Frases célebres de Bruce Springsteen

Verificado Redactado por Bernardo Peña. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 19 enero 2021.

Bruce Springsteen nació en Nueva Yersey, EEUU, el 23 de septiembre de 1949. Apodado por todos como The Boss (el Jefe), es un cantante, compositor y guitarrista de rock. A lo largo de su carrera ha vendido más de 120 millones de discos, 20 premios Grammy, 2 globos de oro y 1 Óscar. Además, Bruce Springsteen ha marcado una época en la música estadounidense y mundial. A día de hoy, aún sigue componiendo, cantando y dando sus giras.

Frases célebres de Bruce Springsteen

La juventud vive de la esperanza; la vejez, del recuerdo.

A veces vuelvo a leer mis libros de la escuela y me doy cuenta de que no tienen ningún contacto con la vida real, no enseñan nada de lo que vas a necesitar en la vida. A los ocho años, cuando escuché por primera vez a los Drifters por la radio, descubrí que había más verdad en una sola canción que en todo lo que me habían enseñado en la escuela. Esto es lo que intento decirle a la gente: buscad vuestras propias raíces y sed responsables de vuestras vidas.

Tengo la sensación de que, la noche en que miras a tu público y no te ves a ti mismo, y la noche en que el público te mira y no se ve reflejado en ti, es que todo ha terminado.

La amistad te impide resbalar al abismo.

La música es inmortal para mí. Es esa cosa en el escenario, ese momento rápido por el que vives. No dura, pero es la razón por la que vives.

Con los años, te vuelves más espiritual. En parte porque estás más cerca del otro mundo… sigo sintiéndome atraído por la religión católica.

Tenemos que salir mientras somos jóvenes, porque los vagabundos como nosotros, bebé, nacimos para correr.

La familia aporta más flexibilidad emocional y te permite llevarte bien con la vida de otra gente.

La fe es esencial, y también lo es la duda. No se va a ninguna parte con sólo una de estas dos cosas.

Conduces en una limusina la primera vez, es una gran emoción, pero después de eso es solo un auto estúpido.

En este punto, no necesito que mis registros sean el número uno ni que venda tantos como esta persona o esa persona. Eso no es fundamentalmente importante: no creo que eso te sostenga.

Me daba la impresión de que la gente que me rodeaba en el pueblo no iba a ninguna parte. Miré hacia atrás: mi padre, mi abuelo, todos mis antepasados habían pasado su vida trabajando en una fábrica. Comprendí que las cosas no iban a ser diferentes para mí, si no hacía algo al respecto.

Más frases de Bruce Springsteen

Si pudiera coger un simple momento con las manos…

En la música, Frank Sinatra puso la voz, Elvis Presley puso el cuerpo… Bob Dylan puso el cerebro.

A la fecha de hoy, en cualquier gran música de rock que se hace hay siempre una sombra de Bob Dylan.

Ese golpe de caja al principio de la canción sonaba como si alguien abriera de una patada la puerta de tu mente.

Lo verdadero es demasiado sencillo, pero siempre se llega a ello por lo más complicado.

No me imagino no haciendo esto. Para mí es una fuerza vital primaria.

Hasta que me di cuenta de que la música rock era mi conexión con el resto de la raza humana, sentí que me estaba muriendo, por alguna razón, y yo no sabía por qué.

La fama, en un buen día, es como recibir un gesto amistoso de un extraño. Pero, en un mal día, es como una larga caminata hasta tu casa, y cuando llegas allí, no hay nadie para darle la bienvenida.

No puedo decir que lamento las cosas que hicimos; Al menos por un rato, usted y yo, nos divertimos.

A mis años, ya no tienes que hacer tantas cosas para estar en forma. Salgo a pasear dos o tres veces por semana… Sigo levantando pesas, pero de forma muy moderada, tres o cuatro veces por semana, en series cortas. Es todo lo que ahora necesito.

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Deja un comentario