Frases célebres de Oswald Spengler

Oswald Spengler (Blankenburg, 29 de mayo de 1880-Múnich, 8 de mayo de 1936) fue un historiador y filósofo alemán de ideas revolucionarias conservadoras. Es ampliamente conocido por sus obras: la decadencia de occidente, el hombre y la técnica, los años decisivos, entre otras.

Oswald Spengler se destacó por el estudio de la Civilización, llegando a predecir importantes eventos, como la crisis de la cultura actual. Manifestó que, hacia el año 2000, la Civilización Occidental entraría en un estado de extinción.


De igual modo, Oswald Spengler sostiene que la vida y la historia de la humanidad (y con ella de las civilizaciones) es una lucha constante entre estabilidad, cambio, movilidad, entre muchos estados y procesos. Las Civilizaciones, por tanto, actuarían como un organismo vivo que nace, crece, se reproduce y muere.

Frases célebres de Oswald Spengler

  • “No somos libres de conseguir esto o aquello, sino de hacer lo necesario o no hacer nada. Los problemas que plantea la necesidad histórica se resuelven siempre con el individuo o contra él.»
  • “Cuanto más elevado es un pueblo, más limitado está en su libertad, y cuando más educado es un hombre menos libertades se toma.”
  • “En las grandes crisis todos los demás combatían por el triunfo o la derrota; nosotros siempre hemos luchado por la victoria o el aniquilamiento.”

  • “La sangre es para nosotros el símbolo de la vida. Circula sin cesar por el cuerpo, desde la concepción hasta la muerte; pasa del cuerpo de la madre al del niño; bate las arterias en la vigilia como en el sueño; nunca interrumpe su curso. La sangre de los antepasados fluye a través de las generaciones, uniéndolas en un ingente conjunto, sometido al sino, al ritmo, al tiempo.”
  • “El tiempo no es distancia, sino sentimiento.”
  • “La ley del eterno retorno es la misma, en gran escala, de lo que es, en pequeña escala, el cambio de la vida a la muerte, el derrumbe de Estados, costumbres, condiciones culturales.”
  • “Lo que hoy se hace bajo el nombre de arte es pura impotencia y mentira”
  • “Toda alma tiene religión. Religión no es más que otra palabra para expresar la existencia de un alma. Todas las formas vivas en que el alma se manifiesta, todas las artes, las doctrinas, los usos, todos los mundos de formas metafísicas y matemáticas, todo ornamento, toda columna, todo verso, toda idea es, en lo profundo, religioso.”
  • “Las culturas son organismos. La historia universal es su biografía”

  • “El dinero piensa; el dinero dirige: tal es el estado de las culturas decadentes.”
  • “Al principio tenía bienes el que tenía poder. Ahora tiene poder el que tiene dinero. El dinero es el que pone al espíritu en el trono. La democracia es la perfecta identificación del dinero con la fuerza política.”
  • “El alma de un artista es, como el alma de una cultura, algo que aspira a realizarse, algo completo y perfecto, o, dicho en el lenguaje de una vieja filosofía, un microcosmos.”
  • “Para el hombre primitivo, la palabra «tiempo» no puede significar nada. El hombre primitivo vive sin necesidad de contraponer el término tiempo a ninguna otra cosa. Posee tiempo, pero nada sabe de él. (…) Sólo la inteligencia cósmica de las culturas superiores, sometida a la impresión de la «naturaleza», que todo lo mecaniza, y dominada por la conciencia de una extensión rigurosamente ordenada, mensurable y concebible, dibuja la imagen espacial, el fantasma del tiempo para dar satisfacción a su necesidad de concebirlo todo, de medirlo y ordenarlo todo por causas y efectos.”

  • “El egipcio amaba la piedra dura de los enormes edificios; la severidad de su conciencia le hacía buscar siempre los problemas más difíciles”
  • “En todo idioma culto hay un cierto número de palabras que permanecen envueltas en un profundo misterio: hado, fatalidad, azar, predestinación, destino. No hay hipótesis, no hay ciencia que pueda expresar la emoción que se apodera de nosotros cuando nos sumergimos en el sonido y significación de dichos vocablos.”
  • “El hombre culto vive hacia dentro; el civilizado, hacia fuera, en el espacio, entre cuerpos y hechos.”
  • “La libertad de opinión pública requiere la elaboración de dicha opinión, y esto cuesta dinero”

  • “La historia de una cultura es la realización progresiva de sus posibilidades”
  • “Conocer el mundo es, para el hombre de las culturas superiores, una verdadera necesidad, algo que se compenetra con su propia existencia, una ofrenda que cree deberse a sí mismo y a su vida.”
  • “Una cultura nace cuando un alma grande despierta de su estado primario y se desprende del eterno infantilismo humano; cuando una forma surge de lo informe; cuando algo limitado y efímero emerge de lo ilimitado y perdurable. Florece entonces sobre el suelo de una comarca, a la cual permanece adherida como una planta.”
  • “Los símbolos son signos sensibles, impresiones últimas, indivisibles y sobre todo involuntarias, que poseen una significación determinada. Un símbolo es un rasgo de la realidad que, para un hombre con sus sentidos alerta, designa inmediata y evidentemente algo que no puede comunicarse por medio del intelecto.”

Bibliografía Recomendada

  • Spengler, O. (1993). La Decadencia de occidente: bosquejo de una morfología de la historia universal. Planeta-De Agostini,.
  • Spengler, O., & López-Ballesteros, L. (1936). Años decisivos. Espasa-Calpe.
  • Oswald, S. (1958). La decadencia de occidente. Tomo I. Madrid: Espasa Calpe SA
  • Oswald, S. (1958). La decadencia de occidente. Tomo II. Madrid: Espasa Calpe SA
  • Spengler, O. (1922). El ciclo vital de las culturas. Etzioni y Etzioni (comp.) Los cambios sociales: fuentes, tipos y consecuencias, México, Fondo de Cultura Económica.

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here