Claudio Benjamín Naranjo Cohen (1932 – 2019),​ más conocido como Claudio Naranjo, fue un psiquiatra y escritor chileno que se convirtió en uno de los pioneros y máximos referentes de la psicología transpersonal. Es considerado un pionero en la integración de la psicoterapia y las tradiciones espirituales. Fue uno de los tres sucesores nombrados por Fritz Perls (fundador de Gestalt Therapy), un desarrollador principal de las teorías del Eneagrama de la Personalidad.

Te traemos aquí una maravillosa recopilación de sus mejores frases, ¡no te las pierdas!



Citas célebres de Claudio Naranjo

Descubre quién eres, pero no te aferres a ninguna definición. Muta las veces que sea necesario para vivir en la totalidad de tu ser.

Demasiada luz, quedarás ciego. Demasiado viento, te ahogas. Demasiado intelecto, te aíslas de ti mismo…

No querer ver, no querer estar en contacto con la experiencia de uno, es algo parecido a la pereza cognitiva, un eclipse del experimentador o el testimonio interno en la persona.

Las cosas verdaderas se aprenden por amor a aprender, por amor a la verdad, por el deseo de saber. No por la obligación de las calificaciones.

Hay que trabajar para que quienes mandan sean capaces de ver la luz.

No es lo mismo el espejo, que su reflejo. No es lo mismo ser, que parecer.

Detén ahora las auto-acusaciones y los autoelogios.

Se puede decir que todos los males que se tratan en la terapia comienzan con un problema amoroso; comienzan todos los problemas emocionales por una carencia amorosa en la vida de la persona.

Cuando aparece la sabiduría aparece también una mayor libertad; la vida se pone en orden y todo fluye como debe fluir.

¿Por qué temer a las sombras? Donde veas sombra significa que en un lugar cercano la luz resplandece.

Cualquier libro puede describir una técnica, pero una actitud debe ser transmitida por una persona.

Si se calculara el precio de la infelicidad que se crea, se vería lo antieconómica que es nuestra educación.

Ahí está el verdadero poder: tener ojos y no tener miedo. La verdadera sanación es la aceptación y el verdadero proceso es la entrega.

La terapia gestáltica se distingue más por lo que evita hacer que por lo que hace. Sostiene que basta con estar conscientes; que para que se produzca un cambio no se necesita nada más que presencia, estar consciente y responsabilidad.

La educación sirve para mantener a la gente idiotizada y manipulable.

Nuestra mayor necesidad es la de una educación para evolucionar, para que la gente sea lo que podría ser.

El pico de los empatógenos se puede caracterizar como un paraíso terrenal en comparación con el paraíso celestial del LSD y los alucinógenos de esa categoría.

Buscar la verdad implica cuestionar el condicionamiento sociocultural recibido para recuperar el contacto con nuestra verdadera naturaleza.

Ser responsable conlleva estar presente, estar aquí. Y estar verdaderamente presente, es estar consciente. A su vez, estar consciente es una condición incompatible con la ilusión de irresponsabilidad por medio de la cual evitamos vivir nuestras vidas.

El futuro es una carrera entre la educación y la catástrofe.

Una educación que busca la competencia en vez de la colaboración, es el reflejo de una sociedad que está profundamente enferma.

El hombre se ha desconectado de su fe en las percepciones.

Para conocer más profundamente a una persona, no le preguntes que es lo que piensa, sino que es lo que ama.

Al sistema le conviene que uno no esté tanto en contacto consigo mismo. El sistema tiene miedo de que la gente tome consciencia de su vida.

La responsabilidad no es un deber sino un hecho inevitable. Somos los actores responsables de cualquier cosa que hagamos. Nuestra única alternativa es reconocer tal responsabilidad o negarla. Y percatarse de la verdad, nos cura de nuestras mentiras.

Ocúpate del reino del corazón, y el resto llegará por añadidura.

Este es el único Buda y Dios que uno puede llegar a alcanzar; ir más allá del mundo falso, de los miedos sociales y conservacionales y atreverse a soltar lo poco para serlo todo. Se necesita valor y un gran coraje, y verdad, y una enorme lealtad a la esencia, al ser.

El hombre busca las experiencias estéticas como un sustituto del experimentar el sentido de la vida. Se ha desconectado de su fe (entendida como la entrega a lo que venga) en las percepciones, en las intuiciones, en definitiva, en todo lo que alimenta las verdades no científicas, las que perduran en el tiempo más que las científicas.

Lo que necesita nuestro tiempo son seres más bondadosos, no seres más inteligentes. La inteligencia sin bondad es una mutación fallida.

La terapia Gestalt no es un conjunto de técnicas sino la transmisión de una actitud, una forma de estar en la vida.

Preceptos de la Terapia Gestalt de Claudio Naranjo:

  1. Vive ahora, es decir, preocúpate del presente más que del pasado o el futuro.
  2. Vive aquí, es decir, relaciónate más con lo presente que con lo ausente.
  3. Deja de imaginar: experimenta lo real.
  4. Abandona los pensamientos innecesarios; más bien siente y observa.
  5. Prefiere expresar antes que manipular, explicar, justificar o juzgar.
  6. Entrégate al desagrado y al dolor tal como al placer; no restrinjas tu percatarte.
  7. No aceptes ningún otro debería o tendría más que el tuyo propio.
  8. Responsabilízate plenamente de tus acciones, sentimientos y pensamientos.
  9. Acepta ser como eres.

La muerte es solo un concepto. Reinterprétalo. Dale un sentido más mágico. Acepta la desaparición hacia una transformación.

Vota este artículo!



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here