Blog de Psicoactiva https://www.psicoactiva.com/blog Psicología, educación y bienestar emocional Wed, 16 Aug 2017 10:45:27 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.8.1 https://i0.wp.com/www.psicoactiva.com/blog/wp-content/uploads/2016/09/cropped-psicoactiva_logo_nuevo_72.png?fit=32%2C32&ssl=1 Blog de Psicoactiva https://www.psicoactiva.com/blog 32 32 61705981 Breve repaso a las principales corrientes de la Psicología https://www.psicoactiva.com/blog/breve-repaso-las-principales-corrientes-la-psicologia/ https://www.psicoactiva.com/blog/breve-repaso-las-principales-corrientes-la-psicologia/#respond Tue, 15 Aug 2017 21:00:47 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=107677 El Psicoanálisis El Psicoanálisis intenta explicar el comportamiento humano y sus trastornos desde una perspectiva vivencial y comunicativa. Las relaciones con nuestros padres en nuestra infancia serían tremendamente importantes. El revivir ciertas experiencias traumáticas de nuestro pasado puede ser la manera de curar determinados comportamientos neuróticos. Se trataría  de revivir y reorganizar con la ayuda […]

La entrada Breve repaso a las principales corrientes de la Psicología aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

El Psicoanálisis

freudEl Psicoanálisis intenta explicar el comportamiento humano y sus trastornos desde una perspectiva vivencial y comunicativa. Las relaciones con nuestros padres en nuestra infancia serían tremendamente importantes. El revivir ciertas experiencias traumáticas de nuestro pasado puede ser la manera de curar determinados comportamientos neuróticos. Se trataría  de revivir y reorganizar con la ayuda del terapeuta determinadas vivencias traumáticas, reprimidas en nuestro inconsciente pero no por ello menos activas. Dentro de sus planteamientos sobre la estructura de la personalidad se trataría de que el yo ganara terreno al ello y al super-yo.

hace mucho hincapié en las dos fuerzas que, según él, rigen de una manera fundamental el comportamiento humano, el Eros y el Tánatos, la sexualidad y la agresividad.

Se le ha criticado y se le sigue criticando al psicoanálisis su alejamiento de la metodología científica. Escasean las hipótesis contrastables, no se consideran necesarios los experimentos…

Epistemológicamente el psicoanálisis tiene muchos problemas, sin embargo desde el punto de vista cultural nadie puede negar su extraordinaria importancia a lo largo del siglo XX.

El Conductismo

El conductismo como tal fue fundado por Watson en 1913 (“El manifiesto behaviorista”).  Sin embargo el psicólogo más conocido y más representativo de esta corriente ha sido Skinner (1904-1990).

Esta corriente apuesta de una manera rotunda por la experimentación y por la conducta manifiesta: estímulos y respuestas. Se trata de buscar leyes científicas que establezcan relaciones de predicción entre una variable independiente (estímulo) y una variable dependiente (respuesta). Predecir y controlar la conducta serán sus objetivos preferentes.

skinnerAl poner entre paréntesis los procesos bioneuronales y cognitivos (tal vez porque consideraba que tanto el cerebro como los procesos cognitivos eran excesivamente complejos) deja fuera aspectos fundamentales del ser humano.

El conductismo tuvo su esplendor a mediados del siglo XX pero ha dejado de ser el paradigma adecuado de la psicología: no se puede poner entre paréntesis (caja negra) toda la realidad neurológica y cognitiva que caracteriza al ser humano.

Sin embargo muchos de sus descubrimientos siguen siendo válidos y se siguen utilizando con eficacia en psicoterapia.

A Skinner se le suele considerar el investigador más importante del aprendizaje por refuerzo (condicionamiento instrumental). De las conductas que hacemos a lo largo del día quedan fijadas aquellas conductas que se nos refuerzan. Si a un niño los profesores y sus padres le dicen con frecuencia que dibuja muy bien, este niño puede llegar a ser un gran pintor en el futuro, aprenderá la conducta de pintar y se convertirá en una conducta habitual suya. Los refuerzos pueden ser múltiples: el afecto, la aprobación, el cariño, el sexo, la comida, el dinero…

La Psicología Cognitiva

diagrama flujo

Diagrama de flujo,  muy utilizados por informáticos y psicólogos cognitivos

Surgió, con planteamientos muy diferentes de los planteamientos conductistas, en los años 50 y 60 del siglo pasado. La Psicología Cognitiva Acepta el uso del método científico y rechaza la introspección como método válido de investigación y quiere recuperar el estudio de la mente de una manera rigurosa. Para ello se presta atención al funcionamiento de ordenadores y servomecanismos con un desarrollo extraordinario en la segunda mitad del siglo XX.  Nuestra mente funcionaría de una manera similar a los ordenadores. Los psicólogos deben pedir ayuda a los informáticos. En este maridaje mente-ordenadores posteriormente  han surgido nuevos planteamientos, el conexionismo, que  reta a los informáticos a que estudien cómo funciona el cerebro para imitarlo. Esta corriente digamos que da más importancia a lo neurológico, con lo cual nos estaríamos acercando a  planteamientos más biológicos y, por lo tanto, más plausibles y comunes en psicología

En esta polémica ordenadores versus mente-cerebro creo que  el filósofo John R. Searle hace unas reflexiones muy acertadas. En la revista “Investigación y Ciencia” de Marzo de 1990 publica un artículo con el siguiente título: “¿Es la mente un programa informático? Y responde en la primera línea: “No. Los programas se limitan a manipular símbolos; la mente humana, en cambio, les atribuye significado” . Al final del artículo sintetiza su argumentación: “En este debate, a uno y otro bando se les escapa la distinción entre simulación y duplicación. Por lo que a la simulación concierne, no existe dificultad en programar un ordenador para que imprima “Te quiero, Loli”, “¡Ja, ja, ja!” o “Estoy sufriendo la angustia de la sociedad postindustrial bajo el capitalismo tardío”. Lo que importa es que la simulación no es lo mismo que la duplicación y ese hecho reviste igual importancia, ya se trate de pensar en aritmética o de sentir angustia. La clave no está en que el ordenador apenas llegue a medio campo y no a la puerta contraria. Está en que el ordenador ni siquiera hace el saque: no está jugando a este juego”.

El pensamiento es una función producto de la evolución y no tiene unos planteamientos estrictamente lógicos y secuenciales como los programas informáticos. Es una función biológica y a veces actúa con atajos, de una manera tortuosa y con errores…

Dentro del “cognitivismo” hay una corriente orientada a la psicoterapia que hace hincapié en la importancia de las ideas en el comportamiento sano o enfermo. No sólo curarían los fármacos. Es el conjunto de planteamientos denominados “terapia cognitiva”. Estos planteamientos están bastante alejados de los planteamientos mucho más técnicos referidos a la semejanza de la mente con el ordenador. Howard Gardner tal vez haya sido uno de los psicólogos que ha planteado de una manera más clara e inteligible los planteamientos de la “revolución cognitiva” en su libro “La nueva ciencia de la mente”.

La Psicología Humanista

En la década de los años 60 del siglo pasado surgió una nueva corriente psicológica, opuesta a los planteamientos psicoanalíticos y conductistas y en íntima relación con el humanismo, la fenomenología y el existencialismo. Lo primordial serán los valores éticos referidos al ser humano y una valoración primordial de lo intuitivo, de la relación interpersonal satisfactoria, especialmente en la relación terapeuta-cliente.

Sus representantes más importantes son Abraham Maslow (se adjunta al lado su famosa pirámide de necesidades), Carl Rogers, Rollo May.

A esta corriente se le ha criticado su alejamiento de la metodología científica. No es suficiente una relación empática entre terapeuta y cliente, no son suficientes las intuiciones que uno pueda obtener de esa relación. Se necesita establecer protocolos de causa-efecto si queremos curar. En el caso de un problema  médico, por ejemplo, es muy conveniente que establezca una relación empática con el enfermo –nadie lo niega- pero no basta. Si quiere curar la neumonía que tiene un enfermo concreto  es necesario que se haya investigado previamente esta enfermedad, que se conozcan vía experimental cuales son las causas de esta enfermedad (pueden causarla bacterias, virus y hongos) y el tratamiento más efectivo para revertir el proceso. Lo mismo pasaría si abordáramos un problema psicológico.

Pirámide de Maslow

piramide-Maslow2

El campo de la ética, tan querido de los psicólogos humanistas, tiene una importancia fundamental pero pertenece al ámbito de la sabiduría humana no de la ciencia.

José Luis García Franco
Psicólogo

La entrada Breve repaso a las principales corrientes de la Psicología aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/breve-repaso-las-principales-corrientes-la-psicologia/feed/ 0 107677
¿En qué consiste la relación terapéutica y la alianza terapéutica? https://www.psicoactiva.com/blog/consiste-la-relacion-terapeutica-la-alianza-terapeutica/ https://www.psicoactiva.com/blog/consiste-la-relacion-terapeutica-la-alianza-terapeutica/#respond Tue, 15 Aug 2017 20:34:38 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131428 Sin duda, la relación establecida entre el terapeuta y el cliente resulta un elemento esencial en psicoterapia. Incluso, algunos autores llegan a afirmar que “es la relación lo que cura”. Hay que entender que terapeuta y cliente trabajan conjuntamente en el marco de una relación terapéutica bien entendida para conseguir una mejora y / o […]

La entrada ¿En qué consiste la relación terapéutica y la alianza terapéutica? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

Sin duda, la relación establecida entre el terapeuta y el cliente resulta un elemento esencial en psicoterapia. Incluso, algunos autores llegan a afirmar que “es la relación lo que cura”.

Hay que entender que terapeuta y cliente trabajan conjuntamente en el marco de una relación terapéutica bien entendida para conseguir una mejora y / o cambio en el paciente. No es lo mismo la relación terapéutica que la amistad o cualquier otro tipo de relación interpersonal que pueda tener el cliente.

Una relación terapéutica adecuada tiene unas características que la hacen única y la distinguen y que vamos a describir a continuación.

Te puede interesar: Tipos de psicoterapia

Características de la relación terapéutica

La asimetría

La relación terapéutica se centra en los problemas y las necesidades del cliente a partir de su demanda. Para el terapeuta es una actividad profesional reglada.

El encuadre terapéutico

El término encuadre terapéutico designa el conjunto de reglas que permiten hacer viable la psicoterapia. Se trata de elementos tanto de carácter externo como interno (actitudes del terapeuta).

  • El encuadre terapéutico externo engloba los siguientes aspectos: lugar donde se hace la terapia, duración y frecuencia de las sesiones, honorarios, etc. Por otra parte, resulta muy recomendable que el terapeuta no mantenga otro tipo de relación (personal, comercial o profesional) con el cliente fuera de las sesiones terapéuticas. Esto incluye no tratar familiares o amigos, con los que ya se mantiene una relación previa.
  • El encuadre terapéutico interno se refiere a las actitudes del terapeuta necesarias para una relación que favorezca el proceso de cambio. Los diversos modelos teóricos (psicoanalítico, conductual, cognitivo, experiencial y sistémico) presentan algunas diferencias en cuanto a qué actitudes del terapeuta son adecuadas según las diferentes concepciones de la relación terapéutica. En el siguiente cuadro se presentan brevemente estas características:
Modelos Relación terapéutica Actitud terapéutica
Psicoanalítico Principal elemento curativo: permite el insight en el cliente por medio de la relación de transferencia. Reservada, pasiva y distanciada.
Conductual Marco en que se desarrollan los procesos de aprendizaje del cliente y se implantan las técnicas conductuales. Segura, actúa como modelo y reforzador social.
Cognitivo Relación cooperativa, un esfuerzo de colaboración mutua para resolver la problemática del cliente. Activa y lógica.
Experiencial Contexto facilitador para el desarrollo personal Auténtica, empática, cálida, aceptación incondicional del cliente.
Sistémico La visión de la relación terapéutica se desmarca de los otros modelos, dado que entra en juego “el sistema” y su causalidad circular. El terapeuta y su equipo se acoplan al sistema familiar con el fin de alterar los patrones de interacción, pero con el riesgo de entrar a formar parte de su dinámica. Observadora participante.

La alianza terapéutica

Bordin (1979) propone el concepto de alianza terapéutica como un elemento indispensable en psicoterapia. Tiene su origen en el modelo psicoanalítico, pero en la actualidad se ha convertido en un concepto común a todos los modelos teóricos. Se refiere a tres componentes que se interrelacionan entre ellos: el vínculo terapeuta-cliente, los objetivos y las tareas de la terapia.

  • El vínculo entre terapeuta y cliente determina “el tono emocional de la vivencia que el cliente tiene del terapeuta” (Feixas y Miró, 1993). Es decir, el proceso terapéutico es influenciado intensamente por el vínculo establecido entre terapeuta y cliente, vínculo que se origina a partir de las impresiones que suscita el terapeuta (el vivo como persona cálida o comprensiva, o fría o escrutadora o distante).
  • Los objetivos del terapeuta y el cliente deben estar en consonancia para establecer una buena alianza terapéutica. A veces, el cliente está interesado únicamente en resolver el síntoma, mientras que el terapeuta pretende analizar en profundidad el problema o tratar las causas; pero, por otro lado, también puede suceder a la inversa. Es fundamental que el terapeuta y el cliente estén de acuerdo en los objetivos a alcanzar en terapia.

depresion-soporte

Ejemplo de un bajo acuerdo en los objetivos puede ser cuando el cliente quiere solucionar su miedo a hablar en público, pero el terapeuta considera que se debe tratar el origen de su ansiedad relacionada con los conflictos intrapsíquicos de la infancia y los mecanismos de defensa.

  • Las tareas que deben llevarse a cabo en la terapia son otro factor en que terapeuta y cliente deben estar de acuerdo. A menudo, el cliente tiene unas expectativas sobre la terapia que se alejan de la realidad (o de lo que quiere hacer el terapeuta), como, por ejemplo, la concepción de que las cosas cambiarán únicamente por el hecho de asistir a las sesiones terapéuticas. No solamente las tareas deben estar adecuadas al cliente y su problemática, sino que el cliente también tiene que entender lo que tiene que hacer y por qué lo hace ya que, al fin y al cabo, él es su propio agente de cambio.

Ejemplos de desacuerdo en cuanto a las tareas pueden ser que el terapeuta quiera emplear registros como tarea para hacer en casa, entre sesión y sesión, y el cliente piense que basta con el mismo diálogo de la sesión terapéutica. Otro ejemplo sería el caso de un cliente que cree que el terapeuta le ha de dar consejos prácticos estrictamente relacionados con el problema y el terapeuta hace preguntas sobre el contexto familiar en el que vive el paciente.

Con el tiempo, estas nociones han recibido apoyo empírico y se aceptan ampliamente. Como dice Semerari (2002), “la alianza será perfecta cuando el terapeuta y el paciente compartan los objetivos del tratamiento y estén de acuerdo sobre la necesidad y utilidad de los medios adaptados para conseguirlo […]”. Si además añadimos una buena calidad del vínculo entre terapeuta y cliente, estamos en las mejores condiciones para predecir un resultado favorable de la psicoterapia.

La entrada ¿En qué consiste la relación terapéutica y la alianza terapéutica? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/consiste-la-relacion-terapeutica-la-alianza-terapeutica/feed/ 0 131428
La cultura como medio básico de educación y desarrollo humano, principales teorías https://www.psicoactiva.com/blog/la-cultura-medio-basico-educacion-desarrollo-humano-principales-teorias/ https://www.psicoactiva.com/blog/la-cultura-medio-basico-educacion-desarrollo-humano-principales-teorias/#respond Mon, 14 Aug 2017 07:24:28 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131357 ¿Qué entendemos por cultura? Por cultura se entiende o significa, básicamente, ‘cultivo’ o ‘crianza’. Cultivar, más concretamente, tiene otros significados: Dar a la tierra ya las plantas las labores necesarias para que fructifiquen. Poner los medios necesarios para mantener y profundizar el conocimiento, el trato o la amistad. Desarrollar, ejercitar el talento, el ingenio, la […]

La entrada La cultura como medio básico de educación y desarrollo humano, principales teorías aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

¿Qué entendemos por cultura?

Por cultura se entiende o significa, básicamente, ‘cultivo’ o ‘crianza’. Cultivar, más concretamente, tiene otros significados:

  • Dar a la tierra ya las plantas las labores necesarias para que fructifiquen.
  • Poner los medios necesarios para mantener y profundizar el conocimiento, el trato o la amistad.
  • Desarrollar, ejercitar el talento, el ingenio, la memoria, etc.
  • Ejercitarse en las artes, las ciencias, las lenguas, etc.

En suma, la cultura está estrechamente relacionada con el desarrollo individual y parece inseparable de la acción de crecer.

La cultura se relaciona con un conjunto de formas de vida y de costumbres que caracterizan a los grupos humanos.

Pero no basta con decir que la cultura es el medio donde nos desarrollamos los seres humanos. La cultura orienta decisivamente todos nuestros procesos de desarrollo y es necesario profundizar en los procesos que permiten explicar esta relación.

Los escenarios culturales y las aportaciones de Elkonin

El desarrollo humano está condicionado no sólo por la capacidad biológica, sino también por las tradiciones históricas en que la cultura rodea al niño. Las prácticas cotidianas adquieren, por tanto, un papel decisivo para explicar el curso del desarrollo.

La vida del niño se puede considerar como un proceso de intercambio de roles y de desarrollo en curso fortalecido por sus experiencias con el entorno cultural. Los niños crean y coconstruyen el mundo social y se comprometen con ellos mismos en sus actividades.

La zona del desarrollo próximo de un niño se relaciona con cada uno de los distintos estadios de desarrollo infantil que propone Elkonin, en tanto que, en cada uno, hay demandas cambiantes que proceden del contexto social.

estadios-elkonin

Estadios del desarrollo y exigencias del contexto social. Fuente: Elkonin (1971) y Hedegaard (1996).

Pero aún podemos profundizar un poco más y tener en cuenta, por otra parte, que las escuelas y otros contextos cotidianos de aprendizaje, que definen el desarrollo desde la cultura, son de creación relativamente reciente y han dado lugar a la práctica de la segregación; es decir, los niños son separados gran parte del día de las actividades de los adultos.

Según Elkonin, “las prácticas sociales del mundo occidental segregan la infancia hacia universos específicos han contribuido a la formación del mundo social de los niños, como algo relativamente independiente de las personas mayores”.

Elkonin hablaba de la no-adaptabilidad de los niños. Con ello quiere indicar la importancia de adoptar una perspectiva en la que el niño es un agente activo que forma sus relaciones y actitudes mediante otros. Este hecho debería ser tenido en cuenta por los agentes educativos institucionalizados.

Desarrollo individual e histórico: Michael Cole

Cole, un investigador norteamericano muy representativo de la perspectiva sociocultural en psicología del desarrollo y el aprendizaje, presenta la cultura como un “envoltorio supraindividual” que nos rodea y nos aporta instrumentos para interactuar con el mundo. Es aquí donde se produce el desarrollo individual e histórico de las personas y los grupos sociales. Son estas acciones culturales de los individuos, inmersas además en contextos más concretos y entretejidos con la actividad, los que nos permiten transformar el mundo.

“Desde hace mucho tiempo la noción de cultura ha incluido una teoría general de la manera en que se puede promover el desarrollo: crear un entorno artificial en el que se aportan a los organismos más jóvenes condiciones óptimas para el crecimiento. Esto requiere instrumentos, perfeccionados a lo largo de generaciones y diseñados para la tarea especial que deben desarrollar. Tan cercanos están los conceptos de cosas que crecen y los instrumentos que la palabra con la que se puede designar la cultura es la de arado compartida “(Cole, 1996, p. 143).

A Cole le gustan las metáforas, con las que se acerca a explicar qué es la cultura y cómo debe entenderse en relación con el desarrollo. Se refiere como un jardín donde los niños son protegidos de los aspectos más duros del entorno. Un jardín es el lazo entre el microcosmos de la planta individual y el macrocosmos del entorno exterior. El jardín, en este sentido, pone en relación la cultura y el contexto y nos aporta, así, un marco de trabajo desde el que se puede entender el desarrollo humano.

Cole (1991) señala lo que considera los postulados básicos de una aproximación sociocultural en el estudio de la mente humana desde la perspectiva de su desarrollo y educación. Los seres humanos, nos dice este autor, difieren de otros animales en el sentido de que están mediatizados culturalmente, se desarrollan históricamente y son el resultado de una actividad práctica.

La educación se considera como un determinado contexto de actividad en la que los seres humanos, en circunstancias culturales específicas y en determinadas etapas históricas, se desarrollan.

ninos-sentados-espalda

Aprendizaje, cultura y desarrollo según Hatano y Miyake

¿Qué puede aportar la perspectiva histórico-cultural a la comprensión de las relaciones entre la cultura, el desarrollo y el aprendizaje? Hatano y Miyake (1991) se han acercado a esta cuestión y, en su opinión, el punto de partida de la aproximación es doble:

  • La interacción con otras personas y artefactos tiene un importante papel en el aprendizaje y desarrollo de la mente.
  • El microentorno en el que el individuo aprende es afectado por contextos más amplios, por ejemplo, la comunidad.

La cultura es vista como el entorno natural en el que se desarrollan las personas y desde el que aprenden.

Cultura, conocimiento escolar y cotidiano

Hatano y Miyake (1991) concretan las aportaciones de la perspectiva sociocultural en el estudio del aprendizaje y el desarrollo en tres puntos. Sus comentarios resultan especialmente significativos cuando nos planteamos la cuestión de que el desarrollo humano puede estar mediado, en determinadas culturas, por el aprendizaje escolar. En primer lugar, conocer el entorno cultural del que aprende nos permite conocer mejor el proceso de aprendizaje y por ello controlarlo. Esto se matiza en un triple sentido:

  • Conocer la cultura de quienes aprenden permite plantear situaciones que sean similares en múltiples contextos, especialmente cuando los educadores se proponen metas específicas que han de conseguir.
  • Conociendo esta cultura, es posible acceder más fácilmente a los conocimientos que las personas adquieren en situaciones de aprendizaje formal e informal que pueden servir de base a situaciones educativas formales. En cualquier caso, aunque este punto de partida puede tener un efecto facilitador, ya que los nuevos conocimientos son más significativos para los sujetos, a veces incluye componentes erróneos que no siempre son fáciles de eliminar.
  • Al tratar de institucionalizar determinados tipos de aprendizaje, sólo tendremos éxito conociendo las creencias que sobre éste tienen las personas implicadas en el proceso; quizás solo algunos resultan aceptables en este contexto.

De acuerdo con Hatano y Miyake (1991), la escuela debe tener en cuenta la cultura predominante y, además, considerar las “dimensiones culturales relevantes en la meta del aprendizaje” y expresarlas en términos cognitivos.

La entrada La cultura como medio básico de educación y desarrollo humano, principales teorías aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/la-cultura-medio-basico-educacion-desarrollo-humano-principales-teorias/feed/ 0 131357
¿Qué son las actitudes? https://www.psicoactiva.com/blog/que-son-las-actitudes/ https://www.psicoactiva.com/blog/que-son-las-actitudes/#respond Sun, 13 Aug 2017 18:35:54 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131340 Siempre que hablamos de actitud, necesitamos un objeto (material, idea, colectivo, objeto social...) hacia el que dirigir nuestra actitud: objeto actitudinal.

La entrada ¿Qué son las actitudes? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

Una actitud se ha definido como la asociación entre un objeto y su evaluación.

A qué nos referimos cuando hablamos de actitud

Siempre que hablamos de actitud, necesitamos un objeto (material, idea, colectivo, objeto social…) hacia el que dirigir nuestra actitud: objeto actitudinal.

Cuando coloquialmente decimos “no me gusta la actitud de esta persona” nos referimos a un conjunto de comportamientos de esa persona.

Las actitudes pueden ser de varios tipos: favorables/desfavorables, positivas/negativas (mucho/poco…) y esta dicotomía es la evaluación que hacemos de un objeto en concreto. Siempre realizamos una evaluación entre el sujeto y el objeto, y entonces le damos un vínculo de forma subjetiva. La evaluación es lo que buscamos con nuestro trabajo.

Estructura de las actitudes

  1. Cognitivo
  2. Afectivo, emocional
  3. Conductual, comportamental

1. Cognitivo

Se refiere al cómo y qué conocemos de ese objeto, a partir de creencias, valores, esquemas experiencias, ideas/ideologías, opiniones, como definimos el objeto. Ej. Qué es para mí el alcohol, que creo que es consumir mucho o poco alcohol.

2. Afectivo

Se refiere a qué sentimos ante ese objeto: bien, mal, indiferente…

3. Conductual

No se refiere a cómo me comporto ante el objeto, sino qué tendencia tengo a comportarme ante el objeto.

Por ejemplo, una actitud desfavorable hacia el alcohol propiciará que la persona tienda a no beber alcohol, esto no quiere decir que no beba nunca. Tampoco implica que si beba haya cambiado su actitud negativa por una favorable.

El estudio de Lapierre (1934) “actitud hacia personas de raza china”, demostró que la actitud no se correspondía con el comportamiento. Si bien la pareja de chino fue aceptada en prácticamente todos los hoteles y restaurantes, en el cuestionario en un 90% aproximadamente respondieron que no los aceptarían en su establecimiento (un cuestionario anónimo con una alta muestra bien planteado y con ítems válidos, no tiene porque implicar que la gente mienta porque no son amenazadores).

Un factor clave que puede hacer variar la actitud y el comportamiento, es la presión social.

La actitud hacia un objeto conocido está más consolidada y es más resistente al cambio que si es un objeto desconocido.

Cuando se pregunta “qué haces” estás preguntando actitud, no comportamiento. Para valorar la actitud se debe preguntar “qué harías”.

No tiene por qué existir concordancia entre actitud y comportamiento, aunque normalmente existe, ya que si no se produce desequilibrio y aparecería la disonancia cognitiva: falta de concordancia entre actitud y comportamiento.

Un ejemplo claro de manejo del comportamiento es la publicidad, ya que trabaja con las actitudes, no con el comportamiento.

dudar

Funciones de las actitudes

  1. De conocimiento. Las actitudes pueden actuar como esquemas o filtros cognitivos. Un prejuicio hacia una cierta cultura, puede bloquear el conocimiento de aspectos positivos que tengan sus componentes, por eso no hemos de quedarnos con la “primera impresión”. En ocasiones para medir las actitudes se pueden presentar al sujeto situaciones hipotéticas para ver como las actitudes que tiene filtran la adquisición de conocimientos nuevos.
  2. De adaptación. Las actitudes nos permiten adaptarnos e integrarnos en los grupos sociales. Para poder pertenecer a un grupo, debemos pensar y hacer todo lo más parecido posible a las características del grupo.
  3. Egodefensiva. Podemos desarrollar actitudes para defendernos ante determinados objetos. Ante objetos que percibimos amenazantes, desarrollamos actitudes negativas para preservar el Yo. Ejemplo: ”el profesor me tiene manía” es una frase como defensa ante mi incapacidad o irresponsabilidad.
  4. Expresiva. Las actitudes nos permiten mostrar a los otros nuestra identidad (qué somos y como somos). Se define “valor” como el conjunto de actitudes ante un objeto.

Relación entre actitud y conducta

No tiene por qué existir relación entre actitud y conducta, pero si que existe coherencia entre los componentes de la actitud.

Ejemplo: es imposible sentir rechazo hacia algo y pensar que es lo mejor que me ha pasado.

Dentro de la relación entre actitud y conducta, hay que tener en cuenta:

  1. Compatibilidad
  2. Accesibilidad

1. Compatibilidad actitudinal

Cuando vamos a medir actitudes, no podemos formular enunciados muy concretos o muy abstractos cuando lo que se quiere medir es muy general o muy concreto, en este orden. Si lo que se estudia es la emancipación (concepto abstracto), no puede preguntarse: “a qué edad crees que deben emanciparse las personas”, porque es un concepto concreto.

Ejemplo: Actitudes de unas personas por ej: mujeres entre 18 y 35 años, podré prever la actitud hacia los anticonceptivos orales, o sea que sea coherente con la conducta de tomarlos.

Si la actitud no se mide delante del objeto, la relación actitud-conducta baja. Pero si se plantea delante del objeto la relación aumenta.

2. Accesibilidad

Una actitud muy accesible es aquella que está muy consolidada o muy clara. Esto significa que la actitud se ha ido conformando porque la persona conoce muy bien el objeto, no es ambivalente para ella. Hay mucha coherencia entre las actitudes accesibles y el comportamiento.

Hay que tener en cuenta que las actitudes accesibles son muy difíciles de modificar porque están muy consolidadas. Sabremos que las actitudes son muy accesibles porque la persona tardará muy poco tiempo en contestar el cuestionario, o sea, la latencia de respuesta es mínima. Se puede tener una actitud muy accesible y no asumir posiciones radicales.

La entrada ¿Qué son las actitudes? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/que-son-las-actitudes/feed/ 0 131340
Adolescencia y alcohol https://www.psicoactiva.com/blog/adolescencia-y-alcohol/ https://www.psicoactiva.com/blog/adolescencia-y-alcohol/#comments Sat, 12 Aug 2017 07:51:46 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=582 Siempre, desde el comienzo de la historia, la sociedad humana ha consumido bebidas alcohólicas para celebrar o para realizar ceremonias religiosas, terapia medicinal, placer o recreación. Antecedentes históricos del consumo de alcohol Así mismo, desde tiempos inmemoriales son conocidos los efectos nocivos de un consumo exagerado de ese tipo de bebidas. Ya en escritos antiguos, […]

La entrada Adolescencia y alcohol aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

Siempre, desde el comienzo de la historia, la sociedad humana ha consumido bebidas alcohólicas para celebrar o para realizar ceremonias religiosas, terapia medicinal, placer o recreación.

Antecedentes históricos del consumo de alcohol

Así mismo, desde tiempos inmemoriales son conocidos los efectos nocivos de un consumo exagerado de ese tipo de bebidas. Ya en escritos antiguos, en la literatura mitológica grecoromana, y hasta en relatos bíblicos pueden encontrarse referencias a los resultados de una borrachera o de una bacanal.

Los científicos en la actualidad sostienen opiniones variadas sobre la conveniencia o no de un consumo moderado de alcohol.

Desde aquellos que lo proscriben totalmente, especialmente en los casos de embarazo, hasta quienes defienden su uso como un colaborador apropiado para ciertos procesos fisiológicos.

De hecho, algunos investigadores han señalado que el uso de sustancias alcohólicas en pequeñas cantidades puede ser un agente movilizador de lipoproteínas de alta densidad, las cuales favorecen la prevención de la arteriosclerosis y de los infartos al miocardio.

¿A qué edad se puede empezar a beber?

El debate más reciente es sobre si los jóvenes deberían tener acceso a ese tipo de bebidas únicamente cuando tengan la edad apropiada para ello, o si deberían enseñárseles patrones adecuados y responsables de consumo.

La discusión aumenta cuando los argumentos chocan con preceptos legales, morales o de índole religiosa.

Mayor complicación aún se presenta cuando se plantea el tema de ¿Cuánto es adecuado para un adolescente? y ¿Quién asegura la ingesta controlada de una droga legal que afecta precisamente a los centros cerebrales de control, en una personalidad inmadura que mayormente sufre por falta de control?

Si a esto le añadimos las actitudes negativas del adulto y los factores de modelaje social que reciben los jóvenes, podremos apreciar que el panorama luce complicado antes de que lleguemos a una conclusión definitiva.

adolescentes-bebiendo

El alcohol, la droga más utilizada

Casi todas las estadísticas mundiales muestran que el alcohol es la droga más utilizada por la población juvenil, incluyendo a los niños.

En años recientes el uso y abuso alcohólico ha aumentado exponencialmente, debido en gran medida a las condiciones socioculturales y económicas de nuestros países.

Las familias han perdido la consistencia de su estructura interna a medida que la necesidad de producir más para vivir mejor se ha hecho más aguda y la normativa social se ha vuelto más confusa con respecto a lo que es bueno y lo que es malo para los individuos.

Un estudio informal realizado por el autor de este artículo junto a dos colaboradores, en la consulta de adolescentes del Hospital de Niños J.M. de los Ríos, en la ciudad de Caracas mostró que, de los 134 adolescentes encuestados, con edades comprendidas entre los 13 y 19 años, 93 reconocieron haber ingerido bebidas alcohólicas ocasionalmente, 42 afirmaron haber experimentado al menos una vez, intoxicaciones de mediana a elevada intensidad, 33 aceptaron que consumían alcohol con una frecuencia superior a dos veces por semana y 8 se calificaron como bebedores de todos los días.

Lo más llamativo de los resultados de esta encuesta fue que de los 42 que reportaron intoxicaciones alcohólicas de al menos una vez, 29 fueron de sexo femenino. El primer contacto con el alcohol se reportó con más frecuencia alrededor de los 11 años y el más precoz de todos aseguró haber sufrido de una borrachera inducida por un hermano mayor, a la edad de 9 años.

Estas cifras obtenidas en una forma más bien informativa para nuestra consulta en años anteriores es posible que hayan aumentado o al menos se hayan mantenido en épocas más recientes.

Los riesgos y motivos de tomar alcohol en la adolescencia

El uso y abuso alcohólico en adolescentes es un enorme factor de riesgo dada las condiciones emocionales en que ellos se encuentran y el clima de inseguridad y violencia presente en nuestras sociedades. La tendencia a la impulsividad, a no medir las consecuencias de sus actos y a ceder ante las presiones grupales hace que el panorama sea aún más preocupante.

Un adolescente puede recurrir al alcohol en momentos de celebración, pero con mayor frecuencia este se convierte en un arma para retar a los adultos significativos, tales como los padres o los profesores, a veces es un aliviadero de tensiones y otras en un medio para competir con sus compañeros o amigos. En este último caso es cuando por lo general se producen los casos más severos de intoxicación etílica.

Los jóvenes, en ocasiones, apuestan a ver quién se emborracha más rápido y en otras a ver quién aguanta más bebida. En cualquier caso, el beber ya no constituye más placer que el sentir poder sobre el grupo o sobre el compañero que lo reta, pero en el fondo lo único que revela es su malestar emocional y su inseguridad.

Es bien sabido por los bebedores que nada embriaga más y de la peor manera que el hacerlo cuando se está mal de ánimo o cuando se toma para olvidar. Esto alude al hecho de que el efecto del alcohol está altamente influido por el ambiente interno y externo en que se encuentra quien bebe. Si un joven no está ingiriendo alcohol por el simple hecho de compartir un rato agradable con los amigos, sino que se encuentra en tensión o en un combate mental con sus angustias, terminará seguramente en una borrachera fenomenal, enfrentado a los peligros que acarrea la inconsciencia y la torpeza motora.

Efectos secundarios y situaciones de riesgo del consumo

El alcohol, a medida que aumenta su concentración en la sangre, deprime la corteza cerebral y afecta los centros nerviosos, dejando a las emociones casi sin control. Muchas de las acciones del borracho son guiadas más por sus estructuras emotivas que por su razonamiento. De esta manera, y según como sean los contenidos que comúnmente controla la corteza será la conducta de quien ha bebido en exceso.

pareja-bebiendo

En el adolescente, y en algunos adultos también, con frecuencia aparecen sentimientos de omnipotencia, de que el mundo es de ellos y no hay quien los detenga. En esta tónica pueden acelerar a fondo un automóvil para pasar a otro que lo retó en la vía o creer que pueden manejar su moto como un profesional y lanzarse en una aventura sin retorno.

Te puede interesar: Alcohol: efectos del consumo, consumo de riesgo y dependencia

Otros sentimientos pueden ser de carácter agresivo debido a la hipersensibilidad común en la edad adolescente y llevarlos a participar en una golpiza de consecuencias impredecibles. La sexualidad acentuada por el sistema endocrino en la edad juvenil también es favorecida por la ingesta alcohólica y bajo sus efectos hay poca consciencia de límites o de consecuencias negativas.

¿Quién puede resistirse, a los diecisiete años y bajo la influencia alcohólica, a una actividad sexual, cuya oferta no le cuesta mucho encontrar en los momentos actuales y quién se preocupa por la protección del condón?.

la necesidad de control

Las situaciones de riesgo producidas por el uso y abuso del alcohol en adolescentes nos obligan a revisar nuestras actitudes y el tipo de modelos que les transmitimos. No es que les impidamos tomar en absoluto o que nos privemos de un consumo que, como dijimos al principio forma parte de casi todas nuestras ocasiones de relax o de celebración.

Lo que hay que enfatizar es el tema del control. Beber con medida puede ser agradable y no tiene por qué acarrear ningún peligro, si no se pierde la conciencia o la habilidad motora (aún cuando muchos bebedores consuetudinarios sostienen que manejan mejor cuando han tomado bastante). Es importante que les enseñemos a beber sin estimularlos en ningún momento para que lo hagan.

La gente debería tomar solamente si le provoca y no sentirse obligados, como si fuera una afrenta el rechazar el ofrecimiento de una bebida. Debemos revisar nuestros propios patrones de consumo alcohólico. ¿Cuándo lo hacemos?, ¿Por qué?, ¿Cómo reaccionamos cuando hemos tomado?, ¿Cuáles son las consecuencias más frecuentes que recibimos de ello? Ellos nos están observando y aprendiendo y, a veces ellos son los receptores inmediatos de nuestro comportamiento.

Por último, deberíamos estar bien atentos a nuestros patrones de crianza y cómo les tratamos en la vida cotidiana. ¿Les damos suficiente atención?, ¿Nos preocupamos por sus estados de ánimo?, ¿Por sus vivencias?, ¿Por sus estados de ánimo?. ¿Nos preocupa su autoestima?, ¿Nos informamos de sus amigos y de los grupos que ellos frecuentan?, ¿Les damos patrones sanos o nos comportamos “como nos da la gana?.

Una sana actitud hacia nuestros hijos es la mejor forma de realizar prevención y ésta es siempre mejor que la actuación tardía, cuando ya puede ser demasiado tarde.

César Landaeta H.
Psicólogo Clínico. Especializado en adolescencia y familia
celand29@yahoo.es

La entrada Adolescencia y alcohol aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/adolescencia-y-alcohol/feed/ 1 582
La teoría de Maslow sobre las necesidades humanas https://www.psicoactiva.com/blog/la-teoria-maslow-las-necesidades-humanas/ https://www.psicoactiva.com/blog/la-teoria-maslow-las-necesidades-humanas/#respond Fri, 11 Aug 2017 21:01:25 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131337 De acuerdo con Maslow y su teoría sobre las necesidades humanas, nuestras necesidades  están distribuidas en una pirámide, dependiendo de la importancia e influencia que tengan en el comportamiento humano. En la base de la pirámide se encuentran las necesidades más elementales y recurrentes (denominadas necesidades primarias), en tanto que en la cima se hallan […]

La entrada La teoría de Maslow sobre las necesidades humanas aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

De acuerdo con Maslow y su teoría sobre las necesidades humanas, nuestras necesidades  están distribuidas en una pirámide, dependiendo de la importancia e influencia que tengan en el comportamiento humano. En la base de la pirámide se encuentran las necesidades más elementales y recurrentes (denominadas necesidades primarias), en tanto que en la cima se hallan las más sofisticadas y abstractas (las necesidades secundarias).

Necesidades fisiológicas

Constituyen el nivel más bajo de las necesidades humanas. Son las necesidades innatas, como la necesidad de alimentación, sueño y reposo, abrigo, o el deseo sexual. También se denominan necesidades biológicas o básicas, que exigen satisfacción cíclica y reiterada para garantizar la supervivencia del individuo. La vida humana es una búsqueda continua y constante de la satisfacción de estas necesidades elementales, pero inaplazables. En el momento en que alguna de ellas no puede satisfacerse, domina la dirección del comportamiento de la persona.

Necesidades de seguridad

Constituyen el segundo nivel de las necesidades humanas. Llevan a que la persona se proteja de cualquier peligro real o imaginario, físico o abstracto. La búsqueda de protección frente a la amenaza o la privación, la huida ante el peligro, la búsqueda de un mundo ordenado y previsible, son manifestaciones típicas de estas necesidades. Surgen en el comportamiento humano cuando las necesidades fisiológicas están relativamente satisfechas. Al igual que aquéllas, también están estrechamente ligadas con la supervivencia de las personas. Las necesidades de seguridad tienen gran importancia, ya que en la vida organizacional las personas dependen de la organización, y las decisiones administrativas arbitrarias o las decisiones inconsistentes o incoherentes pueden provocar incertidumbre o inseguridad en las personas en cuanto a su permanencia en el trabajo.

Necesidades sociales

Están relacionadas con la vida del individuo en sociedad, junto a otras personas. Son las necesidades de asociación, participación, aceptación por parte de los colegas, amistad, afecto y amor. Surgen en el comportamiento cuando las necesidades elementales (fisiológicas y de seguridad) se hallan relativamente satisfechas. Cuando las necesidades sociales no están suficientemente satisfechas, la persona se torna reacia, antagónica y hostil con las personas que la rodean. La frustración de estas necesidades conduce, generalmente, a la desadaptación social y a la soledad. La necesidad de dar y recibir afecto es un motivador importante del comportamiento humano cuando se aplica la administración participativa.

Necesidades de autoestima

Están relacionadas con la manera como se ve y se evalúa la persona, es decir, con la autoevaluación y la autoestima. Incluyen la seguridad en sí mismo, la confianza en sí mismo, la necesidad de aprobación y reconocimiento social, de estatus, prestigio, reputación y consideración. La satisfacción de estas necesidades conduce a sentimientos de confianza en sí mismo, valor, fuerza, prestigio, poder, capacidad y utilidad. Su frustración puede provocar sentimientos de inferioridad, debilidad, dependencia y desamparo, los cuales a la vez pueden llevar al desánimo o a ejecutar actividades compensatorias.

piramide maslow

Necesidades de autorrealización

Son las necesidades humanas más elevadas; se hallan en la cima de la jerarquía. Estas necesidades llevan a las personas a desarrollar su propio potencial y realizarse como criaturas humanas durante toda la vida. Esta tendencia se expresa mediante el impulso de superarse cada vez más y llegar a realizar todas las potencialidades de la persona. Las necesidades de autorrealización se relacionan con autonomía, independencia, autocontrol, competencia y plena realización del potencial de cada persona, de los talentos individuales. En tanto las cuatro necesidades anteriores pueden satisfacerse mediante recompensas externas (extrínsecas) a la persona, que tienen una realidad concreta (dinero, alimento, amistades, elogios de otras personas), las necesidades de autorrealización sólo pueden satisfacerse mediante recompensas intrínsecas que las personas se dan a sí mismas (por ejemplo, sentimiento de realización), y que no son observables ni controlables por los demás.

Las demás necesidades no motivan el comportamiento cuando se han satisfecho; por su parte, las necesidades de autorrealización pueden ser insaciables, puesto que cuanto más recompensas obtenga la persona, más importante se vuelven y deseará satisfacer dichas necesidades cada vez más. No importa qué tan satisfecha esté la persona, pues ésta siempre querrá más.

Resumen de la teoría de Maslow

Una necesidad satisfecha no motiva ningún comportamiento; sólo las necesidades no satisfechas influyen en el comportamiento y lo encaminan hacia el logro de objetivos individuales.

El individuo nace con un conjunto de necesidades fisiológicas innatas o hereditarias. Al principio, su comportamiento gira en torno a la satisfacción cíclica de ellas (hambre, sed, ciclo sueño actividad, sexo, etc.).

A partir de cierta edad, el individuo comienza un largo aprendizaje de nuevos patrones de necesidades. Surge la necesidad de seguridad, enfocada hacia la protección contra el peligro, contra las amenazas y contra las privaciones. Las necesidades fisiológicas y las de seguridad constituyen las necesidades primarias del individuo, y se relacionan con su conservación personal.

A medida que el individuo logra controlar sus necesidades fisiológicas y de seguridad, aparecen de manera lenta y gradual necesidades más elevadas: sociales, de autoestima y de autorrealización. Cuando el individuo logra satisfacer sus necesidades sociales, surgen las necesidades de autorrealización; esto significa que las necesidades de autoestima son complementarias de las necesidades sociales, en tanto que las de autorrealización complementan las de autoestima. Los niveles más elevados de necesidades sólo surgen cuando el individuo controla relativamente los niveles más bajos. No todos los individuos consiguen llegar al nivel de las necesidades de autorrealización, ni siquiera al nivel de las necesidades de autoestima, pues éstas son conquistas individuales.

Las necesidades más elevadas surgen a medida que las más bajas van siendo satisfechas, pues éstas predominan, de acuerdo con la jerarquía de necesidades. Diversas necesidades concomitantes influyen en el individuo de manera simultánea; sin embargo, las más bajas tienen activación predominante frente a las más altas.

Las necesidades más bajas (comer, dormir, etc.) requieren un ciclo motivacional relativamente rápido, en tanto que las más elevadas necesitan uno mucho más largo. Si alguna de las necesidades más bajas deja de ser satisfecha durante un largo periodo, se hace imperativa y neutraliza el efecto de las más elevadas. Las energías de un individuo se dirigen a luchar por satisfacer una necesidad más baja, cuando ésta existe.

La entrada La teoría de Maslow sobre las necesidades humanas aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/la-teoria-maslow-las-necesidades-humanas/feed/ 0 131337
Cómo cambiar un hábito: las 6 etapas del cambio de comportamiento https://www.psicoactiva.com/blog/cambiar-habito-las-6-etapas-del-cambio-comportamiento/ https://www.psicoactiva.com/blog/cambiar-habito-las-6-etapas-del-cambio-comportamiento/#respond Thu, 10 Aug 2017 10:03:49 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131318 En qué consiste el cambio del comportamiento ¿Quieres dejar de fumar? ¿perder peso? ¿estar más en forma?… Cualquiera que haya hecho alguna vez un propósito para el Año Nuevo sabrá la dificultad que verdaderamente conlleva llevar a la práctica un cambio de comportamiento en nuestra vida diaria. Desgraciadamente, hacer un cambio duradero en el comportamiento […]

La entrada Cómo cambiar un hábito: las 6 etapas del cambio de comportamiento aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

En qué consiste el cambio del comportamiento

¿Quieres dejar de fumar? ¿perder peso? ¿estar más en forma?…

Cualquiera que haya hecho alguna vez un propósito para el Año Nuevo sabrá la dificultad que verdaderamente conlleva llevar a la práctica un cambio de comportamiento en nuestra vida diaria. Desgraciadamente, hacer un cambio duradero en el comportamiento rara vez es un proceso simple, y por lo general implica un gran compromiso de tiempo, esfuerzo y emoción por nuestra parte.

Tanto si queremos bajar de peso, como dejar de fumar o lograr otro objetivo, no hay una sola solución que funcione bien para todos. Generalmente debemos probar varias técnicas diferentes, a menudo a través de un proceso de ensayo y error, para lograr nuestro objetivo. Es durante este período que muchas personas se desaniman y renuncian a sus metas de cambio. La clave para mantener nuestras metas se basa en probar nuevas técnicas y encontrar la forma de mantenernos motivados.

Afortunadamente, aunque el cambio puede no ser fácil, los psicólogos han desarrollado una serie de técnicas para ayudar a las personas a lograr su ansiado objetivo. Muchas de estas técnicas son utilizadas por terapeutas, médicos y maestros. Una de estas teorías, conocida como el modelo de Etapas del Cambio, se ha utilizado para ayudar a las personas a entender el proceso de cambio. Este modelo demuestra que el cambio rara vez es fácil y a menudo requiere llevar a cabo una progresión gradual de pequeños pasos hacia un objetivo mayor.

A continuación te explicamos cuáles son los elementos del cambio y sus 6 etapas.

Los elementos del cambio

Para tener éxito en nuestro cambio de comportamiento, es necesario hacernos estas tres preguntas:

  1. Preparación para el cambio: ¿Tenemos los recursos y conocimientos necesarios para lograr un cambio duradero?
  2. Barreras al cambio: ¿Hay algo que nos impida cambiar?
  3. Esperar recaída: ¿Qué nos podría provocar un retorno a un comportamiento anterior?

Uno de los enfoques más conocidos sobre el cambio del comportamiento se conoce como el modelo “Etapas del Cambio“, que fue introducido a finales de 1970 por los investigadores James Prochaska y Carlo Diclemente, que estudiaron sobre las distintas formas para ayudar a las personas a dejar de fumar.

Según este modelo, el cambio ocurre gradualmente y las recaídas son una parte inevitable del proceso de lograr un cambio de por vida. Las personas a menudo no están dispuestas o son resistentes al cambio durante las primeras etapas, pero eventualmente desarrollan un enfoque proactivo y comprometido para cambiar su comportamiento.

correr-playa

Etapa 1: Precontemplación

La etapa más temprana del cambio se conoce como precontemplación. Durante esta etapa el individuo no tiene intención de llevar a cabo ningún cambio. Las personas a menudo se encuentran “en negación”, debido a que afirman que su comportamiento no es un problema.

Si estás en esta etapa, puedes sentirte resignado a mantener tu estado actual o creer que no tienes control sobre tu comportamiento. En algunos casos, las personas no entienden que su comportamiento pueda ser perjudicial o están infra-informados sobre las consecuencias de sus acciones.

Si te encuentras en esta etapa, empieza por hacerte estas preguntas. ¿Alguna vez has intentado cambiar este comportamiento en el pasado? ¿Cómo reconoces que tiene un problema? ¿Qué tendría que pasar para que consideres tu comportamiento como un problema?

Etapa 2: Contemplación

Durante esta etapa las personas se vuelven más y más conscientes de los beneficios potenciales de hacer un cambio, por el contrario, el coste de hacerlo realidad también se ve más claro. Este conflicto crea un fuerte sentido de ambivalencia sobre el cambio.

Debido a esta incertidumbre, la etapa de contemplación del cambio puede durar meses o incluso años. De hecho, muchas personas nunca pasan de esta fase, ya que durante esta etapa pueden ver el cambio como un proceso de dar, en lugar de un medio de obtener beneficios emocionales, mentales o físicos.

Si estás contemplando un cambio de comportamiento en tu vida, hay algunas preguntas importantes que puedes hacerse: ¿Por qué deseo cambiar? ¿Hay algo que me impida cambiar? ¿Cuáles son las cosas que podrían ayudarme a hacer este cambio?

Etapa 3: Preparación

Durante la etapa de preparación empezamos a hacer pequeños cambios para prepararnos para un cambio más grande. Por ejemplo, si nuestro objetivo es perder peso, podemos empezar a comer alimentos bajos en grasa. Si es dejar de fumar, tal vez comencemos cambiando de marca o fumando menos cada día. También podemos llevar a cabo algún tipo de acción directa, como consultar a un terapeuta, leer libros de autoayuda, etc.

Si nos encontramos en la etapa de preparación, hay algunos pasos que podemos llevar a cabo para mejorar nuestras posibilidades de éxito. Podemos reunir toda la información posible sobre las distintas formas de cambiar nuestro comportamiento. También es buena idea preparar una lista de motivaciones y anotar nuestras metas. Podemos buscar en la medida de lo posible recursos externos como grupos de apoyo, consejeros o amigos que puedan ofrecernos consejo y estímulo.

dejar-de-fumar

Etapa 4: Acción

Durante la cuarta etapa del cambio, empezamos a realizar acciones directas para lograr nuestras metas. Por desgracia, en más de una ocasión nuestros esfuerzos fallan porque los pasos anteriores no los hemos dado con suficiente tiempo o pensamiento.

Por ejemplo, muchas personas que toman la decisión de bajar de peso, inician inmediatamente una dieta reducida en calorías y se establecen un rígido programa de ejercicios. Estos pasos son vitales para el éxito, pero abandonamos a menudo nuestros esfuerzos en cuestión de semanas porque los pasos anteriores han sido pasados ​​por alto.

Si actualmente ya estás realizando acciones para lograr un objetivo, felicítate y recompénsate por cualquier paso positivo que logres. El refuerzo y el apoyo son extremadamente importantes para ayudarnos a mantener los pasos positivos hacia el cambio. Tómate el tiempo necesario para revisar periódicamente tus motivaciones, recursos y progresos, para de este modo actualizar tu compromiso y motivación hacia el cambio.

Etapa 5: Mantenimiento

La fase de mantenimiento consiste en evitar volver a caer en patrones de comportamientos anteriores para lograr así mantener el cambio. Durante esta etapa, la gente se vuelve más segura de que será capaz de continuar con el cambio.

Si estás tratando de mantener un nuevo comportamiento, busca maneras de evitar la tentación. Trata de reemplazar viejos hábitos con acciones más positivas. Recompénsate cuando seas capaz de evitar con éxito una recaída. Si te vence la tentación, no seas demasiado duro contigo mismo. En su lugar, recuerda que fue sólo se trata de un pequeño revés. Como descubrirás en la siguiente etapa, las recaídas son comunes y son una parte del proceso de hacer un cambio de por vida.

Etapa 6: Recaída

En cualquier intento cambio de comportamiento, las recaídas son un proceso común. Cuando experimentamos una recaída, podemos tener sentimientos de fracaso, decepción y frustración.

La clave del éxito es no permitir que estos contratiempos socaven nuestra confianza en nosotros mismos. Si regresamos a un viejo comportamiento, revisemos el motivo de por qué sucedió. ¿Qué provocó la recaída? ¿Qué podemos hacer para evitar estos desencadenantes en el futuro?

comer-ensalada

Aunque las recaídas pueden ser difíciles de manejar, la mejor solución es empezar de nuevo con las etapas de preparación, acción y mantenimiento. Será interesante volver a evaluar nuestros recursos y técnicas. Reafirma nuevamente tu motivación, plan de acción y compromiso con tus metas. Además, haz planes de cómo lidiar con cualquier tentación futura.

Las resoluciones fallan cuando no llevamos a cabo la preparación y acciones adecuadas. Cuando nos acercamos a una meta con una buena comprensión de cómo prepararnos ante los imprevistos, podemos actuar y mantener con éxito el nuevo comportamiento.

Conclusiones

No es fácil hacer realidad un cambio importante y duradero de comportamiento en nuestras vidas. Pero estos seis pasos nos pueden ayudar a tener éxito en nuestra empresa. Muchos programas clínicos enfocados al cambio de comportamiento utilizan estos pasos, desde el abandono del hábito de fumar hasta la recuperación de una adicción. Así que no lo dudes, empieza a ponerte en marcha y si es necesario, déjate ayudar por otros.

Fuentes

Diclemente, Carlo C. La adicción y el cambio: Cómo se desarrollan las adicciones y las personas adictas se recuperan. Sl: Guilford; 2018.

Mastellos N, Gunn LH, Félix LM, Car J, Majeed A. Etapas del modelo transteórico para el cambio dietético y físico en el manejo de la pérdida de peso para adultos con sobrepeso y obesidad. Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas. http://www.bibliotecacochrane.com/control.php?URL=/PDF-ES/CD008066.pdf

La entrada Cómo cambiar un hábito: las 6 etapas del cambio de comportamiento aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/cambiar-habito-las-6-etapas-del-cambio-comportamiento/feed/ 0 131318
TOC: tipos de obsesiones y compulsiones más habituales https://www.psicoactiva.com/blog/toc-tipos-obsesiones-compulsiones-mas-habituales/ https://www.psicoactiva.com/blog/toc-tipos-obsesiones-compulsiones-mas-habituales/#respond Wed, 09 Aug 2017 19:13:01 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131266 ¿En qué consiste el Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC? Un trastorno obsesivo – compulsivo (TOC) es un desorden de ansiedad que suele iniciarse en la adolescencia o a principios de la edad adulta, pero también puede iniciarse en la infancia. Es un problema donde el eje central es el miedo a que suceda algo terrible. […]

La entrada TOC: tipos de obsesiones y compulsiones más habituales aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

¿En qué consiste el Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC?

Un trastorno obsesivo – compulsivo (TOC) es un desorden de ansiedad que suele iniciarse en la adolescencia o a principios de la edad adulta, pero también puede iniciarse en la infancia.

Es un problema donde el eje central es el miedo a que suceda algo terrible. Lo característico del problema obsesivo – compulsivo es la presencia de obsesiones o compulsiones o, como es habitual de ambas.

Las obsesiones

Las obsesiones son pensamientos involuntarios repetitivos y de alta frecuencia que aparecen en nuestra mente sin que lo deseemos. Pueden estar expresados en forma de palabras y frases o imágenes. El contenido es amenazante, inaceptable moralmente, grotesco o extraño para la persona que lo sufre; por ejemplo, creer que uno se ha contagiado de SIDA, que la colilla que dejo en el cenicero va a provocar un incendio o que desea insultar a alguien.

Las compulsiones

Las compulsiones son comportamientos estereotipados, voluntarios, que pueden llegar a ser muy organizados y elaborados y que tienen como fin reducir la posibilidad de que suceda la catástrofe temida o bloquear la ansiedad causada por la propia obsesión. Puede ejecutarse físicamente, como lavarse las manos o comprobar que el teléfono está bien colgado, y mentalmente, como hacer operaciones matemáticas.

Principales manifestaciones de los problemas obsesivos

Los clasificaremos en función del tipo de ritual básico. Como la respuesta emocional es siempre la ansiedad, describiremos las situaciones disparadoras, las obsesiones y los rituales.

Los que se lavan o limpian

Las obsesiones están centradas en el tópico de la contaminación, suciedad, enfermedades o temas similares. Hay miedos puntuales a contagiarse de una determinada enfermedad, pero otras veces las obsesiones son más difusas podrían plasmarse en pensamientos como qué asco, no soportar estar sucio o esto es asqueroso. Los rituales suelen ser de lavado o limpieza.

mujer-limpia-mesa

Los que comprueban

Las obsesiones están centradas en la ocurrencia de posibles catástrofes que varían según el tipo de situaciones en las que aparecen. Lo más frecuente son miedo a incendios o explosiones de gas, aparatos eléctricos o cigarrillos, y los rituales lógicamente tiene que ver con comprobar el buen estado de estos enseres. Otras veces los temores hablan de la posibilidad de ser robado y las compulsiones son de comprobación de puertas, ventanas o cerraduras de coches.

Más infrecuentemente, pero no raro, es encontrar comprobadores de documentos, trabajos numéricos y en general de cualquier ejecución profesional. Por ejemplo, comprobar compulsivamente si hay faltas de ortografía o realizar una y otra vez operaciones aritméticas para asegurarse que no hay errores.

Mención especial merecen aquellos casos de personas que ritualizan enormemente una parte de su trabajo. Dentro de esta categoría, se encuentran un subtipo infrecuente pero espectacular. La situación disparadora suele ser conducir. A veces en circunstancias concretas como adelantar o coger baches provoca la duda sobre si se ha atropellado a alguien o se ha causado un accidente. La comprobación suele ser mirar por el espejo retrovisor, sacar la cabeza por la ventanilla y bajar del coche para revisar si se ha atropellado a alguien, o incluso repetir varias veces el mismo trayecto con idéntico objetivo.

En general todos los comprobadores además de los rituales y la evitación de las situaciones problemáticas tienden a utilizar mucho la estrategia de la reaseguración: “¿tú me has visto apagar el fuego?”.

Los que ordenan

Las obsesiones suelen ser un tanto abstractas y genéricamente podrían resumirse en que es absolutamente imprescindible que todo este ordenado, arreglado y en su sitio. A partir de ahí es fácil deducir el tipo de rituales que desarrollan, como por ejemplo, que los muebles estén organizados de una determinada manera, a menudo buscan simetría, escritorios u objetos de decoración estén colocados siguiendo unas normas inflexibles.

Los que repiten

Los temores u obsesiones versan sobre la anticipación de que va a suceder una catástrofe y la forma de neutralizarla es repetir varias veces una acción cotidiana. Las catástrofes más temidas son que ellos mismos o gente querida tengan accidentes de tráfico, enfermedades o problemas en el trabajo. La gama de acciones repetidas es muy amplia: tocar varias veces el picaporte de la puerta, santiguarse repetidamente, hacer muecas, tragar saliva varias veces seguidas mirando hacía una pared, etc.

Los que acumulan

Las obsesiones se relacionan con el temor a tirar algo importante o que en el futuro puedan necesitar. Las compulsiones consisten en acumular, guardar, almacenar objetos que la mayor parte de las ocasiones no tiene ningún sentido conservar.

Los que se aseguran de no hacer daño

Las obsesiones son de hacer daño a ciertas personas o a uno mismo. Muchas veces temen hacer daño a personas especialmente desvalidas que, por su condición (niños y ancianos), por su posición (estar situado de espaldas) o su actividad (dormir, estudiar) sean especialmente vulnerables. Es muy frecuente que algunas de estas obsesiones aparezcan al ser padres, especialmente en situaciones de manipular al bebé. Estas obsesiones son muy perturbadoras, sobre todo si aparecen en la persona con un formato imperativo: “golpéalo”. En otras ocasiones aparecen en forma de interrogante:” ¿y si le clavara las tijeras en la cara?

Las estrategias de neutralización consecuentemente van destinadas a impedir actos de violencia, como por ejemplo evitar quedarse a solas con la víctima o retirar objetos que usarían para hacer daño.

Una variante de estas obsesiones serían las obsesiones de violencia sexual, obsesiones de suicidio y personas que tiene miedo a perder el control en forma de agresiones verbales o contar públicamente intimidades o secretos.

cajon-calcetines-organizado

Rituales encubiertos

En todos los tipos de trastorno obsesivo compulsivo descritos hasta el momento, las conductas de neutralización tiende a ser predominantemente físicas, es decir, las personas evitan situaciones de riesgo y actúan compulsivamente para deshacerse del malestar.

A continuación vamos a describir diferentes categorías donde las estrategias de bloqueo más relevantes son las pensadas.

Muchas de las siguientes categorías clásicamente se etiquetaban como “obsesiones puras” o también llamadas “rumiaciones”.

Los que restituyen mentalmente

El ejemplo más característico de esta categoría implica tener una obsesión en forma de blasfemia que a veces puede tener forma de imagen. El ritual cognitivo es crear una imagen “buena”, que sustituya a las malas. Este tipo de problema lo suelen padecer personas con profundas convicciones religiosas. Relacionados también con este tema religioso, en ocasiones pueden aparecer obsesiones de contenido demoníaco cuyos rituales incluyen típicamente rezar o repetir mentalmente que lo que teme no va a suceder. Una modalidad de restitutores mentales, son los que temen ser homosexuales, una de las estrategias de neutralización es rescatar datos muchas veces en forma de imagen de que efectivamente son heterosexuales.

Los que comprueban mentalmente

Serían la versión encubierta o mental de los comprobadores físicos. Se temen catástrofes características, robos, incendios, explosiones, etc. Bloquean el malestar y reducen la posibilidad de catástrofe comprobando mentalmente que las situaciones peligrosas están en condiciones de seguridad.

Los que repiten mentalmente

Como en el caso de los repetidores físicos, se temen catástrofes personales o en personas queridas, pero la estrategia principal para liberarse del temor es repetir encubiertamente frases, palabras, operaciones matemáticas o incluso imágenes.

Otros tipos

Los que buscan la simetría

La obsesión se relaciona con encontrar la perfección corporal, que se define en términos de simetría, el ritual característico es comparar mirándose, tocándose, midiendo, las partes izquierda y derecha del miembro o zona corporal en cuestión.

manipular-mente

Los que realizan acciones lentamente

La obsesión perturbadora es conseguir la ejecución perfecta, suelen ser acciones cotidianas, afeitarse, una ducha, etc.

Los que intentan responder a dudas filosóficas

La obsesión es una pregunta sobre cualquier área del conocimiento humano. Los rituales son intentos de responder una y otra vez posible respuestas. Aquí también incluimos a aquellas personas que tienen duda sobre el significado de las palabras.

Los que intentar “negar” la muerte

Las obsesiones son pensamientos sobre su propia muerte o sobre la muerte de seres queridos. Los rituales consisten fundamentalmente en racionalizar.

Los que intentan responder a dudas cotidianas o sobre relaciones personales

Aquí las dudas son sobre cómo decidir aspectos diarios de su propia vida: ¿qué ropa me pongo?”. Las conductas de neutralización son un constante análisis de pros y contras de cada una de las alternativas que parecen no tener fin. Aunque tomen una decisión por cuestiones prácticas, nunca quedan satisfechos de que decidieron la correcta. Utilizan mucho la reaseguración en forma de pedir consejo a los demás.

Los que intentan comprobar que no son engañados

Sufren celos. No todas las personas que tienen el problema de celos lo tienen en forma de trastorno obsesivo compulsivo. Los celos patológicos son un problema muy complejo y multicausal. Se puede relacionar con la falta de autoestima e inseguridad personal, sentimiento de posesión hacía la otra persona o con un sentido genéricamente suspicaz hacia todo el mundo. La obsesión es un pensamiento o imagen sobre que la pareja de la persona podría estar con otro, o gustarle o interesarle, y el ritual tiene que ver con verificar que esto no es así: interrogando, llamando por teléfono o revisando cosas.

Los que intentan cerrar asuntos

Son obsesiones que provienen de relaciones con otras personas, incluso de relaciones pasadas. Su malestar proviene de pensar si su actuación fue la adecuada o la que ellos querían hacer: ¿qué le dije?, ¿quedo clara mi posición?, ¿por qué me trato así? Los rituales, siempre cognitivos, intentan revisar cómo fue la conversación, recordar qué se dijo y qué no, o buscar una alternativa mejor de respuesta para manejar la situación. No hay fin, nunca llegan a una conclusión.

Te puede interesar: Test del carácter obsesivo compulsivo

La entrada TOC: tipos de obsesiones y compulsiones más habituales aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/toc-tipos-obsesiones-compulsiones-mas-habituales/feed/ 0 131266
Por qué mienten los niños y cómo actuar https://www.psicoactiva.com/blog/mienten-los-ninos-actuar/ https://www.psicoactiva.com/blog/mienten-los-ninos-actuar/#respond Tue, 08 Aug 2017 06:26:57 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131260 “¿Por qué miente tanto?”, esta es una de las frases que más repiten los padres. Y es que casi todos los niños mienten en mayor o menor medida. Conocer las causas que les llevan a tener esta conducta es importante para saber cómo actuar. La mentira es una habilidad que todos los niños aprenden, algunos […]

La entrada Por qué mienten los niños y cómo actuar aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

“¿Por qué miente tanto?”, esta es una de las frases que más repiten los padres. Y es que casi todos los niños mienten en mayor o menor medida. Conocer las causas que les llevan a tener esta conducta es importante para saber cómo actuar. La mentira es una habilidad que todos los niños aprenden, algunos la ejercitan mucho más que otros.

Cuándo empiezan a mentir los niños

Antes de los 5 años no es preocupante que el niño mienta, ya que suele ser fruto de su imaginación, pero a partir de los 7 sí, pues el pequeño ya distingue perfectamente entre verdadero y falso.

Las mentiras preocupantes son las que cuentan para conseguir que castiguen a otros, en este caso hay que hacerles ver las consecuencias de su conducta.

Pero no todo es malo en la mentira infantil, urdir una mentira implica utilizar la imaginación y, mantenerla, emplear la memoria, es decir, para  mentir hay que hacer trabajar al cerebro. La conclusión a la que ha llegado una investigación del Instituto de Estudios sobre el Niño de la Universidad de Toronto, es que “los procesos cerebrales de formular una mentira son un indicador de la inteligencia del niño”.

¿Por qué miente un niño?

Conocer la causa por la que ha mentido tu hijo te ayudará a entenderle y a saber cómo actuar. Lo principal es hablar con el niño para descubrir el motivo que le ha llevado a mentir. Estas son las principales causas:

  • Por miedo. Hay niños que tienen miedo de las consecuencias de sus acciones, por eso suelen mentir. Suele ocurrir cuando viven en un entorno sujeto a reglas muy estrictas o si tienen padres muy autoritarios, o si no tienen libertad para hablar con sus progenitores.
  • Para proteger a alguien.
  • Porque es muy imaginativo y la verdad le aburre.
  • Para evitar una tarea que no le gusta realizar: “¿Te has lavado los dientes?”, pregunta el padre.  “Si papá” , responde el niño (pero en realidad no se los ha lavado).
  • Por error. Cometen una acción involuntaria, como por ejemplo romper un jarrón, y no saben salir de la situación embarazosa.
  • Por amor, para su aprobación, y porque a los niños les gusta impresionar a la gente con rapidez.
  • Por imitación. Si el padre o la madre mienten, el niño también lo hará. “Si ellos observan y viven la mentira de manera cotidiana, aprenden a hacerlo como algo normal”, advierte la psicóloga. Por ejemplo, si escucha a la madre decir por teléfono: “dile que no estoy.”

Cómo actuar ante la mentira de nuestros hijos

Hay que recordar que uno de los motivos principales que lleva a un niño a mentir es el miedo. En cierto modo la mentira es una conducta de evitación del castigo. Si se castiga al niño por mentir, los padres corren el riesgo de reforzar el miedo, lo que aumenta la probabilidad de que el pequeño mienta en el futuro.

El niño puede pensar que no lo castigan por mentir sino por descubrir la verdad, y es muy probable que la próxima vez busque formas más sofisticadas de mentir para no ser descubierto.

Así pues, cuando creamos que un niño miente, debemos seguir estos cinco pasos:

  1. Descubrir la causa. Es muy importante averiguar los motivos que le han llevado a mentir. Y asegurarse de que ha mentido, es muy contraproducente acusarle de mentiroso cuando no lo ha sido.
  2. Dar ejemplo. Los padres deben ser un buen ejemplo para sus hijos y que no mientan. De acuerdo a las capacidades evolutivas del niño, es conveniente buscar la manera de enseñarle sobre la honestidad, identificar lo real de lo imaginado.
  3. Felicitar o premiar al niño que confiesa la verdad. Explicarle que lo que ha hecho no está bien y negociar de forma democrática las consecuencias de sus actos.
  4. Favorecer un  ambiente de confianza. Así el niño se encontrará cómodo y en libertad para contar sus errores o conductas no adecuadas. Que no sienta que cada vez que habla habrá consecuencias negativas.
  5. El castigo, sólo se debe utilizar en casos extremos. Si nos vemos incapaces de corregir esta conducta entonces hay que pedir ayuda a un profesional.

¿Cuándo se considera un problema?

Todos los niños mienten. Sin embargo, lo que más debe preocupar a los padres es la mentira compulsiva. Cuando el niño miente sin ninguna razón aparente y con frecuencia. Los padres de estos niños tienden a sospechar y desconfiar de sus hijos, y estos pequeños cada vez se hacen más rebeldes y deshonestos (la pescadilla que se muerde la cola). Aquí hay que buscar las causas y pedir ayuda al psicólogo infantil.

Cuatro tipos de mentiras

  1. La hecha en forma esporádica (todos alguna vez mentimos) y espontánea Pero… ¿hay mentiras piadosas? Esa es la pregunta que todos nos hacemos, y quien justifica la mentira hace suya la frase de que “el fin justifica los medios”.
  2. La evolutiva, que comienza en la niñez y es reforzada por los padres/madres (de niño)
  3. La que se dice como producto de un padecimiento sintomático. Para obtener atención gracias a la creación de un falso personaje que nos da brillo y es para mejorar nuestra propia autoestima, inventando logros y consecuciones personales.
  4. La efectuada como conducta repetitiva. Esta es la mitomanía, en la que se vive para y por la mentira. es la complicada y la que lleva a la mentira compulsiva.

padre-rine-hijo

Pero… ¿Porqué mentimos?

  1. Determinadas personas, en algún momento, aprenden a eludir sus responsabilidades mintiendo. Si lo realizan durante mucho tiempo, la mentira termina convirtiéndose en hábito, apareciendo de este modo un trastorno psicológico serio que le impide controlar su comportamiento , donde la mentira acaba dominando al individuo.
  1. La mentira se da también porque el sujeto obtiene cierto placer, se siente de alguna forma más listo que los demás. El hecho de correr cierto riesgo favorece la aparición de una elevación de adrenalina y cierto placer asociado al riesgo. Recibe el beneficio secundario que supone el no afrontar el acto realizado. Sin embargo cada mentira, además puede llevar asociada que la persona se vea obligada a unirla con otras nuevas. Por ejemplo, una persona dice a su doctor que le duele el estómago para evitar acudir a su trabajo. El médico le remite al especialista y éste le realiza una prueba muy dolorosa que consiste en introducir un tubo por la garganta hasta el intestino. Finalmente la conducta ficticia inicial lleva al paciente a un dolor real de garganta y a lo mejor a la pérdida de su trabajo si su jefe descubre el invento.
  1. También otra causa está relacionada con la autoestima. Llevados por la inseguridad y desconfianza en nuestra capacidad de ser aceptados tal como somos, podemos caer en la tentación de adornar aquí y allá nuestra historia y nuestras habilidades de forma que causemos una impresión favorable en las demás personas. Esta es quizás el origen de la mentira que más se está generalizando en nuestro tiempo en la que la imagen superficial y la búsqueda de estereotipos y clichés socialmente aceptados se está imponiendo.

Mentir es un recurso fácil, aunque el precio que se corre es la posibilidad de ser descubierto. En esto sucede algo similar a la persona que lanza rumores falsos para disminuir quien envidia: puede ser descubierto y la conducta desvelada, ir en su contra desprestigiándolo ante a los que quería influir.

La mentira que busca impresionar para mejorar la autoestima, se puede transformar en un trastorno de la personalidad que podríamos llamar ‘seudologia fantástica’ que es una compulsión a imaginar una vida, unos acontecimientos y una historia en base a causar una impresión de admiración en los espectadores o en las personas que nos escuchan.
Este afán por impresionar esta basado en la imperiosa necesidad de resultar valiosos y geniales por medios tramposos ya que por los medios naturales y habituales de la simpatía y de la espontaneidad se duda de poder conseguirlos.
Refleja, por un lado, la ambición de ser dignos de amor, de admiración y “ojito derecho” de los demás como antes de ser destronamos por el proceso de maduración lo éramos de los padres; por otro lado, se pone de manifiesto nuestra profunda duda de no ser dignos de ser admirados o queridos en base a la distancia, la dureza, el aislamiento y la falta de adaptación que sufrimos, que asemejan pruebas de algún tipo de discapacidada.

El mentiroso fantasioso coge el atajo de robar atención y aprecio de los demás por la vía del fácil engaño (las palabras son cómodos sustitutos de los hechos) en vez de por su Ser-sincero, tal vez mucho mas modesto de lo que su ambición soporta.

A veces la propia conducta del individuo genera un comportamiento que tiende a confirmar la mentira: Se imagina un gran literato o poeta, lo dice y además busca poemas, los copia, los parafrasea y los da a conocer diciendo que son suyos. Copia un cuadro diciendo que tiene dotes de pintor/a y lo que ha hecho es una sofisticada técnica de copiado. La historia está llena de grandes farsantes que han sido descubiertos tarde o temprano.

No se conforma con ser una persona cualquiera -tal vez se vería a sí misma con excesivo desarraigo-, sino que desea ser siempre una personalidad de primera magnitud, de esas que los demás admiramos embelesados y envidiosos.

¿Se puede prevenir la mentira?

Una forma de evitar que la mentira se transforme en una obsesión en la edad adulta es “no castigar a los chicos cuando dicen una mentira menor, ya que es propio de la imaginación infantil y forma parte de su maduración”. Los padres deben explicar las diferencias entre fantasía y realidad a los niños/as. El desarrollo de una fantasía muy grande puede llevar a los niños/as a cultivar “otra realidad” inventada que es la puerta a la mentira. Hay que hacerles saber distinguir entre imaginación (estimulándosela también) y realidad.

La entrada Por qué mienten los niños y cómo actuar aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/mienten-los-ninos-actuar/feed/ 0 131260
Las mejores frases sobre paciencia https://www.psicoactiva.com/blog/las-mejores-frases-paciencia/ https://www.psicoactiva.com/blog/las-mejores-frases-paciencia/#respond Sat, 05 Aug 2017 08:18:23 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131236 En esta ocasión, traemos las mejores frases sobre la paciencia. Y es que, en los tiempos que corren, donde todo va a prisa y no tenemos tiempo para parar ni un segundo, entender la importancia de la paciencia es fundamental. Frases sobre la paciencia La gente cree que la paciencia es pasiva, y no es […]

La entrada Las mejores frases sobre paciencia aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

En esta ocasión, traemos las mejores frases sobre la paciencia. Y es que, en los tiempos que corren, donde todo va a prisa y no tenemos tiempo para parar ni un segundo, entender la importancia de la paciencia es fundamental.

Frases sobre la paciencia

La gente cree que la paciencia es pasiva, y no es así. La paciencia es activa. Es fuerza concentrada.

La paciencia es el arte de tener esperanza.

Alguien que tiene paciencia puede tener cualquier cosa que se proponga.

Para conseguir cualquier cosa solo necesitas amor y paciencia.

Los obstáculos y las dificultades desaparecen como por arte de magia ante quien tiene paciencia y perseverancia.

El fruto de la amarga paciencia es muy dulce.

La compañera de la sabiduría es la paciencia.

Con paciencia y perseverancia, puedes mover montañas.

El genio es paciencia eterna.

frases-paciencia

El secreto de la naturaleza es la eterna paciencia.

Hay dos grandes guerreros en el planeta: La paciencia y el tiempo.

Si solo hubiese alegría en el mundo, no podríamos aprender a ser valientes y pacientes.

Ten paciencia en todos los ámbitos, pero, sobre todo, ten paciencia contigo mismo.

Un hombre que es un maestro en la paciencia es un maestro en todo lo demás.

Con la fuerza o el ingenio puedes lograr algunas cosas, pero con la paciencia puedes lograr muchas más.

Sin paciencia es imposible poseer la propia alma.

La paciencia no se puede obtener de la noche a la mañana. Es como un músculo. Hay que ejercitarlo un poco cada día.

Es un error creer que todo error es realmente un error. Eso solo lo puede decir el tiempo. Por lo tanto, ten paciencia.

La paciencia abusada puede convertirse en furia.

Nuestros actos tienen consecuencias, y debes soportarlas pacientemente.

La mejor forma de tener paciencia es estar haciendo otra cosa mientras tanto.

La resistencia es paciencia concentrada.

frases-paciencia

Sé paciente. Las cosas siempre son difíciles antes de pasar a ser fáciles.

Hay que tener paciencia para aprender a tener paciencia.

A menudo, el mayor poder que una persona puede tener es la simple paciencia.

Tener paciencia también es una forma de acción.

Las cosas buenas siempre tardan un tiempo.

Tener prisa en la vida no te dará ninguna ventaja.

La resistencia es más noble que la fuerza. La paciencia es más noble que la belleza.

La paciencia tiene límites. Si tienes demasiada paciencia, se convierte en cobardía.

Siempre que el poder y la paciencia se enfrenten, hay que apostar por la paciencia.

No hay que confundir la paciencia con la falta de ánimo ni la falta de ánimo con la paciencia.

frases-paciencia

La única forma de lograr grandes cosas es seguir intentándolo hasta que no queden más opciones.

La gente piensa que la paciencia es la capacidad de esperar, pero no es así. La paciencia es cómo nos comportamos mientras esperamos.

El mejor fuego no se enciende rápidamente.

La esperanza es la paciencia con la lámpara encendida.

Paciencia es reprimir las propias inclinaciones.

Frases que ayudan a tener paciencia

A continuación, te menciono algunas frases adicionales que te ayudarán a tener paciencia:

Si quieres ser paciente, piensa en los ríos. Ellos son pacientes. No tienen prisa. Saben que llegarán a su destino algún día.

La paciencia y el tiempo permiten conseguir logros mayores que la fuerza o la pasión.

La sabiduría humana puede resumirse en tener esperanza y paciencia.

Si quieres alcanzar el éxito, lo mejor que puedes hacer es tener paciencia, persistencia y sudor en tu frente.

Las grandes obras jamás se hicieron por la fuerza, sino por la perseverancia.

La paciencia no es más que la pasión domesticada.

No se puede cosechar de inmediato lo que se ha sembrado. La paciencia es necesaria.

La impaciencia es la ruina de la fortaleza. La paciencia es el apoyo de la debilidad.

La humildad es una especie de paciencia atenta.

La vida es breve como para perderla siendo vengativo o malicioso. Por ello, trata de ser paciente y comprensivo con lo que te rodea.

Mucho cuidado con la furia de un hombre paciente.

frases-paciencia

La paciencia consiste en ocultar tu impaciencia.

Con paciencia y fortaleza no hay nada que se te resista.

Ten cuidado con la desgracia, porque tiene mucha más paciencia que la fortuna.

Recuerda que los árboles que tardan más en crecer son los que llevan las mejores frutas.

La paciencia consiste en no rebelarse contra cualquier dificultad.

La paciencia es una flor que no se encuentra en cualquier jardín.

Como puedes ver, estas frases sobre la paciencia te ayudarán a entenderla mucho mejor. Con ellas, podrás estar más tranquilo en términos generales y aprenderás a esperar las cosas que están tardando un poco más de lo que esperabas en llegar.

La entrada Las mejores frases sobre paciencia aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/las-mejores-frases-paciencia/feed/ 0 131236
Cómo gestionar conversaciones difíciles https://www.psicoactiva.com/blog/gestionar-las-conversaciones-dificiles/ https://www.psicoactiva.com/blog/gestionar-las-conversaciones-dificiles/#comments Fri, 04 Aug 2017 21:33:54 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131222 No son raras las ocasiones en las que nos encontramos en una conversación que no nos resulta sencilla, ya sea porque no está dirigiéndose hacia donde queríamos, o porque el interlocutor nos incomoda o nos sentimos agredidos… Hoy, te explicamos cómo gestionar conversaciones difíciles. ¿Por qué aparecen las conversaciones difíciles? Lo cierto es que las […]

La entrada Cómo gestionar conversaciones difíciles aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

No son raras las ocasiones en las que nos encontramos en una conversación que no nos resulta sencilla, ya sea porque no está dirigiéndose hacia donde queríamos, o porque el interlocutor nos incomoda o nos sentimos agredidos… Hoy, te explicamos cómo gestionar conversaciones difíciles.

¿Por qué aparecen las conversaciones difíciles?

Lo cierto es que las conversaciones difíciles pueden aparecer en multitud de circunstancias y situaciones. Pero lo cierto es que, independientemente de ellas, siempre se dan por el mismo mecanismo: Tu cerebro emocional está tomando las riendas.

Tu cerebro emocional actúa cuando tu mente racional no es capaz de enfrentarse a la situación que tiene delante. Esto sucede en muchas situaciones de la vida, no solo en las discusiones.

Seguro que, alguna vez, has hecho algo sin saber ni por qué. Y, seguramente, ha sido algo que te ha salvado la vida o te ha salvado de algún peligro importante. Bien, lo que actuó ahí fue tu cerebro emocional, que tomó las riendas de tu cuerpo frente a la mente racional.

Ese mismo mecanismo se activa cuando estamos en una conversación que se está yendo de las manos y empieza a volverse una discusión. Tu cerebro emocional interpreta que la parte racional está siendo incapaz de controlar la situación, y empieza a actuar diciendo: O huyes, o atacas.

Y, claro, cuando eso ocurre, a la mente de la otra persona le pasa algo parecido. Por lo tanto, ambos estáis en esa situación de atacar o huir (y solemos atacar, no nos vamos a engañar).

Esto puede ser muy visible en una discusión de pareja, pero no es la única situación en la que puede suceder. Piensa en una entrevista de trabajo en la que el entrevistador es especialmente agresivo. Seguramente, responderías de malas formas, porque dejarías que tu cerebro emocional tomase las riendas.

A estas situaciones en las que es el cerebro emocional el que toma las riendas se le llama secuestro emocional. Entonces… ¿Qué hacer?

mujer-grita-hombre-enfadada

Qué hacer para resolver el secuestro emocional en las discusiones

A continuación, te menciono algunas claves con las que podrás resolver las conversaciones difíciles, consiguiendo escapar del secuestro emocional que tan dañino puede llegar a ser.

Mantén la calma

Recuerda que, donde uno no quiere, dos no discuten. Mantener la calma y seguir con el tono de conversación hará que la persona que tienes enfrente también se ponga en ese tono, y se eviten los gritos.

Evitando una situación estresante, el cerebro racional puede seguir actuando, y, por lo tanto, el cerebro emocional no tiene necesidad de aparecer. Si te influyes de la ira de la persona que tienes enfrente, la bola se hará más y más grande.

Trata a la persona descontrolada como si fuera un niño

Si te enfrentas a un niño que está descontrolado, ¿verdad que no discutirías? Al fin y al cabo, está descontrolado y no va a hacer caso a tus razones. Pero tampoco te enfadarías, porque… es un niño.

En esas situaciones, lo que hacemos es esperar a que se pase el enfado y baje esa emocionalidad. Una vez eso ocurre, podemos volver a retomar la conversación desde un punto de vista racional.

Hablar más despacio

Cuando hablamos rápido no pensamos lo que decimos. Es el cerebro emocional el que habla por nosotros. Por lo tanto, el simple hecho de hablar más despacio contribuye a que pensemos mejor lo que decimos y, así, dejar que hable el cerebro racional.

También es importante pedirle a la otra persona que hable más despacio, para que entre en ese tono de conversación y hable su cerebro racional en lugar del emocional. ¡Pero cuidado! A las personas enfadadas no les gusta que les digan lo que hacer, así que pide las cosas por favor.

pareja-conversacion-dificil

Hacer preguntas

Cuando haces preguntas, obligas a la otra persona a dar respuestas. Y… ¡Las respuestas las tiene que dar con su cerebro racional! Por lo tanto, si, en lugar de hacer afirmaciones, haces preguntas, poco a poco vas sacando a su cerebro emocional de la discusión.

Eso, a su vez, irá haciendo que la otra persona se calme. Así que no intentes justificarte, ni dar explicaciones, ni decir cómo te sientes. Limítate a hacer preguntas a la otra persona.

No retes a la otra persona, dale comprensión

Por último, una vez la otra persona te está dando sus explicaciones y respondiendo a tus preguntas, no deberías contradecirla. Puede que tengas razones para hacerlo, pero no es el mejor momento. Ya lo harás al día siguiente o unas horas después.

En ese momento, debes ser comprensivo, porque cualquier ataque o confrontación volverá a despertar esa parte emocional del cerebro, y volveréis a discutir en lugar de conversar.

Como puedes ver, gestionar las conversaciones difíciles es más fácil de lo que podría parecer. Siguiendo los consejos que te hemos dado en esta breve guía, podrás lograrlo sin mayor dificultad. ¡Recuerda que una buena comunicación es lo que nos hace humanos!

La entrada Cómo gestionar conversaciones difíciles aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/gestionar-las-conversaciones-dificiles/feed/ 1 131222
La adicción al sexo ¿qué es? https://www.psicoactiva.com/blog/la-adiccion-al-sexo/ https://www.psicoactiva.com/blog/la-adiccion-al-sexo/#respond Fri, 04 Aug 2017 20:44:55 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131203 Vídeo sobre la adicción al sexo ¿En qué consiste la adicción al sexo? ¿Cómo se inicia? ¿Qué diferencia hay entre tener un fuerte impulso sexual y ser adicto? No te olvides suscribirte a nuestro canal YouTube de Psicología y Educación

La entrada La adicción al sexo ¿qué es? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

Vídeo sobre la adicción al sexo

¿En qué consiste la adicción al sexo? ¿Cómo se inicia? ¿Qué diferencia hay entre tener un fuerte impulso sexual y ser adicto?

No te olvides suscribirte a nuestro canal YouTube de Psicología y Educación

La entrada La adicción al sexo ¿qué es? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/la-adiccion-al-sexo/feed/ 0 131203
Cómo afecta a nuestra personalidad el orden de nacimiento https://www.psicoactiva.com/blog/personalidad-orden-nacimiento/ https://www.psicoactiva.com/blog/personalidad-orden-nacimiento/#respond Fri, 04 Aug 2017 20:15:16 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131208 Al parecer, el orden de nacimiento puede afectar a nuestra personalidad, comportamiento y visión del mundo, según los expertos. La influencia del orden de nacimiento Nuestra posición en la familia según el orden de nacimiento es considerado por algunos investigadores y psicólogos como una de las influencias más poderosas sobre la personalidad, junto con la […]

La entrada Cómo afecta a nuestra personalidad el orden de nacimiento aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

Al parecer, el orden de nacimiento puede afectar a nuestra personalidad, comportamiento y visión del mundo, según los expertos.

La influencia del orden de nacimiento

Nuestra posición en la familia según el orden de nacimiento es considerado por algunos investigadores y psicólogos como una de las influencias más poderosas sobre la personalidad, junto con la genética, el género, el temperamento y los estilos de crianza.

Seguramente en más de una ocasión habrás oído decir que el hijo mayor tiende a ser más responsable, mientras que los niños que no tienen hermanos son mucho más propensos a ser egoístas y exigentes. ¿Son estas características estereotipos, o realmente es cierto que nuestro orden de nacimiento puede dar forma a nuestra personalidad?

La teoría de la influencia del orden de nacimiento en el comportamiento humano apareció por primera vez a finales de los años veinte de la mano del psicólogo Alfred Adler, amigo y colega de Sigmund Freud. Adler creía que el orden en el que nacemos dentro de la familia afecta intrínsecamente a nuestra personalidad. Posteriormente, otros teóricos como Frank Sulloway y Delroy Paulhus también escribieron sobre este tema.

A continuación te explicamos cómo serían los distintos tipos de personalidad según el orden de nacimiento.

El primogénito

Según Adler, el niño más mayor tiende a ser conservador, orientado al triunfo y predispuesto hacia el liderazgo. Debido a que suelen asumir la responsabilidad de sus hermanos menores, los primogénitos crecen para ser cariñosos, más dispuestos a convertirse en padres y más propensos a tomar la iniciativa.

Los primogénitos disfrutan de la presencia de sus padres en solitario, un privilegio que no poseerán los demás hermanos, lo que puede explicar por qué a veces actúan como mini-adultos. Los primogénitos suelen ser diligentes y quieren ser los mejores en todo lo que hacen. Sobresalen a la hora de ganar los corazones de sus mayores.

No es extraño que los hijos mayores tengan más cosas en común con otros hijos mayores que con sus propios hermanos. Sus padres pudieron volcar toda su atención en ellos mientras no había más hijos, por lo que tienden a ser mucho más cuidadosos, equilibrados y responsables que sus hermanos. Son como una especie de proyección de sus padres.

El problema de los hermanos mayores aparece cuando llega un hermano más pequeño a la familia, ya que pueden sufrir el síndrome del “rey destronado”, perdiendo su posición especial de ser el único niño de la casa. La atención de sus padres, que antes era sólo para ellos, ahora debe ser compartida con su hermano o hermana. Este sentimiento de pérdida puede dar lugar a una cierta propensión a presentar un carácter algo melancólico.

Como líder del grupo, los primogénitos a menudo tienden a ser:

  • De confianza
  • Concienzudos
  • Seguros
  • Estructurados
  • Cautelosos
  • Controladores
  • Responsables
  • Saben comportarse

El segundo o mediano

Puesto que el hermano o la hermana mayor es un “modelo a seguir”, a menudo los medianos o segundos hijos se esfuerzan por superarle de alguna forma. Su ritmo de desarrollo es más rápido. Los hijos del medio en una familia tienden a ser ambiciosos, pero rara vez son egoístas. También son más propensos a establecer metas excesivamente altas para sí mismos. Esto aumenta el número de fracasos, sin embargo saben cómo hacer frente a las dificultades en la vida, y eso es lo que los hace más fuertes.

Por otro lado, los hijos medianos sienten que no reciben la cantidad de atención necesaria de parte de sus padres, por lo que tratan de compensar este déficit haciendo vínculos más fuertes con sus amigos.

padres-tres-hijos-parque

Es por este motivo que los hijos medianos se caracterizan por tener un círculo de amigos muy fiel y cercano, al que sienten como si fuese parte de su propia familia. Dentro de este grupo de amigos, el mediano intenta captar la atención que no siempre siente por parte de su familia.

En general, los hermanos medianos tienden a poseer las siguientes características:

  • Complacientes
  • Algo rebeldes
  • Se nutren de amistades
  • Tienen un gran círculo social
  • Pacificadores
  • Cooperativos
  • Flexibles
  • Comprensivos
  • Les cuesta poner límites

El último o pequeño

Por lo general, el hijo más pequeño recibe mucho cuidado y atención tanto de los padres como de sus hermanos mayores. Por eso pueden parecer los más mimados. Sin embargo, los nacidos últimos suelen estar muy motivados a superar a sus hermanos mayores.

A menudo logran un gran éxito y ganan reconocimiento en el campo que elijan. Se convierten en los atletas más rápidos, los mejores músicos o los artistas más talentosos. Los niños más pequeños de una familia tienden a ser muy sociables, aunque es probable que sean más irresponsables y frívolos que los mayores.

Los más pequeños tienden a ser los más libres de espíritu debido a la actitud cada vez más laissez-faire de sus padres hacia la crianza del segundo (tercero, cuarto, quinto…) hijo. Aquí los padres tienen ya mucha experiencia y confianza en ejercer su papel, por lo que tienden a ser menos exigentes y se muestran bastante más relajados, ya no se alarman tanto por las cosas innecesarias como lo hacían con el hijo mayor. Por ese motivo, los hijos terceros (o más) son mucho más libres, además al haber tenido menos responsabilidades (no hay más hermanos pequeños de quien ocuparse), tienden a generar un estilo de vida más creativo y relajado.

Así pues, el hecho de que los padres, por falta de tiempo o por experiencia, no estén tan pendientes de las acciones del pequeño, hace que éste disfrute de más libertad que sus hermanos, por lo que suele desarrollar una personalidad más independiente. Pero por otro lado, este hermano trata de llamar la atención constantemente a través de una personalidad simpática y carismática. Tampoco es extraño que sean los payasos de la clase y el alma de las fiestas. Son niños alegres y extrovertidos, pero tienden a aburrirse con facilidad y tienen mucho miedo al rechazo, además de una baja capacidad de atención. En consecuencia, los nacidos en último lugar suelen ser muy buenos manipuladores.

El pequeño de la familia tiende a ser:

  • Amante de la diversión
  • Sin complicaciones
  • Manipuladores
  • Extrovertidos
  • Buscadores de atención
  • Egocéntricos
  • Sociables
  • Autónomos

El hijo único

Sin ningún hermano con quien competir, el hijo único a menudo rivaliza con su padre. Al ser el centro de atención de sus progenitores, el pequeño se acostumbra a recibir todo el cuidado de los adultos, y espera los mismos mimos y protección por parte de todos los demás, y no sólo en la infancia, también en la edad adulta. Si los padres  lo protegen en exceso, puede caer en dependencia y el egocentrismo.

Al crecer rodeado de adultos, generalmente es un niño más maduro que otros de su misma edad. También suele ser bastante perfeccionista, y tiende a alcanzar sus metas, pase lo que pase. Acostumbra a desarrollar más su intelecto, así como ciertas habilidades como el ingenio y la creatividad.

padres-hijo

En muchos aspectos, el hijo único es muy similar al primogénito, pero lleva sus cualidades al extremo. Tiende a ser un líder, es conservador y organizado. También acostumbra a ser más difícil de manejar. Puede ser muy exigente e implacable, y odia admitir que está equivocado. Le cuesta aceptar las críticas.

Se caracteriza por los siguientes rasgos:

  • Maduro para su edad
  • Líder
  • Perfeccionista
  • Muy responsable
  • Diligente
  • Se siente más cómodo con adultos que con otros niños

Estudios realizados

La teoría dice que el orden en el que nacemos tiene un fuerte impacto en nuestra personalidad. Algunos afirman que también ocurre con el nivel de inteligencia, ya que Investigadores de la Universidad de Leipzig y la Universidad Johannes Gutenberg de Mainz (Alemania) estudiaron a más de 20.000 adultos de los Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. En este estudio compararon el nivel intelectual de hermanos dentro de las familias y el orden de su nacimiento.

Al parecer encontraron que los hermanos mayores generalmente muestran un mayor rendimiento en las pruebas de inteligencia. Sin embargo, los científicos no encontraron relación entre el orden de nacimiento y la estabilidad emocional o la imaginación.

Otro estudio proporcionó más pruebas de que el orden de nacimiento afecta a la personalidad. Los investigadores analizaron rasgos de personalidad de 377.000 estudiantes de secundaria en los Estados Unidos.

Lo que encontraron fue que los primogénitos generalmente tienden a ser más honestos y dominantes. Sin embargo, también son menos sociables y menos resistentes al estrés. Los hermanos medianos tienden a ser más conscientes y diligentes. Y es más probable que el hijo pequeño de una familia sea el más abierto y sociable. Los niños que no tienen hermanos suelen mostrarse más nerviosos en las relaciones interpersonales, pero también son bastante sociables.

Por otro lado, debemos remarcar que las investigaciones no tienen en cuenta factores sociales tan importantes como la educación, el bienestar de los padres y las relaciones dentro de una familia. Aunque el orden de nacimiento puede tener un cierto impacto en la personalidad o la inteligencia, no debemos olvidar que las relaciones entre padres e hijos y la crianza que reciben los niños en sus hogares, son factores mucho más importantes para moldear sus vidas como individuos.

Te puede interesar: Test de personalidad de 5 factores

 

La entrada Cómo afecta a nuestra personalidad el orden de nacimiento aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/personalidad-orden-nacimiento/feed/ 0 131208
Bloqueo mental: ¿en qué consiste? https://www.psicoactiva.com/blog/bloqueo-mental/ https://www.psicoactiva.com/blog/bloqueo-mental/#respond Fri, 04 Aug 2017 07:50:57 +0000 https://www.psicoactiva.com/blog/?p=131229 El bloqueo mental se puede definir como la interrupción del proceso cerebral que nos permite iniciar o terminar una actividad o resolver una situación concreta.

La entrada Bloqueo mental: ¿en qué consiste? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
AmpedSense.OptimizeAdSpot('AP'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IL'); AmpedSense.OptimizeAdSpot('IR');

En el artículo de hoy, vamos a hablar del bloqueo mental. Saldrás de aquí conociendo todo lo importante al respecto: Qué es, por qué sucede, qué hacer para evitarlo… ¡Y es que si nos quitan la capacidad de reaccionar y decidir, nos quedamos en nada!

¿Qué es el bloqueo mental?

El bloqueo mental se puede definir como la interrupción del proceso cerebral que nos permite iniciar o terminar una actividad o resolver una situación concreta.

Es decir, que, debido al bloqueo mental, nos sentimos incapaces de iniciar o terminar una actividad o resolver una situación concreta.

Se puede entender este fenómeno como la imposibilidad de seguir una línea de pensamiento que acaba repercutiendo negativamente, porque limita nuestra eficacia y capacidad para conseguir objetivos.

Sin embargo, hay que señalar que el bloqueo mental no es ni bueno ni malo. Piensa que estos bloqueos mentales son un mecanismo de defensa para protegernos frente a situaciones que nos superan. Por lo tanto, no se le puede considerar malo.

Pero, por otro lado, también es verdad que estos bloqueos mentales nos impiden actuar, cuando, en determinadas situaciones, sería una necesidad. Y, por lo tanto, no se le puede considerar bueno, tampoco.

¿Qué pasa cuando nos quedamos bloqueados?

El bloqueo mental tiene un origen multicausal. Es decir, no se da únicamente por una razón, sino que influyen varios factores al mismo tiempo. Además, estos factores varían de persona a persona.

En algunos casos estos bloqueos mentales se dan por experiencias traumáticas. En otras ocasiones, simplemente se dan porque estás con la autoestima baja durante unos días, y tu cerebro interpreta que no podrás enfrentar según qué situaciones. Las causas pueden ser variadas.

El problema es que, en general, pese a ser variadas, todas esas causas tienen su origen en la ansiedad, la frustración y el estrés. Y el bloqueo, precisamente, retroalimenta esos sentimientos.

Además, el hecho de sentirnos incapaces de tomar decisiones hace que nos sintamos más vulnerables, lo que, a su vez, hace que nos sintamos más ansiosos, lo que hace que el bloqueo mental se alimente aún más… Y así una y otra vez.

Por lo tanto, el bloqueo mental es la pescadilla que se muerde la cola.

hombre-bloqueo-mental

¿Qué hacer para evitarlo?

Ya has visto que el bloqueo mental es una especie de atasco que tiene tu cerebro. Por lo tanto, para evitar el bloqueo mental, hay que ser capaz de salir de esa rueda. ¿Cómo hacerlo?

Pues, aunque parezca una tontería, el primer consejo es tener un estilo de vida saludable. Es decir, comer bien, con una dieta equilibrada, descansar sin problemas, y hacer ejercicio físico. Con esto, ya tienes una buena base para superar los bloqueos mentales.

¿Por qué? Porque, como hemos mencionado, los bloqueos mentales surgen como un mecanismo de defensa ante situaciones que sentimos que nos superan. Y, lógicamente, cuando estamos más sanos, sentimos que podemos enfrentarnos a más situaciones.

Además, el ejercicio físico permite aumentar la autoestima y liberar endorfinas, que hacen que estemos más a gusto con nosotros mismos, reduciendo la angustia y la ansiedad. Todo ello repercute positivamente en la toma de decisiones y acaba con los bloqueos mentales.

Pero, al final, lo más importante es ser capaz de gestionar el estrés y resolverlo. Es decir, darte cuenta de que estás bloqueado, pararte a reflexionar un momento, pensar qué es lo peor que puede pasar si actúas… Y actuar.

La vida no es más que un juego, y en los juegos lo importante es participar. Además, no nos vamos a engañar, no somos tan importantes. Ninguno de nosotros. Nada de lo que hagamos va a acabar con el mundo ni con la vida de nadie. Así que podemos actuar.

Ayuda profesional

Lo cierto es que, aunque puede que no te parezca una idea muy seductora, en algunos momentos puede ser una buena idea acudir a la ayuda profesional. Al fin y al cabo, todos tenemos problemas en algún momento de nuestra vida, y los profesionales pueden ayudarnos a resolverlos.

En el caso de los bloqueos mentales, lo mejor que se puede hacer es apostar por un psicólogo que nos ayude a gestionar la baja autoestima, el estrés y la angustia. Si conseguimos gestionar esos tres aspectos, podremos reducir los bloqueos mentales.

Hay personas que pueden resolver esos problemas por sí mismos, o con ayuda de sus familiares o amigos. Pero no todo el mundo tiene esa posibilidad, y el psicólogo siempre puede ayudarte a sentirte más a gusto contigo mismo, reducir tu estrés y tu angustia.

Con ello, conseguirás una mente capaz de enfrentarse mejor a los problemas, y, por tanto, con menos bloqueos.

Como puedes ver, el bloqueo mental es algo muy común, pero no por ello hay que dejar que suceda sin hacer nada. Tenemos que tener plena capacidad de decidir y actuar… ¡Porque eso es lo que nos hace humanos!

La entrada Bloqueo mental: ¿en qué consiste? aparece primero en Blog de Psicoactiva.

]]>
https://www.psicoactiva.com/blog/bloqueo-mental/feed/ 0 131229