicen, o no los pueda controlar más y entonces acuda por ayuda.

Por suerte, existen muchos programas que se han dedicado al cuidado de la salud emocional de los hijos de padres alcohólicos, dado que la atención profesional temprana es fundamental, sobre todo para ayudarles a comprender que no son culpables de lo que sucede.

Cuando se trata de adolescentes, estos son incluidos en grupos de apoyo a los que acuden otros jóvenes que viven las mismas situaciones. Implicar al resto de la familia también es relevante, con el propósito de que todos se relacionen de forma saludable.

Comunicación efectiva en la familia

Bibliografía

  • Campillo, M. (2003). Hijos adultos de padres alcohólicos. Revista Liberadictus73.
  • Guzmán, J. I. N. (2001). Hijos de padres alcohólicos: su nivel de ansiedad en comparación con hijos de padres no alcohólicos. Revista latinoamericana de psicología33(1), 53-58.
  • Maldonado, N. (2008). La importancia de la intervención temprana con los hijos de padres alcohólicos. Revista Griot1(4), 18-27.
  • Los hijos de alcohólicos. The American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.
  • Rodríguez Franco, L., Padilla Muñoz, E. M., Caballero, R., & Rodríguez Díaz, F. J. (2002). Ansiedad en hijos de padres alcohólicos en tratamiento. Psicothema, 14 (1).

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario