Desde hace ya unos años, prima la inmediatez. Y sobre todo cuando se trata de adquirir nuevos productos, parece que los seres humanos no tenemos fin. Queremos muchas cosas, y cuanto antes, mejor.

Pero, ¿es que este deseo desbordante por consumir más y más en cuanto tenemos oportunidad no puede frenarse? Muchas personas están deseando recibir su salario para comprar algo nuevo, en lugar de vivir alguna otra experiencia junto a alguien más.

Parece que muchos lo tienen claro: si no es material, si no se puede tocar, es como si no existiera. Al final, acumulamos un montón de objetos sin saber muy bien qué hacer con ellos. Y lo peor de todo es que podríamos haber invertido ese dinero en algo realmente necesario o que nos hiciera más felices.

Por eso, hoy te traemos una recopilación de unas cuantas frases sobre el consumismo, y cómo mucha gente le da más valor a las cosas antes que a las personas. Si te ves reflejado en alguna de ellas, ¡todavía estás a tiempo de frenarlo!

Las mejores frases sobre consumismo

Cuando estás a punto de comprar algo, recuerda que no lo estás comprando con monedas o billetes, sino con todo el esfuerzo y sacrificio que te costó ganar ese dinero.

Los seres humanos, cuanto más tenemos, más queremos.

Da igual que una persona tenga 1 € o 10.000, al final acabará por gastarse cualquier cantidad que esté en su mano.

Gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para impresionar a gente a la que no le importamos.


Siempre que quieras comprar algo, piensa por un segundo: ¿realmente lo necesito? ¿Esto que quiero comprar va a mejorar mi vida? Si alguna de las respuestas es no, entonces ya sabes lo que tienes que hacer.

Nos hemos acostumbrado a una sociedad en la que pensamos que si no gastamos lo suficiente en determinadas fechas, hemos fracasado y no podemos darnos lo mejor a nosotros mismos ni a nuestras propias familias.

La publicidad continua o masiva no para de bombardearnos con nuevas necesidades que se nos olvidan a los cinco minutos.

Deja de trabajar para acumular objetos y empieza a rendir para atesorar experiencias.

¿Crees que no necesitas un objeto en concreto? Espera a verlo anunciado con un gran descuento.

Jamás deberíamos confundir nuestra calidad de vida con nuestro nivel de consumo.

No me acostumbro a ese mundo de cosas caras, personas baratas y sentimientos en liquidación. Ita Portugal

consumismo

En esta vida, hay una serie de cosas que no necesitas para nada: tener tanto, preocuparte tanto, comprar tanto ni tener tanta prisa.

Hemos llegado un punto en el que pensamos que para ser feliz ya no hace falta reír tanto junto a los seres queridos, sino simplemente comprar más y más cosas que nos satisfagan en cada momento.

Si crees que la gente no es egoísta, prueba a hacer lo siguiente: pregúntales si quieren compartir un premio con su mejor amigo o ganar algo menos para ellos solos.

Mucha gente trabaja por y para el éxito: una casa más grande, un coche más lujoso y un plasma que ocupe mucho espacio en la pared. Los que creen que todo eso es éxito, es que no tienen ni idea.

Llega la Navidad y cada vez más gente pasa tardes enteras comprando para aquellos que llevan horas esperándoles en casa.

Disfrutamos mirando, disfrutamos comparando precios, disfrutamos comprando lo mejor en cada momento… Pero, ¿estamos disfrutando realmente de nuestra vida?

Las cosas y los objetos fueron hechos para ser usados. Las personas y los animales fuimos hechos para ser amados y disfrutados. El problema es que mucha gente piensa que las personas son para ser usadas y las cosas para ser amadas.

Si sale en el catálogo de novedades, en un anuncio en televisión y lo anuncia su celebridad favorita, estás perdido: seguro que ya lo necesitas.

Llegará un momento, quizás no ahora, quizás no mañana, pero si dentro de unos años, en el que te darás cuenta de que tenías que haber dedicado más tiempo a los tuyos y no tanto tiempo a lo material.

Si piensas que tu consumismo desmedido no tiene consecuencias, mira a tu alrededor: tu entorno, tu planeta, tus hijos, su futuro…

Frases sobre consumismo que hacen recapacitar

Estemos en época navideña o no, lo cierto es que parece que siempre hay una buena excusa para comprar: cumpleaños, bautizos, San Valentín, el día del padre, el día de la madre… La lista es eterna, pero no siempre hay por qué regalar o comprar cosas materiales.

Dinos: ¿te has visto reflejado en alguna de estas frases sobre el consumismo? Si es así, no te apures, pues nunca es tarde. Basta con darse cuenta y echar un vistazo a tu alrededor para comprobar que realmente no necesitas tantas cosas materiales en tu vida.

Al final, los mejores placeres de la vida y los que te aportan más felicidad serán siempre los que estén relacionados con las vivencias y experiencias que disfrutes junto a tus seres queridos, familia o amigos. Aunque no sean puramente materiales, su recuerdo nunca se desvanecerá.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here