40 frases de Audrey Hepburn

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 29 abril 2021.

Con estas frases de Audrey Hepburn queremos recordar a la gran actriz que, con su sencillez y rotunda elegancia, impactó en el mundo entero.

Audrey Hepburn fue el nombre artístico que usó Audrey Kathleen Ruston, una niña que nació en un pueblo de Bélgica en 1929 y que, desde su ventana, logró ver algunos horrores de la guerra, como cuando se llevaban en trenes a judíos a los campos de concentración.

Pese al ambiente fuerte en el que le tocó vivir, y su precaria condición de malnutrición, Audrey tenía claro que quería cumplir sus sueños y llegar lejos.

Así que a los 20 años ya estaba comenzando su carrera en TV movie Sauce Tartare, un espacio en el que pudo demostrar su talento como actriz.

Ella fue mostrando cada vez más sus trabajos hasta que impactó a un productor y saltó a la gran pantalla con éxito.

Entre los títulos más recordados de Hepburn se encuentra: Vacaciones en Roma, Desayuno con diamantes, Guerra y paz, My fair Layde, Dos en la carretera, entre otros.

Desde joven tuvo destreza con el aprendizaje de idiomas, así que en la edad adulta hablaba con fluidez el holandés, inglés, francés, italiano y español.

El American Film Institute la catalogó como la tercera mejor estrella femenina de todos los tiempos y, gracias a su papel en Vacaciones en Roma, ella fue la primera actriz que ganó un Oscar, un Globor de Oro y un BAFTA en el mismo año.

Pero, su acción llegó mucho más lejos, ya que en los últimos años de su vida se dedicó a servir como embajadora en la UNICEF.

Un dato curioso, antes de repasar algunas de las memorables frases de Audrey Hepburn, es que ella padecía de hidrofobia, y en la escena donde es arrojada a una piscina –en el filme Dos en la carretera-, varios buceadores estuvieron presentes para calmar la ansiedad de la actriz.

Ahora sí, es momento de conocer algunas de las más notables frases de Audrey Hepburn.

Frases de Audrey Hepburn

La belleza de una mujer no está en la ropa que usa, la figura que tiene o la forma de su peinado, la verdadera belleza de una mujer se refleja en su alma.

Nací con una enorme necesidad de afecto y, una terrible necesidad de darlo.

Nunca pienso en mí como un icono. Eso está en la cabeza de la gente, no en la mía. Yo solo hago mi trabajo.

Si me caso, quiero estar muy casada.

Pienso en rosa. Creo que reírse es la mejor manera de quemar calorías. Creo en los besos, en besar mucho. Creo en ser fuerte cuando todo parece ir mal. Y creo que las chicas felices son las más bellas. Creo que mañana es otro día y creo en los milagros.

Se puede saber más de una persona por lo que dice de los demás que por lo que los demás dicen de ella.

París siempre es una buena idea.

Si obedeces todas las reglas, te pierdes toda la diversión.

La vida es dura. Después de todo, te mata.

El encanto femenino va mucho más allá de las medidas. No necesito un dormitorio para demostrar qué tan mujer soy. Puedo transmitir mi femineidad tanto recogiendo manzanas de un árbol, como estando parada bajo la lluvia.

La mejor cosa a la que aferrarse en la vida es el uno al otro.

Cualquier persona que no crea en los milagros, no es realista.

Siempre sé una primera versión de ti.

El éxito es como alcanzar una fecha importante y darte cuenta de que eres exactamente lo mismo.

Estoy orgullosa de haber estado en un negocio que dé placer, cree belleza, despierte nuestra conciencia.

El amor es acción. No es solo hablar y nunca lo fue.

Haz en la medida de lo que esperas conseguir.

Mi vida no es teorías y fórmulas. Es instinto y sentido común.

Las oportunidades no llegan a menudo solas, por lo que cuando lo hacen, tienes que aprovecharlas.

La razón por la que dejé de trabajar es porque quería pasar tiempo con mis hijos.

Si te digo la verdad, aún leo cuentos de hadas y es lo que más me gusta.

Lo más esencial es disfrutar de la vida, ser feliz. Esto es lo único que importa.

La gente, incluso más que las cosas, tiene que ser restaurada, renovada, revivida, reclamada y redimida; nunca deseches a nadie.

Todo lo que sé, lo aprendí de las películas.

Recuerda, si necesitas una mano que ayuda, encontrarás una al final de tu brazo. Al madurar en edad, descubrirás que tienes dos manos, una para ayudarte y otra para ayudar a otros.

El amor no tiene nada que ver con lo que esperas conseguir, solo con lo que esperas dar; es decir, todo.

Cuando no tienes a nadie que pueda hacer una taza de té para ti, cuando nadie te necesita, es cuando creo que la vida ha terminado.

Me gustaría tener pies más pequeños. Odio tener pies grandes, mis amigas tienen pies bonitos y puedes usar zapatos bonitos.

La belleza de una mujer debe verse en sus ojos, porque es la puerta de entrada a su corazón, el lugar donde reside el amor.

Cuando la guerra terminó y las raciones comenzaron a fluir de nuevo ¡comencé a comer! Para la edad de veinte años era una chica rechoncha.

Seamos realistas, un bonito y cremoso pastel de chocolate hace mucho por mucha gente; lo hace para mí.

¿Por qué cambiar? Todo el mundo tiene su propio estilo. Una vez que has encontrado el tuyo, deberías apegarte a él.

Puedes saber siempre qué tipo de persona cree un hombre que eres por los pendientes que te da.

Soy introvertida. Amo ser yo misma, amo estar en el exterior, amo dar un largo paseo con mis perros, mirar a los árboles, las flores, el cielo.

Cualquier tipo de presentación o cualquier forma de ponerme a mí misma bajo exhibición ha sido siempre una experiencia que me da miedo.

Nunca me gustaron mucho los diálogos, nunca supe lidiar bien con ellos. Amo bailar, amo la música porque puedes expresarlo todo con música.

Nunca hice una película que no me gustara solo por el dinero, nunca.

Vivir es como visitar un museo. Hasta tarde no comienzas a absorber lo que viste, mirarlo en un libro y recordarlo, porque no lo puedes hacer todo a la vez.

Tengo que estar sola a menudo. Sería bastante feliz si paso desde la noche del sábado hasta la mañana del lunes sola en mi apartamento. Así es como me recupero.

Estas han sido algunas de las frases de Audrey Hepburn más recordadas. ¿Cuál es tu favorita?

Las 50 frases de Rumi más originales y hermosas del misticismo

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario