Frases célebres de Woody Allen

Verificado Redactado por Marta Guerri. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 1 mayo 2021.

Woody Allen, cuyo nombre real es Allan Stewart Konigsberg, nació en Nueva York el 1 de diciembre de 1935. Allen ha tenido una larga y prolífica carrera desde que empezó allá por 1950 escribiendo chistes y guiones para televisión. Como seguramente todos saben es un director, actor y comediante que lleva a sus espaldas 45 películas en 60 años de carrera.

Sin duda, la vida y personalidad de Woody Allen ha dado mucho que hablar. Su fuerte neuroticismo y escándalos sexuales y sentimentales han sido notorios y polémicos. En sus películas ha solido representar el papel de una persona frágil, insegura, neurótica e intelectual, aunque manifiesta no ser así en la vida real. Sea como sea, a millones de persona en todo el mundo le gusta el papel y el savoir faire de Woody Allen.

Frases célebres de Woody Allen

La fuerza de tus pensamientos y el reflejo de tus acciones son la firma que dejas en este mundo.

¿Cómo quieres que te olvide si cuando comienzo a olvidarte me olvido de olvidarte y comienzo a recordarte?

Amar es sufrir. Para evitar el sufrimiento no se debe amar, pero entonces se sufre por no amar, de modo que amar es sufrir y no amar es sufrir, y sufrir es sufrir. Si para ser feliz hay que amar, para ser feliz hay que sufrir, pero sufrir hace a uno infeliz, por lo tanto, para ser infeliz uno debe amar o amar para sufrir o sufrir de tanta felicidad, y dejémoslo que es un lío.

Bígamo: Idiota al cuadrado.

Dios es, o bien cruel, o bien incompetente.

Creo que el cerebro es el más sobrevalorado de los órganos.

Cuando escucho a Wagner durante más de media hora me entran ganas de invadir Polonia.

Disfruta el día hasta que un imbécil te lo arruine.

Si no te equivocas de vez en cuando, es que no lo intentas.

Unos se casan por la Iglesia; otros, por idiotas.

El amor es la emoción más compleja. Los seres humanos son imprevisibles. No hay lógica en sus emociones. Donde no hay lógica no hay pensamiento racional. Y donde no hay pensamiento racional puede haber mucho romance, pero mucho sufrimiento.

Algunos matrimonios acaban bien; otros duran toda la vida.

Si los seres humanos tuviésemos dos cerebros, seguro que haríamos el doble de tonterías.

La eternidad se hace larga, sobre todo al final.

Para usted, yo soy ateo; para Dios, soy la Leal Oposición.

El sol es malo para ti. Todo lo que nuestros padres dijeron que era bueno es malo. El sol, la leche, la carne roja, la universidad…

Odio la realidad, pero es el único sitio donde se puede comer un buen filete.

El sexo sin amor es una experiencia vacía. –Pero como experiencia vacía es una de las mejores.

Le quiero como a un hermano: como Caín a Abel.

Ustedes podrán deducir que el mensaje es que la única manera de ser feliz es creyendo en un más allá. Y no se equivocarían. Creo firmemente que la vida es algo terrorífico e inestable para el resto de los mortales. La única manera de sobrevivir es engañándose a uno mismo, la gente está desesperada por encontrar algo en lo que creer.

No le temo a la muerte, sólo que no me gustaría estar allí cuando suceda.

La jubilación es para la gente que se ha pasado toda una vida odiando lo que hacía.

Tuve la culpa parcialmente de que nos divorciáramos… tenía tendencia a colocar a mi mujer sobre un pedestal.

Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo.

El trabajo es una invasión de nuestra privacidad.

¡Eres un pesimista, ves siempre el vaso medio vacío! -No, lo veo medio lleno, pero de veneno

¿Es sucio el sexo? Sólo cuando se hace bien

El mago hizo un gesto y desapareció el hambre, hizo otro gesto y desapareció la injusticia, hizo otro gesto y se acabó la guerra. El político hizo un gesto y desapareció el mago.

El cerebro es mi segundo órgano favorito.

Envejecer no es ninguna ventaja. No le gusta a nadie. Empiezan a sucederte cosas malas y las opciones se reducen.

No he visto a mi psicoanalista en 200 años. Era un freudiano estricto y si le hubiese visto en todo este tiempo ahora estaría casi curado.

Psicóloga con Máster en Terapia de la Conducta y la Salud. Máster en RRHH. Diplomada en Enfermería con postgrado en Salud Mental. Psicóloga especializada en terapia con familias con vulnerabilidad social en el Servicio de Orientación y Acompañamiento a Familias (SOAF).

Deja un comentario