Frases célebres de Joseph de Maistre

Verificado Redactado por Bernardo Peña. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 1 mayo 2021.

Joseph de Maistre (1753-1821) fue un filósofo político del Reino de Cerdeña (actual Italia, aunque la región donde nació se encuentra en la Francia actual). Jurista de profesión, fue el máximo representante del pensamiento contrarrevolucionario o reaccionario, totalmente opuesto a la Ilustración y a la Revolución Francesa.

Cuando las tropas francesas ocuparon su país natal, Joseph de Maistre se vio obligado a emigrar. Primero a Suiza y luego a Rusia, donde fue consejero del Zar Alejandro I hasta 1817. Con la definitiva derrota de los revolucionarios franceses, volvió a Turín, donde viviría hasta su muerte, 3 años después.

Frases célebres de Joseph de Maistre

Es una de las curiosas peculiaridades del hombre para crear dificultades para el placer de su resolución.

Una patria es una asociación, sobre el mismo suelo, de los vivos y los muertos con los que están por nacer.

Cada Nación tiene el gobierno que se merece.

La Contrarrevolución no será una revolución en sentido contrario, sino lo contrario de la Revolución. Es decir, el restablecimiento integral del Orden Cristiano.

No son los hombres los que digieren la revolución, es la revolución la que se sirve de los hombres.

La Revolución ha conseguido hacerse amar por aquellos mismos de los cuales es su enemiga mortal.

Diviértase y viva cuanto quiera el ocioso: es su oficio; pero que no venga a fastidiarnos con sus impertinencias sobre la desgracia de quienes no se le parecen.

Si hacemos que las verdades se dobleguen ante las dificultades, se acabó la filosofía.

El gran fallo de las mujeres es desear ser como los hombres.

La ley justa no es precisamente aquella que hace sentir sus efectos sobre todos, sino la que está hecha para todos; el efecto de la ley para esta o aquella persona en particular, no es más que un mero accidente.

Todos estamos obligados al trono del Ser Supremo por una cadena flexible que retiene sin esclavizarnos. El aspecto más maravilloso del esquema universal de las cosas es la acción de los seres libres bajo la guía divina.

Estamos manchados por la filosofía moderna que nos ha enseñado que todo es bueno, mientras que el mal ha contaminado todo y en un sentido muy real, todo es malo, ya que no hay nada en su lugar.

Es muy raro que la fealdad se conozca a sí misma y rompa el espejo que la refleja.

Todo dolor es un castigo, y cada castigo es infligido por el amor tanto como por la justicia.

La exageración es la mentira del hombre de bien.

Más frases de Joseph de Maistre

Yo doy gracias a Dios de mi ignorancia aún más que de mi ciencia; porque mi ciencia es cosa mía, a lo menos en parte, y, por consiguiente, no puedo estar seguro de que sea buena, mientras que mi ignorancia (aquella cuando menos de que hablo ahora) procede de El; y así tengo en ella toda la confianza que puedo.

Nacemos en una cama y morimos en una cama. Interesante el drama de la raza humana, es el hecho de que esta escena ha jugado comedia ridícula y terribles tragedias.

El cristianismo fue predicado por ignorantes y creído por los eruditos. El hecho de que su institución es humanamente imposible; entonces esta religión es divina.

Saber cuándo esperar es el gran secreto del éxito.

No hay virtud, en sentido estricto, no hay victoria sobre nosotros mismos, y nada vale lo que nada nos cuesta.

El vicio tiene solamente como recompensa el arrepentimiento.

La imaginación, reino de encantamiento – la cual es la más benéfica de los dones concedidos al hombre para consolarlo por la realidad- debo dejarte ahora.

El genio no se arrastra apoyándose en silogismos. Su marcha es desembarazada; sus métodos tienen algo de inspirados. Vésele llegar, y nadie, sin embargo, le ha visto caminar.

Falsas opiniones son como el dinero falso, golpeados primero por los hombres culpables y posteriormente distribuidas por gente honesta que perpetúan el crimen sin saber lo que están haciendo.

Si no hay mal moral en la tierra, no habría ningún mal físico.

Todas las ciencias tienen misterios, y que presentan ciertos puntos donde la teoría mas evidente en apariencia se encuentra en contradicción con la experiencia. La política, por ejemplo, ofrece mucha…

Conozco a franceses, ingleses o alemanes, pero no conozco hombres.

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego».

Deja un comentario