karl-marx

Karl Heinrich Marx (1818 – 1883) fue un importante revolucionario socialista alemán, pero también era filósofo, economista, sociólogo y periodista. Este pensador socialista, el más influyente que surgió en el siglo XIX, no alcanzó mucha fama durante su vida, pero su popularidad se disparó en las décadas posteriores a su muerte.

Colaboró con el filósof y político alemán Friedrich Engels condujo a varias obras influyentes, y entre ambos escribieron en 1848 El Manifiesto Comunista. A lo largo de su larga carrera, Marx propuso varias teorías sobre la sociedad, la economía y la política que llegaron a conocerse colectivamente como “marxismo”. Considerado como una de las figuras más influyentes en la historia de la humanidad, su contribución al desarrollo intelectual, económico y la historia política ha sido inmensa.



Te traemos aquí estas fantásticas citas donde se reflejan sus pensamientos sobre el comunismo y la religión.

Citas célebres de Karl Marx

No es la conciencia de los hombres lo que determina su ser, sino, por el contrario, su ser social lo que determina su conciencia.

La peor lucha es la que no se hace.

A los oprimidos se les permite, una vez cada pocos años, decidir qué representantes particulares de la clase opresora deben representarlos y reprimirlos.

La educación debe ser gratuita. La libertad de educación se disfrutará bajo la condición establecida por la ley y bajo el control supremo del estado.

El modo de producción de la vida material condiciona los procesos de la vida social, política y espiritual en general.

La razón siempre ha existido, pero no siempre en una forma razonable.

frases-karl-marx

No hay un camino real hacia la ciencia, y solo aquellos que no temen la fatigosa subida de sus caminos empinados tienen la oportunidad de llegar a sus cumbres luminosas.

Crees en el amor como propiedad divina porque amas. Crees que Dios es sabio y bondadoso porque no conoces algo superior en ti mismo que la bondad y la inteligencia y crees que Dios existe, que es un ser, porque tú mismo existes y eres un ser.

No soy nada, pero debo ser todo.

La razón siempre ha existido, pero no siempre de una forma razonable.

El poder político, propiamente dicho, es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra.

El aumento en el valor del mundo de las cosas, es directamente proporcional a la disminución en el valor del mundo humano.

Las ideas de la clase dominante son en todas las épocas las ideas dominantes.

La teoría de los comunistas se puede resumir en una sola oración: Abolición de la propiedad privada.

Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen como quieren.

La religión es la impotencia de la mente humana para hacer frente a los acontecimientos que no puede entender.

El hombre es un ser que sólo se realizará, que sólo será él mismo, en la sociedad revolucionaria.

El idealismo, naturalmente, no conoce la actividad real, sensorial, como tal.

Por lo tanto, proporcionalmente, a medida que aumenta la repulsión del trabajo, el salario disminuye.

Nadie combate la libertad; a lo sumo combate la libertad de los demás. La libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos.

A lo que más llega el materialismo contemplativo, es decir, el materialismo que no concibe la sensoriedad como actividad práctica, es a contemplar a los individuos dentro de la “sociedad civil”.

La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón y el alma de las condiciones sin alma. Es el opio del pueblo.

La sociedad no está formada por individuos, sino que expresa la suma de las interrelaciones, las relaciones dentro de las cuales se encuentran estos individuos.

Entonces el mundo será para la gente común, y los sonidos de la felicidad llegarán a las fuentes más profundas.

Si amas sin despertar amor, esto es, si tu amor, en cuanto amor, no produce amor recíproco, si mediante una exteriorización vital como hombre amante no te conviertes en hombre amado, tu amor es impotente, una desgracia.

Debes tener en cuenta que la recompensa por el trabajo y la cantidad de trabajo son cosas muy distintas.

La producción de demasiadas cosas útiles resulta en demasiadas personas inútiles.

frases-karl-marx

El comunismo no priva a nadie del poder de apropiarse productos sociales; lo único que no admite es el poder de usurpar por medio de esta apropiación el trabajo ajeno.

La educación de todos los niños, desde el momento en que puedan estar bien sin el cuidado de una madre, se realizará en instituciones estatales.

El último capitalista que colguemos será el que nos vendió la cuerda.

Hegel comenta en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia mundial ocurren, por así decirlo, dos veces. Se ha olvidado de agregar: la primera vez como tragedia, la segunda como farsa.

Los momentos son los elementos del beneficio.

Una mercancía parece a primera vista una cosa extremadamente obvia, trivial. Pero su análisis revela que es una cosa muy extraña, que abunda en sutilezas metafísicas y sutilezas teológicas.

¡Acumula, acumula! ¡Esto es Moisés y los profetas!

Capitalismo: Enseña a un hombre a pescar, pero el pez que capture no es suyo. Pertenece a la persona que le paga para que pesque, y si tiene suerte, es posible que se le pague lo suficiente como para comprarse unos cuantos peces para él.

Dejen que las clases dominantes tiemblen ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder excepto sus cadenas. Tienen un mundo que ganar. ¡Trabajadores de todos los países se uníos!

¡Vamos, vete! ¡Las últimas palabras son para los tontos que no han dicho lo suficiente!

Todos los misterios que conducen la teoría al misticismo encuentran su solución racional en la práctica humana y en la comprensión de esta práctica.

Soy una máquina condenada a devorar libros.

Bienvenida sea cualquier crítica inspirada en un juicio científico. Contra los prejuicios de la llamada opinión pública, a la que nunca hice concesiones, mi divisa es, hoy como ayer, la gran frase del gran florentino: “segui el tuo corso, e lascia dir le genti”.

Es bien sabido cómo los monjes escribieron vidas tontas de los santos católicos sobre los manuscritos en los que se habían escrito las obras clásicas de los antiguos paganos.

La necesidad es ciega hasta que se vuelve consciente. La libertad es la conciencia de la necesidad.

frases-karl-marx

Ser radical es ir a la raíz del asunto. Para el hombre, sin embargo, la raíz es el hombre mismo.

Las diferencias meramente cuantitativas, más allá de cierto punto, pasan a cambios cualitativos.

La alienación del hombre apareció, así como el mal fundamental de la sociedad capitalista.

La maquinaria que no se utiliza no es capital.

La ignorancia nunca ayudó a nadie.

Cuanto más se atribuye el hombre a Dios, menos le queda a sí mismo.

El hombre hace la religión, la religión no hace al hombre. La religión es, de hecho, la autoconciencia del hombre, siempre y cuando no haya encontrado sus pies en el universo.

La historia no es como una persona individual, que utiliza a los hombres para lograr sus fines. La historia no es más que las acciones de los hombres en pos de sus fines.

La tradición de las generaciones pasadas pesa como los Alpes en los cerebros de los vivos.

Los salarios son una consecuencia directa del trabajo separado, y el trabajo separado es la causa directa de la propiedad privada.

El primer requisito para la felicidad de la gente es la abolición de la religión.

De hecho, los métodos de acumulación primitiva son todo menos idílicos.

Toda emancipación es una restauración del mundo humano y de las relaciones humanas con el hombre mismo.

El capital es trabajo muerto, que, como un vampiro, vive solo de chupar el trabajo vivo, y cuanto más vive, más trabajo aspira.

Toda la ciencia sería superflua si la apariencia externa y la esencia de las cosas coincidieran directamente.

El autodesprecio es una serpiente que siempre roe el aliento de uno, extrayendo la sangre vital.

Todos los filósofos no han hecho más que interpretar de diferentes maneras el mundo, de lo que se trata es de transformarlo.

frases-karl-marx

La verdadera ley de la economía es el azar, y aprendimos que las personas se aprovechan arbitrariamente en unos momentos y las establecen como leyes.

Como los individuos expresan su vida, así son.

Nadie, ni siquiera un músico del futuro, puede vivir de futuros productos.

La nueva era se diferencia de la antigua, principalmente en que el látigo comienza a imaginarse que posee un genio.

El comunismo no priva a nadie del poder de apropiarse de los productos de la sociedad; todo lo que hace es privarlo del poder para subyugar el trabajo de otros por medio de tal apropiación.

Toda opinión basada en la crítica científica la acojo.

Cada una de nuestras relaciones con la naturaleza y el hombre debe ser una expresión definida de nuestra vida real e individual.

La sociedad en su conjunto se está dividiendo cada vez más en dos grandes campos hostiles.

La formación de los cinco sentidos es un trabajo de toda la historia del mundo hasta el presente.

La extremidad de esta esclavitud es que solo como trabajador continúa manteniéndose como sujeto físico, y que solo como sujeto físico es un trabajador.

Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de lucha de clases.

70 frases de Karl Marx sobre el comunismo
4.3 (86.67%) 3 votos.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here