globo-palido

El globo pálido es una estructura fundamental en nuestro cerebro. Forma parte de los ganglios basales, un grupo de núcleos que se interconectan entre sí a ambos lados del tálamo y que tienen muchas funciones, como por ejemplo, regular y controlar el movimiento. Hoy hablaremos de esta interesante región que habita en el encéfalo y gracias a la cual, podemos movernos con naturalidad.

¿Qué es el globo pálido?

El globo pálido es una región cerebral que se encuentra en las profundidades del cerebro anterior. Esta estructura a la que también suele llamarse paleoestriado, forma parte del telencéfalo, aunque se relaciona estrechamente con el diencéfalo, regiones que forman parte del sistema motor extrapiramidal, un sistema cuya función es la de regular los movimientos involuntarios.

El globo pálido forma parte de los ganglios basales, junto a el cuerpo estriado, compuesto por el núcleo caudado y el putamen, el núcleo accumbens, la sustancia negra y el núcleo subtalámico. Esta estructura mantiene conexiones con estructuras como el tálamo o la sustancia negra. Además, se considera que el globo pálido forma el núcleo lenticular junto al putamen, enviando información nerviosa desde el cuerpo estriado hasta el tálamo y cuyas funciones se traducen en la regulación de la motricidad, la consecución de los movimientos automáticos, el control postural, el aprendizaje de procedimientos o la motivación.

Anatomía del globo pálido

El globo pálido es una estructura con forma de esfera que posee un color blanquecino y se divide en dos segmentos adyacentes:

  • El globo pálido interno -> cuyas proyecciones llegan desde el cuerpo estriado, compuesto por el núcleo caudado y el putamen y se dirigen hacia el tálamo, estructura que a su vez envía información al cortex prefrontal.
  • El globo pálido externo -> Conectado al núcleo subtalámico, también recibe entradas del cuerpo estriado, aunque en menor medida que el globo pálido interno.

globo-palido

Este área se compone de una masa de sustancia gris integrada por somas neuronales, dendritas sin mielina y neuroglías y su nombre hace referencia a el color pálido que le otorgan los axones mielinizados que traspasan esta estructura haciendo que adquiera el aspecto de la sustancia blanca. El globo pálido contiene muchas neuronas gabaérgicas, especialmente en la región externa que actúa junto al núcleo subtalámico.

Funciones del globo pálido

La función principal del globo pálido es la regulación de los movimientos voluntarios que tanto personas como animales emitimos. El globo pálido consigue inhibir la excitación del cerebelo para crear movimientos equilibrados y estables a través de este juego de excitación e inhibición entre las dos estructuras. Al igual que el resto de los ganglios basales, esta estructura actúa de manera involuntaria y se involucra en procesos que conseguimos lograr de manera no consciente como caminar o mantener la postura y el equilibrio.

Trastornos del globo pálido

Debido a su función en la regulación del movimiento, un trastorno o problema que afecte a esta estructura consecuentemente causará dificultades en el movimiento. Esto puede traducirse en un enlentecimiento de este movimiento o una aparición de movimientos involuntarios, como por ejemplo, temblores.

A veces, clínicamente se lesiona deliberadamente esta estructura para conseguir calmar los temblores involuntarios que las personas pueden sufrir. Esto ocurre, concretamente, durante la enfermedad de Parkinson. Esta enfermedad afecta a las células nerviosas dopaminérgicas produciéndose daño en los ganglios basales, entre ellos el globo pálido. Es entonces cuando se producen movimientos involuntarios como estos temblores, además de perder la precisión y coordinación en los movimientos voluntarios. Un déficit del control del movimiento voluntario, así como un enlentecimiento del movimiento, suele ser causa directa del daño en el globo pálido. En la enfermedad de Parkinson el globo pálido se encuentra hiperactivo, a raíz de esto, las personas presentan una falta de control muscular en la que los músculos se vuelven rígidos, además de temblorosos. Es entonces cuando suele indicarse una intervención en la que se dañaría esta estructura para disminuir su hiperactividad.

Durante la enfermedad de Huntington, una enfermedad hereditaria que provoca daño en las neuronas cerebrales, el globo pálido también presenta esta pérdida neuronal causando movimientos anormales e incontrolables en diferentes regiones del cuerpo, mostrando, una vez más el rol tan importante que esta pequeña estructura, con forma de globo, posee para conseguir que establezcamos un movimiento adecuado y por tanto una mejor supervivencia.

Globo pálido, anatomía y función
5 (100%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.