Agatha Christie

Agatha Christie (1890-1976) fue una escritora y dramaturga británica especializada en la novela policíaca. A lo largo de su vida publicó 86 novelas de todo tipo, lo que le valió fama internacional y la recompensa con la Excelentísima Orden del Imperio Británico.

Agatha Christie ha vendido alrededor de 2.000 millones de copias de sus novelas, y no es de extrañar, ya que su talento para la escritura y la narrativa envuelve al lector y lo hace un fiel seguidor de esta ilustre escritora.

Frases célebres de Agatha Christie

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único.

Uno no reconoce los momentos realmente importantes en su vida hasta que es demasiado tarde.

Cualquier sensación de atracción entre un hombre y una mujer empieza con la asombrosa ilusión de que ambos coinciden en su forma de pensar.

La vida se nos antoja más llena de interés cuando estamos a punto de perderla.

Los buenos consejos no son tomados en cuenta generalmente, pero eso no es motivo para no darlos.

Cuando no hay humildad, las personas se degradan.

No debes juzgar a nadie sin haberlo escuchado antes.

La mejor receta para la novela policiaca: el detective no debe saber nunca más que el lector.

El factor naturaleza no hay que descuidarlo nunca. Los débiles a menudo dan muestras de una fortaleza inesperada, y los fuertes, a veces, sucumben.

La maldad no es algo sobrehumano, es algo menos que humano.

La tristeza es la cuna de inspiración de todo escritor.

El imposible no podría haber ocurrido, por lo tanto lo imposible debe ser posible a pesar de las apariencias.

Estamos cinco personas en esta habitación. Uno de nosotros es el asesino.

Cásate con un arqueólogo, cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará.

Cuando el cuello de un hombre está en peligro, no se detiene demasiado a pensar acerca de sentimientos.

Es curioso, pero solamente cuando ves a las personas hacer el ridículo, te das cuenta lo mucho que las quieres.

Ser humilde es tener los pies bien puestos sobre la tierra.

Cuando un médico se vuelve loco, es muy difícil darse cuenta. Muchos de ellos se extenúan por exceso de trabajo y tienen el cerebro fatigado.

Más frases de Agatha Christie…

Una de las cosas más afortunadas que te pueden suceder en la vida es tener una infancia feliz.

Dondequiera que exista la naturaleza humana existe el drama. Solo que no siempre es como uno se lo imagina.

Había irrumpido en mi vida como una estrella fugaz, introduciéndose por breve tiempo en mi mundo.

Comprendí que no podía curarme y que al final llegaría la muerte lenta y dolorosa. Decidí vivir intensamente hasta la hora fatal.

No sabes si puedes hacer algo o no hasta que lo intentas.

Si quieres revivir el pasado, al final de cuentas aparecerá distorsionado.

No hay peor error en la vida que ver o escuchar las obras de arte en un momento inoportuno. Para muchos, Shakespeare se echó a perder solo por haberlo estudiado en la escuela.

Todos los artistas tienen sed de gloria. También yo siento esa necesidad de dar a conocer a mis semejantes mi astucia y mi ingenio haciendo esta confesión…

Sé, por experiencia, que ciertas minucias, recuerdos familiares y otras cosas semejantes e íntimas, adquieren un gran valor para uno con el paso de los años, conforme nos vamos haciendo viejos.

En medicina lo corriente es que la fe salve.

No iba a ser fácil llegar a la verdad. Tendría que adoptar un método lento, pero seguro: La conversación. Mucha conversación. Porque a la larga, bien gracias a una mentira o a una verdad, hablando todos se comprometen.

Yo lo que necesito es la verdad. Siempre la verdad.

Todo eso pertenece al pasado. Los viejos pecados tienen largas sombras.

La gente inteligente no se ofende, ellos sacan conclusiones.

Pensaba en ti… Cuando te vi por vez primera, plantada junto a un oscuro abeto. Efectivamente. Me la había imaginado como en el instante de nuestro primer encuentro. No olvidaba la sorpresa que experimentara entonces, ni la agitación que me dominó…

Licenciado en Psicología por la Universidad de Jaén (2010). Máster en Análisis Funcional en Contextos Clínicos y de la Salud por la UAL (2011) y Máster en Psicología Jurídica y Forense por el COPAO, Granada (2012). Doctorando en Ciencias Humanas y Sociales por la Universidad Pontificia de Salamanca. Ha publicado 8 artículos científicos y es autor de los siguientes libros: «Psicopatología General», «Neurociencias: etiología del daño cerebral» y «Evaluación Psicológica». Además, es coautor del libro «Modelo ROA: Integración de la Teoría de Relaciones Objetales y la Teoría del Apego». Desde 2010 ha ejercido profesionalmente como psicólogo clínico y forense, escritor, formador, profesor universitario, conferenciante internacional y colaborador con diversos medios de comunicación. Sus principales líneas de investigación son la psicología, mitología, simbología y la hermenéutica antropológica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here