ataques de pánico
Ataques de pánico

Los ataques de pánico

Muchas personas sufren, en forma repentina, de una verdadera crisis de angustia, con sensación de terror y de catástrofe inminente. Es un ataque de pánico…

Durante esos minutos (rara vez se prolonga por más de una hora) suelen presentarse síntomas como taquicardia, dolor en el pecho, respiración rápida y corta, sensación de ahogo, de inestabilidad, de irrealidad. También hay oleadas de calor y frío, transpiración profusa, y miedo de morirse o de perder la razón.

Se calcula que este problema lo sufre un 5 por ciento de la población general y casi el 14 por ciento de los pacientes cardíacos. Es más frecuente en las mujeres y a menudo comienza al final de la adolescencia.

Una de las complicaciones más habituales es el desarrollo de un miedo anticipado: la persona teme perder el control durante esos ataques. Y como no sabe en qué momento surgirán, evita quedarse sola o salir a lugares públicos.

Cuando se presentan por lo menos tres ataques de pánico en un período de tres semanas, sin que haya esfuerzos físicos intensos o situaciones reales de amenaza para la vida, se estima que el problema debe ser tratado clínicamente ya que estamos en presencia de un desorden fóbico.

Cuál es el mecanismo de los ataques de pánico

Existen factores fisiológicos objetivos que activan los ataques de pánico. Entre ellos, la reacción hipoglicémica (baja de azúcar en la sangre), el prolapso de la válvula mitral (problema cardíaco), la hipotensión ortostática, (baja de la presión arterial), la hiperventilación (respiración rápida y corta) y el consumo excesivo de drogas como cafeína, LSD, u otros estimulantes.

La variedad e intensidad de los síntomas difieren de una persona a otra. Algunas comparan el ataque con una pesadilla o una fuerte reacción adversa a algún medicamento, aunque probablemente lo más aterrador es una tremenda ansiedad y la impresión de perder el control.

Muchos lo han expresado diciendo: “Siento que no estoy aquí, que soy diferente, que me estoy muriendo o volviéndome loco. Es lo peor que a uno le puede pasar“.Todo lo anterior puede conducir a la desesperanza: la persona tiende a creer que su trastorno sobrepasa las posibilidades de control.

El miedo a su propia vulnerabilidad interactúa con respuestas psicológicas y afectivas, produciendo un círculo vicioso. Supongamos que un paciente experimenta un trastorno abdominal después de comer en exceso. Piensa: “Algo terrible puede pasarme”. Luego viene una respuesta fisiológica, como taquicardia, fatiga, transpiración.

En el aspecto afectivo hay ansiedad. Y en lo “mental”, bloqueo, confusión. En ese punto se produce una escalada cognitiva – fisiológica y conductual: “Me está sucediendo algo espantoso. No puedo controlarme. Me estoy muriendo. Necesito ayuda”.

Ni tan abandonado, ni tan protegido

Los fóbicos experimentan las crisis de ansiedad sólo de dos maneras: una, que pueden ser vivenciadas por la persona, como un sentirse abandonada y desprotegida en un mundo amenazante y peligroso, con la percepción de sí misma de vulnerabilidad y debilidad. Acompañada de la sensación de que le pueden suceder cosas muy “terribles” y con la angustia de “no poder controlar la situación”.

La sintomatología básica es asténica. Esto quiere decir que la experiencia ‘pérdida de control’ es vivida en términos de poder desmayarse, perder el conocimiento o morirse. La otra forma que toma el ataque de ansiedad es de tipo constrictivo.

Es decir, la persona vive el miedo como si estuviera aprisionada, como si no pudiera liberarse físicamente, como una restricción a su libertad física, y la sintomatología está siempre localizada en la región torácica, como una dificultad para respirar, por sentir el pecho como apretado y casi siempre en crisis de taquicardia. La persona tiene un ataque cardíaco y se percibe a sí misma sin ninguna posibilidad de “control” de lo que le está ocurriendo.

Estas dos formas se van alternando en la misma persona.

A estas conclusiones llegó el psiquiatra Vittorio Guidano, después de 20 años de investigación en este tipo de trastornos.

La aorafobia y el ataque de pánico

Otra característica importante es que la crisis de ansiedad siempre está asociada con el curso que toma la relación de la persona con su pareja. Y que la aparición de los ataques son consecuencia de lo que la persona percibe en el otro.

Es decir, si el otro es visto como distante, desinteresado en la relación, el agorafóbico empezará a tener crisis de tipo desprotectivo; si por el contrario, si el otro es visto como restrictivo, la persona sufre ataque de pánico constrictivo.

Por ejemplo, si la persona sufre el ataque de pánico cuando llega a la oficina, es probable que se sienta con toda una sintomatología de tipo asténica, ya que se percibe abandonada y desprotegida por su cónyuge.

Si el ataque se produce al llegar a la casa, después del trabajo, lo más probable es que el ataque sea de tipo constrictivo, ya que la vivencia será de sentirse aprisionada y atrapada por su pareja. Lo más notable es que la persona no tiene ninguna conciencia de esto, es decir, de la asociación entre sus ataques y la forma cómo percibe que su pareja se está relacionando con él o con ella ahora.

El agorafóbico solo le presta atención a sus síntomas físicos, no es capaz de discriminar en sus sentimientos. Toda su vida afectiva es vivenciada en términos de sintomatología física. Estas personas están siempre involucradas en el control de sus sentimientos y en el control del otro, de tal manera de no sentirse nunca abandonadas, ni tampoco aprisionadas o atrapadas por su pareja.

Este es el estilo afectivo predominante. La meta para el agorafóbico será encontrar el justo equilibrio en estas dos polaridades. Cualquier situación de vida que lo desestabilice, disparará los ataques de pánico.

Tratamiento de los trastornos de pánico

Como algo anecdótico, un paciente tuvo su primer ataque de pánico en la ceremonia nupcial, y por supuesto que fue de tipo constrictivo. Con la percepción de sentirse “atrapado” para toda la vida. Esta comprensión actual de la agorafobia, producto de las investigaciones de Guidano, ha permitido ahora desarrollar una terapia altamente efectiva en el tratamiento de un trastorno refractario.

Básicamente la terapia consiste en que el paciente tome conciencia de sus emociones y sentimientos de vulnerabilidad en las situaciones “restrictivas” y “desprotectivas” en relación a su pareja y que pueda elaborar su vida afectiva e “romper” con el hábito de vivir sus emociones de las sensaciones físicas, que lo hacen percibirse como un enfermo crónico de dolencias somáticas.

Autor: Angela Puglia Barceló

Fobias y ataques de pánico, ¿cuál es su mecanismo?
Vota este artículo!

  • Mi nombre es Vanina tengo 21 años y padezco de ataques de pánico con agorafobia, desde ya hace un año que estoy con medicación antidepresiva y ansiolíticos.
    Mejore con el pasar del tiempo, pero aún sigo mal, depresiva, y no tengo ninguna motivación frente a la vida. Estoy sin trabajo, intentando cursar la carrera de Licenciatura en nutrición, y me cuesta muchísimo poder prestar atención en lo que es lo más importante en mi vida, que es el estudio, estoy desempleada, por lo cual más me deprime, ya que no tengo ayuda para poder hacer el tratamiento como corresponde. Estoy buscando trabajo, ojalá consiga. Aprendí un montón con esto que me pasó, que viene de una larga historia de vida.. Me conocí un poco bastante, conocí cosas en mi que antes no las veía. La gente no me entiende, y eso es lo que más me angustia, sentirme sola en varios aspectos. Sólo quería contar mi experiencia muy por encima de todo, y darle fuerza a todos aquellos que padecen de esta enfermedad tan horrible y casi incontrolable en algunos momentos. Ojalá Dios quiera que esté infierno que siento que vivo se termine.

    • Se terminará. Entiendo tu caso, ya he experimentado todo eso… Lo he logrado ir superando y estoy a semanas de graduarme como Médico, esto empezó al inicio de mi carrera pero gracias a Dios, a mis terapeutas y al medicamento logro salir adelante. Cree en ti! No te quedes sola, sal al mundo, vive y sobretodo lucha por tus sueños!

    • HOLA, ME LLAMO EUGENIO. ME GUSTARIA ANTONIO QUE ME ENVIARAS LA INFORMACION DEL DR RIVELLI YA QUE ACA EN VENEZUELA EL GOBIERNO VENEZOLANO ELIMINO LAS TRANSACCIONES CON DOLARES Y NO LA PUEDO COMPRAR. EN TU VIDEO ANTONIO NO SE VE TU CORREO Y QUISIERA TE COMUNICARAS AL MIO: eulogre@yahoo.com.ve GRACIAS DE ANTEMANO POR TU LABOR SOCIAL.

  • Los miedos sin tener causa real se deben a traumas sicologicos vivenciados en la niñez el cual se vuelven inconsientes sin que el paciente sepa su procedencia. Razon por lo cual se debe hacer una psicoterapia profunda por parte de un profesional para encontrar la causa evaluar el problema para que este vaya desapareciendo . Para mas ayuda escribame al email para ayudarte un abrazo grande .-

    bogota diciembre 17 de 2014

  • Hola yo tengo desde el 2012 tengo 23anos y me aparexiern a l mañana tipo 7 esacalofrio miedo k m pasara algo siempre d mañana n aguanto mas d dos horas

  • El Miedo es una señal, quizá las más poderosa y primitiva, es una emoción que en principio es funcional, es decir que es útil y necesario para la supervivencia y protección del ser humano. Nos alerta de aquello que puede ser peligroso y de lo que debemos alejarnos o evitar.
    El miedo deja de ser un buen mecanismo de defensa cuando se transforma en una respuesta automática que no responde a la realidad. Cuando las personas generan el miedo ellas mismas y no es el entorno real, el que lo justifica.
    Las personas cimienzan a evitar la situaciones de pánico y se van limitando cada vez más, los fantasmas crecen cuando corremos delante de ellos. Y también piden ayuda involucrando a la familia y amigos , ambas cosas no hacen más que agravar la situación.
    He visto padecer ataques de pánico a muchas personas e intentar salir de ellos de muchas maneras, en general con escasos resultados o con la constante idea o sensación de que pueden reaparecer en cualquier momento, La Terapia Breve Estratégica ha sido para mi un dexscubrmiento revelador , casi es increíble como se producen cambios importantes de una sesión a otra, os lo recomiendo.

  • hola, me llamo sebastian tengo 25 años, hace tres años sufrí mi primer ataque de panico. yo estaba solo en mi casa y no tenia idea de lo que me estaba pasando, solo sabia que me estaba por morir, fue cuando llame a unos amigos para que me vengan ayudar, esa misma noche, después de hablar con mis amigos. llegue a la conclucion de que avía sufrido una ataque de panico. despues de ese dia mi vida cambio para siempre. deje de ser lo que era, una persona activa, con metas claras, totalmente independiente, con objetivos claros, divertido, social, etc..
    poco a poco, comencé a pedirle a mis amigos que se queden, que pasen mas tiempo con migo, que tenia miedo a estar solo… y me acostumbre que siempre este alguien con migo, no puedo estar solo, me da mucho miedo, cada vez q estoy solo me deprimo, me dan ataques de panico, mi cabeza no para de pensar cosas feas, realmente la paso muy mal… quiero saber que es lo que me pasa? porque tengo tanto miedo? no quiero dependender de nadie, necesito y extraño mucho mi tiempo a solas, necesito estar solo, pero me da mucho miedo a sentir otra vez esa sensación de muerte…
    no se si este es el lugar indicado para contar esto, pero necesito ayudaaa por favor!!!

  • me encanto toda esta información, muy buen blog!…. Me gustaría a todos los interesados sobre ataques de pánico, ansiedad y/o agorafobia a ingresar a este blog, ya que se contara que son, como tratar de curarlos y mi historia de vida con estos trastornos. relatosdeunaagorafobica.blogspot.com.ar.

  • hola buena y valiosa información sobre los ataques de pánico, yo los he padecido y si hay mucho delo que dicen, es dificil vivir con eso, ya que tengo la idea que no se cursan solo se controlan, quisiera ver si hay mas información al respecto pero de una manera mas autodidacta, gracias