Nicolás Boileau

Nicolás Boileau Despréaux fue un poeta y crítico francés que vivió entre los años 1636 y 1711. Estudió derecho y teología en la Universidad de la Sorbona. Ejerció como abogado por un tiempo, pero después se dedicó a la teología. Sin embargo, al morir su padre y recibir una cuantiosa herencia, se dedicó a vivir de las rentas y a escribir poesías y ensayos literarios.

Nicolás Boileau fue uno de los principales exponentes de la poesía francesa del siglo XVII y uno de los cabecillas del clan de los Antiguos, en el debate que había entre Antiguos y Modernos en la Francia de la época. Estos clanes defendían dos modos diferentes de escribir y sentir la poesía.

Frases célebres de Nicolás Boileau

“El tiempo huye y nos arrastra consigo. Este momento en que yo hablo se ha ido.”

“La sabiduría es una tranquilidad del alma que por nada puede ser turbada y que ningún deseo inflama.”

“Cada edad tiene sus placeres, su razón y sus costumbres.”

“Ama a quien te aconseje, no a quien te elogie.”

“Procuro ser siempre muy puntual, pues he observado que los defectos de una persona se reflejan muy vivamente en la memoria de quien la espera.”

“El dinero presta una apariencia de belleza incluso a la fealdad. La pobreza, en cambio, todo lo vuelve horrible.“

“La ignorancia siempre está dispuesta a admirarse.”

“Quien se contenta con nada lo posee todo.”

“A menudo el temor de un mal nos lleva a caer en otro peor.”

“Quien no sabe concentrarse, nunca sabrá escribir.”

“La pesada carga de no tener nada que hacer.”

“Volved a emprender veinte veces vuestra obra, pulidla sin cesar y volvedla a pulir.”

“En una palabra: para parecer un hombre honrado, lo que hace falta es serlo.”

“Todo debe tender al buen sentido, pero el camino que lleva a él es resbaladizo y difícil de seguir: apartarse un poco es hundirse. Muchas veces, la Razón tiene sólo un sendero por donde avanzar.”

“Ya que alabáis sus versos, al menos despreciad los míos.“

“Todo cuando la pobreza toca se torna horrible.“

“La cólera es orgullosa y necesita palabras altaneras; el abatimiento se expresa con términos menos altivos.”

“Lo verdadero puede a veces no ser verosímil.”

“Todos los hombres están locos y, pese a sus cuidados, sólo se diferencian en que unos están más locos que otros.”

“El más sabio es quien siéndolo ignora que lo es.”

“El honor es una isla escarpada y sin riberas: El que ha caído de ella, no puede volver a subir.”

“Antes que escribir, aprended a pensar.”

“Prefiero la ignorancia a un saber afectado.”

“Es poco ser poeta: hay que estar enamorado.”

“Haceos con amigos dispuestos a censuraros.”

“Sé para ti mismo un crítico severo.”

“El necio encuentra siempre otro mucho mayor que le admire.”

“Un soneto perfecto vale por un largo poema.”

“El espíritu que se ha dejado envolver en una intriga, nunca se siente tan vivamente tocado, como al conocer de pronto la verdad de un secreto que lo cambia todo, y a todo confiere una faz imprevista.”

“No hay cosa más hermosa que la verdad y sólo ella es amable.”

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here