Ghosting: la forma más cobarde de terminar una relación

mujer-mira-movil


Seguramente hayas oído alguna vez una de esas historias en las que una mujer ha conocido a un hombre que parece el amor de su vida, pero, en un momento dado, ese hombre desaparece sin decir nada. Así, sin más. Se llama Ghosting, y hoy hablamos de ello.

¿Qué es exactamente el Ghosting?

El Ghosting es una práctica que, básicamente, consiste en que, cuando una persona quiere terminar una relación, en lugar de poner fin a la misma como las personas adultas, sentándose y hablando, desaparece sin dejar rastro.



Esto deja a la otra persona en una situación de duda sobre qué es lo que está pasando, haciendo llamadas, yendo a ver si está en casa, preguntando a amigos en común, etc. Sin embargo, por más que insista, rara vez encuentra respuesta.

Como puedes ver, es una respuesta muy cobarde a esa situación (por lo demás, frecuente y totalmente normal) en la que se desea dejar de tener un vínculo de pareja con otra persona.

Básicamente, es una cuestión de decoro mínimo el hecho de comunicar a la otra persona que ya no estamos interesados en seguir con la relación. Sin embargo, hay personas que parece que no entienden esto.

Esas personas, en lugar de comunicar a la otra persona su deseo de dejar la relación, lo que hacen es alejarse, dando por sentado que ese alejamiento ya explica por sí mismo que se desea terminar con la relación (además, esto es muy cómodo para quien se aleja, porque permite ahorrarse las escenas, las explicaciones y los malos ratos).

Hay que mencionar que, en ocasiones, el Ghosting deviene en Benching, que es básicamente lo mismo, pero la desaparición se lleva a cabo durante unos días, y luego vuelve a haber interés (es una suerte de relación egoísta en la que se busca no tener ninguna responsabilidad para con la otra persona).

Pero es un caso distinto. En el caso del Ghosting, la persona en cuestión no vuelve jamás.

Te puede interesar: 9 pautas para sobrevivir a una ruptura amorosa

ghosting

¿Qué consecuencias tiene?

Como puedes imaginar, aunque la persona que desaparece crea que lo que ha hecho no tiene consecuencias, en realidad sí que las tiene. De hecho, tiene bastantes consecuencias para la persona que ha sido “dejada”.

La primera de ellas es que, como no se sabe si la otra persona te ha dejado o no, no puedes cerrar ese “duelo” que se pasa tras cortar una relación. Simplemente, no tienes forma de saber si realmente ha terminado la relación.

Es posible que te convenzas de que así ha sido, pero siempre quedará un pequeño margen para la incertidumbre. Por lo tanto, el hecho de que alguien desaparezca sin dejarte claro que ha cortado la relación, te dificulta superar el duelo y recuperarte de la ruptura.

La segunda es que, puesto que no sabes nada de lo que ha pasado con esa persona, puedes empezar a preocuparte hasta el punto de sufrir ansiedad. Puedes pensar que le ha pasado algo malo, por ejemplo, y que la preocupación te acabe pasando factura.

Para terminar, siempre existe el riesgo de que esa persona vuelva y reabra heridas que creías que ya estaban cicatrizando (aunque, en ese caso, como hemos dicho antes, estaríamos hablando de Benching).

Es evidente que, en el caso de que la relación haya sido intrascendente o de una noche, desaparecer sea una opción lógica y válida. Sin embargo, si la relación ha sido medianamente seria y ha habido sentimientos intensos, no se puede desaparecer sin más.

Por tanto, hay que entender que el Ghosting puede hacer daño, y es conveniente tener claras algunas fórmulas para superarlo si nos vemos en esta situación. Vamos a ver cuáles son en el siguiente apartado.

¿Cómo resolver el problema si te ves en esta situación?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que, si tu pareja desaparece sin decir nada y no tienes forma de contactar con él, es probable que estés ante un caso de Ghosting. Puede parecer una tontería, pero es importante que lo tengas claro.

Ser consciente de que es esto lo que puede estar pasando es la mejor forma de dejar de tener esperanzas fallidas. Deja de pensar que quizá esté pasando una mala racha o que tiene problemas que resolver: Sencillamente, no tiene valor para decirte que quiere cortar la relación.

Lo segundo que tienes que pensar es que la otra persona era infantil, inmadura y egoísta (de lo contrario, no estaría haciéndote pasar por lo que te está haciendo pasar), y, por lo tanto, no te merecía.

Acepta que te enamoraste de una persona equivocada, que no estaba a tu nivel, y busca a una nueva persona que sí pueda tener ese nivel de madurez que tú tienes. Aunque te sientas mal en el momento, hay muchas otras personas dispuestas a hacerte feliz, y las personas que desaparecen son siempre una minoría.

Y, sobre todo, no des segundas oportunidades (salvo que la razón de la desaparición sea muy buena), porque, si vuelve, puede que te acabes encontrando en una situación de Benching.

Como has podido ver, el Ghosting es una forma cobarde de “terminar” con una relación, y es una forma que complica todo el proceso, porque la persona que ha sido “dejada” mantiene cierta incertidumbre que le implica superar con facilidad ese periodo de duelo. Por lo tanto, sé un adulto y termina tus relaciones con valor.

Ghosting: la forma más cobarde de terminar una relación
4.6 (92%) 5 voto[s].





4 Comentarios

  1. Si te conoció por tinder he ahí la raíz del problema. Deberías ser realista y asumir que tinder es una red de sexo, pero mas aún, exponiendote en facebook como si ffueran escaparate y tu estuvieras en venta, es imposible que te tomen en serio. Hay excepciones como las conexiones que se dan en internet de manera casual cuando se comparten intereses, forma de ver las cosas, y hay afinidad y un mismo nivel intelectual incluso antes de conocerse físicamente, si además llega a darse y se agradan mutuamente, bingo! Esta sí es una relación con futuro, y solos acaba por preuicios, inmadurez de ambas partes y hay hasta casos donde el que deja es primero víctima de benching y lo hace (dejar) dpara salir de la friendzone, o par auto protegerse, no deja por falta de amor este caso, es más muchos siguen amando, pero están deprimidos y en terapia les recomiendan amor propio y dignidad como parte de su recuperación. Es por lo tanto injusto cargar las tintas únicamente alnqes aleja un una autocrítica sincera. Las generalizaciones no me agradan y solo sé que si hubo amor cenizas quedan. Tal vez sea saludable dar tiempo al tiempo y escuchar al corazón antes que a tanta generalización en estos tiempos descartables, veloces, y propensos a la ayuda de internet. Si alguna vez se vuelven a ver, o si pasado un tiempo sienten ganas e buscarse, solo escuchen al alma. La vida es una, y es mentira que cualiera es igual. Hablo con conocimiento de un caso muy cercano…

  2. Estoy pasando por eso! Nos conocimos por Tinder, pasamos a hablarnos por WhatsApp estuvimos en nuestros momentos difíciles juntos, el no tenía redes sociales nunca le gustaron, me prometía el cielo y la tierra y sobre todo que nunca iba a desaparecer!.El mes pasado se fue a trabajar a Bolivia estuvimos hablando mientras tanto hasta que un día le mande msj y ni siquiera le llegaron, pensé que eran problemas de señal ya que trabajaba en el campo por eso mucho no me preocupaba hasta que pasados días llame directamente y me decían que la característica ingresada no existía!hasta hoy ya pasados 20 días no sé nada de él, primero pensé que habría perdido el celular, pero ahora solo pienso que cambio su número, porque en WhatsApp no estoy bloqueada me aparece su foto de perfil y demás información, en fin estoy mal porque me parece cobarde la manera de terminar todo, porque encima estabamos bien supuestamente…solo me siento bien estúpida y con el autoestima por los suelos por no saber que paso o no darme cuenta.

  3. A mi me lo aplicaron recién. Ibamos a vernos en la tarde para cenar, en la mañana le llamé y ya cuando le estaba esperando a la hora, simplemente no hubo respuesta. Menudo pelmazo. Hirió miamor propio y mi egegopero ya estoy trabajando en ello. Lo que si, debo agradecer que haya salido de mi vida alguien semejante y la verdad ojalá no lo vuelva a ver jamás.

  4. Qué sencillo sería conocer a alguien con la suficiente madurez que no comenta contigo este tipo de cosas y que la comunicación sea la base principal de la relación ya sea de pareja o amigos… En mi caso, tengo una amistad de años y siempre ha sido genial todo, siempre hemos sido honestos el uno con el otro. Decidimos avanzar poco más y lo pasamos en grande; jamás le había visto más contento e incluso me lo decía pero, a partir de ahí se ha ido desvaneciendo con el paso del tiempo, gradualmente y tan notorio y siempre que le he preguntado no responde al punto. Ya comienzo a darme a la idea de que no va a regresar y que no solo se fué un gran hombre sino también una gran amistad. Que perdí mucho tiempo con él y no lo culpo. Tendrá sus pequeños traumas que superar aún pero, como lo dije al cominezo del comentario. Qué ideal y qué sencillo debería ser el conocer a alguien que supere todo lo maravilloso que acabas de vivir con alguien. Y con la edad es aún más difícil superar este tipo de cosas. Había tanta confianza con esta persona que ahora se lo ha llevado todo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here