70 frases de Benjamin Disraeli

Benjamin Disraeli

Benjamin Disraeli (1804 – 1881), conocido también como conde de Beaconsfield o lord Beaconsfield, fue un aristócrata, político y escritor del Reino Unido, elegido Primer Ministro en dos ocasiones y una de las figuras más relevantes en la historia británica.

Disraeli fue el primer hombre nacido judío que se convirtió en presidente de Gran Bretaña, aunque pasó a ser anglicano a la edad de 12 años cuando su padre tuvo una disputa con su sinagoga. Es considerado un gran pensador político al que se le atribuye haber sentado las bases de lo que hoy se conoce como el Partido Conservador y que se convirtió en la opción política dominante de su país durante mucho tiempo. Fue miembro y líder de la Cámara de los Comunes, así como como Canciller de Hacienda, antes de convertirse en Primer Ministro en 1868.



Disraeli también fue un autor de varias obras de ficción que se publicaron incluso mientras ejercía como primer Ministro. Es recordado por su influyente voz en los asuntos mundiales, sus batallas políticas con el líder del Partido Liberal.

Citas célebres de Benjamin Disraeli

El tiempo es precioso, pero la verdad es más preciosa que el tiempo.

Nada en la vida es más notable que la ansiedad innecesaria que sufrimos, y generalmente nos creamos.

Estoy preparado para lo peor, pero espero lo mejor.

Por norma, el que tenga más información tendrá el mayor éxito en la vida.

La experiencia es hija del pensamiento, y el pensamiento es el hijo de la acción.

La vida es demasiado corta para ser pequeña.

El silencio es la madre de la verdad.

No hay educación como la adversidad.

Las pequeñas cosas afectan a las pequeñas mentes.

Lo que aprendemos de la historia es que no aprendemos de la historia.

La paciencia es un ingrediente necesario del genio.

El hombre solo es grande cuando actúa desde la pasión.

Lo que anticipamos rara vez ocurre: pero lo que menos esperamos generalmente sucede.

Benjamin Disraeli

La justicia es la verdad en acción.

El éxito es el hijo de la audacia.

La estrategia más peligrosa es saltar un abismo en dos veces.

La ignorancia nunca resuelve una pregunta.

El destino de este país depende se la educación de su gente.

Hable con un hombre sobre sí mismo y lo escuchará durante horas.

En política, nada es despreciable.

La juventud es un error; la virilidad es una lucha; la vejez es un arrepentimiento.

La desesperación es a veces un inspirador tan poderoso como el genio.

Cuando los hombres son puros, las leyes son inútiles; cuando los hombres son corruptos, las leyes se rompen.

El mayor bien que puedes hacer por otro no es compartir tus riquezas, sino revelarle las suyas.

El recuerdo de una amistad de colegio tiene cierta fuerza mágica: ablanda el corazón y hasta conmueve el sistema nervioso de los que no tienen corazón.

La magia del primer amor consiste en nuestra ignorancia de que pueda tener fin.

Los desengaños de la edad madura suceden a las ilusiones de la juventud; esperemos que la herencia de la vejez no sea la desesperación.

La mejor manera de familiarizarse con un tema es escribir sobre él.

La pena es la agonía de un instante: la indulgencia de la pena es el error de la vida.

Lo que es serio no siempre es verdad; por el contrario, el error es a menudo más serio que la verdad.

Todo hombre tiene derecho a ser presumido hasta que tenga éxito.

Nunca te disculpes por mostrar tus sentimientos. Cuando lo haces, te disculpas por la verdad.

No leas la historia. Lee la biografía porque es una vida sin teoría.

Ser consciente de que eres ignorante es un gran paso hacia el conocimiento.

Benjamin Disraeli

Señor, no los derrotaré, los trascenderé.

La acción no siempre puede traer felicidad; pero no hay felicidad sin acción.

Como todos los grandes viajeros, yo he visto más cosas de las que recuerdo y recuerdo más cosas de las que he visto.

El que gana tiempo gana todo.

Las salidas deben ser repentinas.

El secreto del éxito de la vida del hombre consiste en estar dispuesto a aprovechar la ocasión que le depare.

Todos nacemos para el amor. Es el principio de la existencia y su único fin.

En política, experimentos significan revoluciones.

El mundo está harto de estadistas a quienes la democracia ha degradado convirtiéndolos en políticos.

¿Es menos filosófico creer en un Dios personal omnipotente y omnisciente fuerzas naturales inconscientes irresistibles? ¿Es filosófico combinar el poder con la inteligencia?

El secreto del éxito es la constancia del propósito.

Lo que anticipamos rara vez ocurre; lo que menos esperábamos generalmente sucede.

Inglaterra no está gobernada por la lógica sino por el parlamento.

El cambio es inevitable. El cambio es constante.

Se distinguió por su ignorancia; porque solo tenía una idea, y eso estaba mal.

Las cosas pequeñas afectan a las mentes pequeñas.

El hombre no es hijo de las circunstancias, las circunstancias son las hijas del hombre.

Benjamin Disraeli

Cuando quiero leer una novela, escribo una.

Una de las cosas más difíciles en este mundo es admitir que estás equivocado. Y nada es más útil para resolver una situación que su franca admisión.

Cultiva tu mente con grandes pensamientos, porque nunca irás más alto de lo que crees.

Un galope es la cura para todo mal.

Los europeos hablan de progreso porque, con la ayuda de algunos descubrimientos científicos, han establecido una sociedad que ha confundido la comodidad con la civilización.

El romance ha sido elegantemente definido como la descendencia de la ficción y el amor.

Debo seguir a la gente. ¿No soy su líder?

La sabiduría de los sabios y la experiencia de los siglos pueden ser conservadas en las citas.

Guárdate del hombre de un solo libro.

No hay sabiduría como la franqueza.

No puedo prestar atención a menos que me atraiga.

Vivimos en una época en la que ser joven e indiferente no puede ser sinónimo.

Cuánto más fácil es ser crítico que ser correcto.

¿Sabéis quiénes son los críticos? Hombres que fracasaron en la literatura y en las artes.

Mi idea de una persona agradable es una persona que está de acuerdo conmigo.

Donde termina el conocimiento, comienza la religión.

Siento una sensación muy inusual: si no es una indigestión, creo que debe ser gratitud.

Vota este artículo!



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here