Ginseng: propiedades

Seguro que alguna vez has probado o al menos has escuchado hablar del Ginseng, aunque también puede que no sepas todos los beneficios que nos ofrece.  Si bien sus propiedades son muchas y vamos a verlas ahora, también vale la pena conocer sus contraindicaciones.  Porque antes de iniciar cualquier tratamiento, debemos tener presentes dos cosas: Ir primero a nuestro médico para asesorarnos y tener claro que se trata de un remedio alternativo, y que por muy natural que sea, es algo complementario a cualquier tratamiento médico.

Propiedades de Ginseng

Para hablar de Ginseng es preciso recurrir a su raíz, a la cual es a la que se le atribuyen todos sus innumerables beneficios y propiedades, algunos más conocidos o investigados que otros, y es que ya sabemos que toda cultura popular suele tener mucha historia.

Como remedio natural ha sido testado e investigado desde hace años, con más o menos hechos demostrados.

De todos los estudios que se le han realizado, sería algo complejo explicar todas y cada una de las conclusiones finales, no obstante si podemos enumerar algunos resultados en referencia a su eficacia.

Aplicaciones del Ginseng

  • Aumento del rendimiento mental y físico: Sí, esto parece ser que es debido al conseguir una mejor concentración, por ejemplo en estudiantes, por los llamados ginsenósidos, también parece mejorar nuestra memoria (este dato es muy popular y posiblemente unos de los más divulgados). Como vemos, a nivel psicológico no está mal, teniendo en cuenta que actúa como reconstituyente de nuestro esfuerzo mental y físico. En definitiva, nos ayuda a estar menos agotados de mente y de cuerpo.
  • Retrasa el envejecimiento: Bueno, esto es el sueño de casi todo el mundo. Evidentemente evitar envejecer no es posible, pero si se dice que con el Ginseng podemos conseguir prolongar la funcionalidad de nuestro organismo en el caso de personas mayores, esto debido a su efecto sobre el sistema inmune y la memoria. Pero vayamos más allá, pues también mejora nuestra actividad circulatoria y con ello nuestra calidad de vida. Es más, se piensa que podría influir reduciendo el riesgo de sufrir una angina de pecho y actuar sobre la pérdida de nuestras neuronas cerebrales. Sin duda todo un hito natural.
  • Activa el sistema inmunológico: varios estudios han demostrado su eficacia en el incremento de los linfocitos en sangre gracias a los ginsenósidos, lo cual resulta muy útil en ancianos y pacientes con la capacidad inmunológica deprimida. También se ha demostrado su capacidad de incrementar la funcionalidad de las defensas contra agentes tóxicos como el virus de la gripe y el resfriado, potenciando los efectos de la vacuna antigripal.
  • Diabetes: millones de personas que sufren Diabetes, pues bien, en este caso gracias a las propiedades hipoglucemiantes de los ginsenósidos se puede ayudar a incrementar el nivel de insulina. Algunos estudios afirman y recomiendan el Ginseng como tratamiento coadyuvante de la diabetes.
  • Previene la formación de úlceras gástricas causadas por estrés: el extracto del Ginseng previene la actividad antigastrítica y ulcerosa al reducir la producción de ácido clorhídrico en el aparato digestivo.
  • Combate la disfunción eréctil y la eyaculación precoz. Diversos estudios avalan el uso del ginseng para tratar con cierto éxito tanto la impotencia masculina como la eyaculación precoz.
  • Protección del sistema cardiovascular: se ha podido comprobar que el ginseng ayuda a reducir la presión arterial, así como el nivel de nuestra frecuencia cardiaca, evitando con ello la formación de trombos debido a su actividad de carácter anti plaquetaria. También es importante anotar su función protectora ante la arterioesclerosis.

Efectos secundarios del Ginseng

Pero como siempre, debemos estar atentos a las precauciones y posibles efectos adversos del Ginseng, ya que si bien tiene muchos beneficios y propiedades también podemos encontrar algunas contraindicaciones, veamos algunas de ellas.

Si abusamos del Ginseng podemos sufrir…

  • Palpitaciones
  • Mareos
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Sensación de hinchazón
  • Erupciones cutáneas
  • Sensación de pesadez
  • Taquicardias

Pero eso no es todo. El Ginseng también puede dar lugar a reacciones de lo que conocemos como efecto paradójico, ocasionándose cuando un fármaco o compuesto actúa de forma contraria.

También es importante anotar que si estamos tomando antidepresivos o anti psicóticos no debemos en ningún caso mezclarlo con Ginseng. Esto siempre hay que tenerlo en cuenta debido a que la interacción de ambos compuestos puede contribuir a la disminución de la acción de algunos psicofármacos.

Bueno hasta aquí el Ginseng, aunque como podrás imaginar es un mundo todavía más amplio, aquí tienes una pequeña introducción que espero te haya gustado, y siempre recuerda, bajo la atenta mirada de profesionales acreditados para ello.

David Álvarez Psicólogo Social & Ecop

El Ginseng: propiedades, beneficios y contraindicaciones
Vota este artículo!