Ernest-Hemingway

 

Ernest Miller Hemingway (1899 – 1961) fue un reconocido escritor y periodista estadounidense. Ganó el Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de Literatura por su obra completa. Es considerado como uno de los grandes novelistas estadounidenses del siglo XX. Publicó siete novelas, seis colecciones de cuentos cortos y dos obras de no ficción. Tres de sus novelas, cuatro colecciones de cuentos y tres obras de no ficción fueron publicadas póstumamente. Muchas de sus obras se consideran clásicos de la literatura estadounidense. Algunas de sus mejores obras son: The Sun Also Rises, Adiós a las armas y Por quién doblan las campanas.

Su estilo austero y discreto, que denominó la Teoría del Iceberg, tuvo una fuerte influencia en el relato de ficción del siglo XX, mientras que su vida aventurera y su imagen pública atrajo la admiración de generaciones posteriores.

Debido a su deteriorado estado de salud consecuencia de diversos accidentes en su constante vida aventurera y una depresión que sufría en sus últimos años, Hemingway se suicidó a los 61 años en su casa de Ketchum (Idaho).

Citas célebres de Ernest Hemingway

Antes de reaccionar, piensa. Antes de gastar, gana. Antes de criticar, espera. Antes de abandonar, inténtalo.

El hombre tiene corazón, señor mío, aunque no siga sus dictados.

La lluvia se detendrá, la noche terminará, el dolor se desvanecerá. La esperanza nunca está tan perdida que no se puede encontrar.

No hay un amigo tan leal como un libro.

La felicidad en las personas inteligentes es lo más raro que conozco.

No hay nada que escribir. Todo lo que haces es sentarte frente a una máquina de escribir y sangrar.

El hombre no está hecho para la derrota. Un hombre puede ser destruido pero no derrotado.

Siempre haz sobrio lo que dijiste que ibas a hacer borracho. Eso te enseñará a mantener la boca cerrada.

La vida de cada hombre termina de la misma manera. Solo los detalles de cómo vivió y cómo murió distinguen a un hombre de otro.

Nunca confundas el movimiento con la acción.

Todos los buenos libros tienen en común que son más buenos que si hubieran sucedido realmente.

No puedes alejarte de ti moviéndote de un lugar a otro.

No hay nada noble en ser superior a tus semejantes. La verdadera nobleza radica en ser superior a tu antiguo ser.

Ernest-Hemingway

Recuerda que todo está bien hasta que está mal. Sabrás cuándo está mal.

Un gato tiene absoluta honestidad emocional: los seres humanos, por una razón u otra, pueden ocultar sus sentimientos, pero un gato no.

La papelera es el primer mueble en el estudio de un escritor.

Como escritor, no debes juzgar, debes entender.

Ya no soy valiente, cariño. Estoy todo roto. Me han roto.

Me encanta dormir. Mi vida tiene la tendencia a derrumbarse cuando estoy despierto, ¿sabes?

La mejor manera de saber si puedes confiar en alguien es confiar en él.

Los cobardes mueren mil muertes, pero los valientes solo mueren una vez.

No eres un idiota. Solo eres un caso de desarrollo detenido.

La vida no es difícil de manejar cuando no tienes nada que perder.

El valor es gracia bajo presión.

Nunca pienses que la guerra, sin importar cuán necesaria o justificada sea, no es un crimen.

Lo más doloroso es perderse en el proceso de amar demasiado a alguien y olvidar que también es especial.

El primer borrador de cualquier cosa es una mierda.

Todo lo que tienes que hacer es escribir una oración verdadera. Escribe la oración más verdadera que sepas.

Bebo para hacer que otras personas sean más interesantes.

Cuando la gente habla, escucha completamente. La mayoría de la gente nunca escucha.

No hay una sola cosa que sea verdad. Todo es verdad.

No puedo soportar pensar que mi vida va tan rápido y que realmente no la estoy viviendo.

Mi objetivo es dejar en papel lo que veo y lo que siento de la mejor y más simple manera.

He aquí un soldado en plena guerra. Es valiente porque cree que nada le ha de suceder, que él no es como los otros, que tiene una virtud especial y una media incertidumbre de que no le han de tocar.

Nunca vayas de viaje con alguien a quien no amas.

Escribe fuerte y claro sobre lo que duele.

Somos más fuertes en los lugares en los que nos hemos roto.

Ernest-Hemingway

Eres tan valiente y tranquilo que me olvido de que estás sufriendo.

Para escribir sobre la vida, primero debes vivirla.

Los artistas nunca son auténticos refugiados, porque al huir se llevan siempre el mejor de sus bienes: a sí mismos.

Si dos personas se aman no puede haber un final feliz.

Es terriblemente fácil ser fuerte sobre todo durante el día, pero por la noche es otra cosa.

Escribieron en los viejos tiempos que es dulce y apropiado morir por el país de uno. Pero en la guerra moderna, no hay nada dulce ni apropiado en tu muerte. Morirás como un perro sin una buena razón.

El hambre es una buena disciplina.

Preocúpate un poco cada día y perderás dos años de vida. Si algo está mal, arréglalo si puedes. Pero prepárate para no preocuparte: la preocupación nunca arregla nada.

Déjale pensar que es más hombre que yo y así será.

Ningún animal tiene más libertad que el gato, pero entierra el desastre que hace. El gato es el mejor anarquista.

Muéstrales a los lectores todo, no les digas nada.

Nadie debería estar solo en su vejez.

Desconfío de todas las personas francas y simples, especialmente cuando sus historias son complicadas.

Nunca te sientes a la mesa cuando puedes pararte en el bar.

La buena escritura es una buena conversación, solo que hay más.

No es asunto de ellos que tengas que aprender a escribir. Déjalos pensar que naciste de esa manera.

Toda mi vida he visto las palabras como si las estuviera viendo por primera vez.

Vive la vida plena de la mente, exultante de nuevas ideas, intoxicado por el romance de lo inusual.

Un hombre inteligente a veces se ve obligado a beber para pasar tiempo con los tontos.

Hasta ahora, sobre la moral, solo sé que lo que es moral es lo que te hace sentir bien después y lo que es inmoral es lo que te hace sentir mal después.

Todos se portan mal, si les dan la oportunidad.

Siempre trato de escribir sobre el principio del iceberg. Hay siete octavos debajo del agua por cada parte que muestra.

Ernest-Hemingway

No quería despedirte, ese fue el problema, quería darte un beso de buenas noches, y hay mucha diferencia.

El mundo es un buen lugar por el que vale la pena luchar y odio mucho dejarlo.

Mi corazón está roto, pensó. Si me siento así, mi corazón debe estar roto.

Todos somos aprendices en un oficio en el que nadie se vuelve maestro.

La verdadera razón para no suicidarse es porque siempre sabes cómo vuelve la vida después de que el infierno termina.

Cuando amas, quieres hacer cosas por. Deseas sacrificarte por. Deseas servir…

Lo difícil de escribir una novela es terminarla.

Si los demás me escucharan hablando en voz alta, pensarían que estoy loco. Pero como no lo estoy, no me importa.

Estaríamos juntos y tendríamos nuestros libros, y por la noche estaríamos calientes en la cama junto con las ventanas abiertas y las estrellas brillantes.

Todas las cosas verdaderamente perversas comienzan desde la inocencia.

No, esa es la gran falacia: la sabiduría de los viejos. Ellos no crecen sabios. Se vuelven cuidadosos.

Cuando comienzas a vivir fuera de ti mismo, todo es peligroso.

Ahora no es el momento de pensar en lo que no tienes. Piensa en lo que puedes hacer con lo que tienes.

¿Por qué los viejos se despiertan tan temprano? ¿Es para tener un día más largo?

El regalo más esencial para un buen escritor es un detector de mierda incorporado, a prueba de golpes.

Todos los hombres pensantes son ateos.

Está muy bien escribir simplemente y cuanto más simple, mejor. Pero no empieces a pensar de una forma tan condenadamente simple. Aprende cuán complicado es algo y luego explícalo simplemente.

¿Para qué nacemos si no para ayudarnos unos a otros?

Por qué, cariño, no vivo en absoluto cuando no estoy contigo.

Lo primero y lo último que tienes que hacer en este mundo es durar y no ser aplastado por él.

Ernest-Hemingway

Siempre estoy enamorado.

Si un escritor deja de observar, ha terminado. La experiencia se comunica con pequeños detalles íntimamente observados.

Al escribir una novela, un escritor debe crear personas vivas; personas, no personajes. Un personaje es una caricatura.

Olvida tu tragedia personal. Todos estamos enfadados por algo y tienes que estar herido como el infierno antes de que puedas escribir en serio. Cuando te lastiman, úsalo.

Me gusta escuchar. Aprendí mucho escuchando atentamente. La mayoría de la gente nunca escucha.

Es bueno que no tengamos que tratar de matar al sol, la luna o las estrellas. Es suficiente vivir en el mar y matar a nuestros verdaderos hermanos.

Estamos todos rotos, así es como entra la luz.

Dicen que las semillas de lo que haremos están en todos nosotros, pero siempre me pareció que en los que hacen bromas sobre la vida las semillas, están cubiertos con un suelo mejor y con un grado más alto de estiércol.

A medida que envejeces es más difícil tener héroes, pero es algo así como necesario.

Escribo una página de obra maestra en noventa y una páginas de mierda. Intento poner la mierda en la papelera.

Estoy contigo. No importa qué más tengas en la cabeza, estoy contigo y te amo.

Un escritor debe escribir lo que tiene que decir y no hablarlo.

La muerte es como una vieja puta en un bar; le compraré una bebida, pero no subiré con ella.

La suerte es algo que viene en muchas formas y ¿quién puede reconocerla?

Cuando dejas de hacer las cosas por diversión, puedes estar muerto.

No siempre hay una explicación para todo.

La vida de cualquier hombre, contada de verdad, es una novela…

No hay una regla sobre cómo escribir. A veces viene fácil y perfectamente; a veces es como perforar rocas y luego arrasarlo todo con bombas.

Escribir es una cosa pesada y como que el autor quiere que el lector le comprenda, no ahorra palabras para convencerlo. A mí me gustaría mucho poder leer alguna cosa escrita por el lector. Y espero que él será conmigo tan indulgente como yo sería con él.

Puede que no sea tan fuerte como creo, pero conozco muchos trucos y tengo mucha resolución.

Te amé cuando te vi hoy y te amé siempre, pero nunca te había visto antes.

No soy infiel, cariño. Tengo muchas fallas, pero soy muy fiel. Estarás harto de mí, pues seré muy fiel.

Sigue mintiéndome. Eso es lo que quiero que hagas.

100 frases de Ernest Hemingway sobre la vida y la literatura
5 (100%) 5 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.