jodorowsky

Alejandro Jodorowsky Prullansky (1929) es un cineasta, dramaturgo, compositor y escritor chileno de culto, de ascendencia judío-ucraniana. Ha trabajado en múltiples esferas como novelista, poeta, dramaturgo, ensayista, director, productor y actor de cine y de teatro, escritor de cómics, músico, compositor, titiritero, mimo, dibujante, escultor y gurú espiritual.

Se hizo famoso por sus películas de culto como “El Topo”, “The Holy Mountain”, “Dune”, “Santa Sangre”, “The Rainbow Thief”, “La Danza de la Realidad” y otras. Ha sido “venerado por los entusiastas del cine de culto porque su trabajo “está lleno de imágenes violentamente surrealistas y una mezcla híbrida de misticismo y provocación religiosa”.



También escribió una serie de cómics de ciencia ficción, entre los que destaca The Incal (1980–1989), que ha sido calificado como el “mejor cómic” que se haya escrito. Ha escrito libros y estado en conferencias hablando sobre su propio sistema espiritual, que denomina “psicomágico” y “psicoshamanismo” y que toma prestado de sus intereses en la alquimia, el tarot, el budismo zen y el chamanismo.

No te pierdas sus fantásticas frases en esta hermosa recopilación.

Citas célebres de Alejandro Jodorowsky

A veces perder es ganar y no encontrar lo que se busca es encontrarse.

Los pájaros que nacen en una jaula piensan que volar es una enfermedad.

Un día, alguien me mostró un vaso de agua que estaba medio lleno. Y él dijo: “¿Está medio lleno o medio vacío?”. Así que bebí el agua. No más problema.

No cuentes el tiempo sino tus transformaciones.

No te apegues a nada que pueda destruirte en el transcurso del tiempo.

El fracaso no significa nada, solo significa cambiar de ruta.

Uno se vuelve sabio solo en las medidas, mientras atraviesa su propia locura.

El ego es sordo; sordo y ciego. El ego debe ser domado.

Te vas pero también aquí te quedas. Si las ramas crecen queriendo ocupar el cielo entero, las raíces nunca abandonan la tierra donde nacieron.

Por primera vez descubrí la dulzura de ser yo mismo, sin estar deformado por el dolor o el miedo.

Estás involucrado en la locura. Me siento obligado a acompañarte.

El topo es un animal que cava galerías bajo la tierra buscando el sol ya veces el camino a la superficie: cuando el sol, queda ciego.

Esta es la verdadera libertad: ser capaces de dejarnos a nosotros mismos, cruzar los límites de nuestro pequeño mundo para abrir el universo.

jodorowsky

Otorga a cada palabra raíces en el corazón.

El amor es un intercambio de silencios.

Para un verdadero artista, las dificultades se convierten en oportunidades y las nubes se vuelven presentes.

Lo que busco me persigue.

No te apropies de nada ni de nadie.

Pasé de los insultos al silencio. Eran menos dolorosos los primeros.

Si echamos una mirada a las circunstancias que nos llevaron al milagro, comprenderemos que fuimos dirigidos por una fuerza inimaginable.

Soledad es no saber estar consigo mismo.

No establezcas amistades inútiles.

La mente no se conforma; está ahí. Su calidad depende del uso que hagas de ella.

Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu maestro.

Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.

Uno no va al teatro para escapar de sí mismo, sino para restablecer el contacto con el misterio que todos somos.

Cuando te lleves la vida que había vivido toda mi vida con las manos vacías.

El silencio no tiene límites para mí; los límites los pone la palabra.

Cuando se abre una flor, es primavera en todo el mundo.

Dondequiera que vas arrastras una sombra tan inmóvil como el ladrón crucificado.

La verdadera misión del arte es sanar, y sanar es descubrir la belleza de nuestra alma.

El mundo es lo que tú piensas que es; pero el que piensa no eres tú.

Ése es el grave problema de esta sociedad: está llena de deseos de consumir y de aparentar, pero hay muy pocas ganas de ser.

jodorowsky

Tal vez si prohibieran la literatura como la cocaína, la gente por puro morbo, buscaría meterse un par de líneas.

El error está permitido, siempre que se cometa una sola vez y dentro de una búsqueda sincera de conocimiento. Ésa es la condición humana: el hombre busca el conocimiento.

Cuando la diana se vuelva tan grande como un elefante en tu mente, no podrás perderla.

Despertar no es una cosa. No es una meta, no es un concepto. No es algo que se alcance. Es una metamorfosis. Si la oruga piensa en la mariposa en la que se va a convertir, diciendo: ‘Y luego tendré alas y antenas’, nunca habrá una mariposa. La oruga debe aceptar su propia desaparición en su transformación. Cuando la maravillosa mariposa toma alas, no queda nada de la oruga.

La belleza es el límite máximo al que podemos acceder a través del lenguaje. No podemos alcanzar la verdad, pero podemos aproximarnos a ella a través de la belleza.

Por amor, no solo copiamos los valores de nuestros padres, sino también sus enfermedades.

La mayoría de los directores hacen películas con sus ojos; yo hago películas con mis testículos.

No quiero nada para mí que no sea para todos.

Eres esclavo de aquello que bautizas con tu nombre.

Una vez por semana, enseña gratis a los otros lo poco o mucho que sabes. Lo que les des, te lo das. Lo que no les des, te lo quitas.

Cuando te acaricié me di cuenta que había vivido toda mi vida con las manos vacías

No vivo en Francia, vivo en mí mismo.

Vamos en una cárcel racional que navega dentro de un loco.

Tú eres excremento. Puedes convertirte en oro.

Que hable el dios interior que está en cada uno de nosotros. El templo es tu cuerpo y el sacerdote es tu corazón: es desde aquí donde debe comenzar toda conciencia.

Lees mucho, tal vez un día cometas la estupidez de querer ser escritor.

No sé adónde voy, pero sé con quién voy.
No sé dónde estoy, pero sé que estoy en mi.
No sé qué es Dios, pero Dios sabe lo que soy.
No sé lo que es el mundo, pero sé que es mío.
No sé lo que valgo, pero sé no compararme.
No sé lo que es el amor, pero sé que gozo tu existencia.
No puedo evitar los golpes, pero sé cómo resistirlos.
No puedo negar la violencia, pero puedo negar la crueldad.
No puedo cambiar al mundo, pero puedo cambiarme a mí mismo.
No sé lo que hago, pero sé que lo que hago me hace.
No sé quién soy, pero sé que soy el que no sabe.

Pensé que era lo que soy, pero en realidad todavía soy lo que era. Y lo que era, bueno, no sé qué es. Quizás algún día lo sepa. Entonces seré lo que seré, pero dejaré de ser lo que soy ahora. Y dejar de ser lo que soy ahora me horroriza y me aterroriza. ¡Ayúdenme, por favor, ustedes dos!

60 frases de Alejandro Jodorowsky
4.7 (93.33%) 3 voto[s].



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here