trastorno identidad corporal

¿Qué es la xenomelia?

La palabra xenomelia proviene de los vocablos griegos: “xeno”, que significa: “extranjero”, y “μελoσ” (melos), que hace referencia a una “extremidad”; la palabra sugiere la extrañeza hacia una extremidad propia. También se le conoce como trastorno de la identidad de la integridad corporal (BIID, por sus siglas en inglés), es una padecimiento en la que los individuos tienen un vehemente deseo de amputar alguna de sus extremidades sanas, percibiéndola como una “intrusa” o ajena a ellos; algunos pacientes con BIID, sienten tanto malestar que llegan a tratar de hacerlo por ellos mismos cuando les niegan ayuda, pues  desean ser discapacitados en alguna manera, poniendo su vida y salud en peligro. Existe toda una subcultura en torno a este padecimiento.

¿Por qué BIID está clasificado como un trastorno de identidad?

Debido a que los deseos de amputación se vinculan con un desarrollo alterado del “self “o de la propia identidad. Al mutilarse o discapacitarse de manera electiva buscan construir lo que sienten que es: “su verdadero yo” o buscan reconstruir su identidad

Cabe mencionar que, la imagen corporal es una representación accesible consciente a la forma general y estructura del propio cuerpo. Se deriva de varias fuentes, incluyendo visual y propioceptiva y constituye la base de las creencias de uno sobre sí mismo (Bayne y Levy 2005). Asimismo, los errores periféricos o centrales pueden perturbar la imagen corporal (Sacks 1984; Lutrija 1993).

¿Qué es la acrotomofilia?

Una parafilia que consiste en tener preferencia sexual por alguien que tiene alguna parte de su cuerpo amputada.

¿A quiénes afecta más el trastorno de la identidad de la integridad corporal?

Aunque no hay datos epidemiológicos claros acerca del BIID, Peter Brugger, de la Universidad de Zúrich, Alemania, en sus investigaciones concluyó que en la gran mayoría de los casos los afectados con xenomelia o BIID, son hombres; y la extremidad no aceptada en el 80% de los sujetos estudiados, correspondía a una pierna, mayoritariamente la izquierda.

¿Cómo se sienten después de que “suprimen” la parte de su cuerpo que no querían?

La reacción de una persona sin BIID, ante la noticia de que nos tuvieran que amputar un miembro, pudiera ser naturalmente de mucha ansiedad, llegando incluso a niveles pánico y sentir una profunda tristeza, pues la simple idea de que nos tuvieran que cercenar un brazo, una pierna o una mano, nos puede desmotivar en demasía y hasta llegar a aterrar..

En la mayoría de los casos de los pacientes con xenomelia que se amputan un miembro, sienten que el malestar emocional que han cargado por tantos años, la depresión, la ansiedad y el aislamiento en el que se encontraban: se desvanecen, al dar cumplimiento a su vehemente deseo de amputación. Dichos sujetos no manifiestan culpa o arrepentimiento a posteriori a su anhelado corte, sino que suelen sentirse más felices, satisfechos o como algunos pacientes han referido: “finalmente me siento completo”.

¿A qué edad empiezan a sentir esto las personas que tienen xenomelia o BIID?

Por lo general, empiezan desde la infancia temprana, muchos de ellos comienzan entre los 4 y 5 años, pueden jugar con frecuencia a que no tienen una pierna, que les falta un brazo, que son sordos o invidentes. Mientras algunos niños sueñan y juegan con ser héroes, reyes o guerreros, otros…Anhelan y aspiran ser discapacitados en alguna manera. También influye el aprendizaje social, que empieza en casa: atender las necesidades de los niños en etapas tempranas, incluyendo la afectiva, es esencial para su desarrollo.

¿Cuándo es éticamente admisible para los médicos la amputación?

Las amputaciones electivas son éticamente admisibles si y sólo si las mismas, son estrictamente necesarias para curar un padecimiento grave, mas no cuando se realizan sólo por intereses estéticos, eróticos o financieros.

…Entonces ¿qué pasa con la cirugía cosmética electiva?

En la praxis clínica de la cirugía plástica y de la Medicina Estética, se puede apreciar que algunos pacientes buscan la “perfección” mediante la modificación de sus cuerpos; el cirujano a menudo debe tratar de hacerles comprender y especificar expectativas realistas. Muchas veces a pesar de que se les explica acerca de sus posibles complicaciones, ciertos pacientes toman poca importancia a esto, pues a menudo sienten que no las habrá y que “se verán mejor” de cómo estaban antes de la intervención quirúrgica.

Dentro de los aspectos médico legales en cirugía cosmética, el doctor debe proporcionar el debido cuidado al paciente y seguir estándares de cuidado muy estrictos, mismos que no deben comprometer la salud.

¿Las personas que se realizan muchas cirugías estéticas tienen BIID?

Los resultados de un estudio que realizaron Michael First, y colaboradores (2005), en sujetos con el trastorno de la identidad de la integridad corporal, pusieron en evidencia que los deseos de dichos pacientes, se iniciaban en la infancia y ninguno de los entrevistados padecía trastorno dismórfico, pues reconocían que no querían deshacerse del miembro debido a que percibieran en él algún defecto en cuanto a su apariencia.

Las personas con BIID, a diferencia de las que padecen trastorno dismórfico corporal y que se realizan muchas cirugías, así como una serie de procedimientos para fines estéticos, a menudo nunca parecen estar satisfechos, buscando a menudo modificar los “defectos” que perciben en su cuerpo, algunos incluso desean que el médico les siga haciendo cirugías aunque comprometan su salud. Ambos padecimientos requieren de ayuda psicológica.

¿Cuáles son algunos tratamientos que han mostrado buenos resultados para personas con xenomelia o BIID?

Se recomienda seguir un tratamiento psicoterapéutico, psiquiátrico,  psicofarmacológico y neurológico, aunque la persona con xenomelia o BIID puede tener alivio de ciertos síntomas y de problemas como trastornos del estado de ánimo y ansiedad, que a menudo presentan, no les quita el deseo de amputarse o lastimarse a tal grado que queden discapacitados. Es preciso que la familia y personas que cohabitan con el paciente tengan conocimiento de las características de este padecimiento y se sigan informando, pues las neurociencias luchan por encontrar respuestas y sobretodo soluciones a los problemas que aquejan a estos individuos.

Bibliografía

Hernández-Pérez, Enrique y cols. (2012). Temas selectos en cirugía cosmética. México: Preprensa Digital, S.A.

Referencias electrónicas

Hänggi et al (2017). Structural and functional hyperconnectivity within the sensorimotor system in xenomelia. Brain and Behavior, 7 (3): e00657.

McGeoch PD et al (2009) Apotemnophilia: The Neurological Basis of Psychological Disorder. Nature Precedings: 1-5.

Hilti LM et al (2013) The desire for healthy limb amputation: structural brain correlates and clinical features of xenomelia. Brain, 136 (1): 318–329.

https://journals.lww.com/neuroreport/Abstract/2008/08270/Apotemnophilia__a_neurological_disorder.11.aspx.

https://ijpsychiatrybs.com/en/articles/231.html

Miryam Gomez Obregon
Psicóloga NeuroEducativa/ Freelance. Diseño de programas y gestión del tiempo mediante el mejoramiento de habilidades y competencias. Técnicas de programación y sugestión en Nivel Alfa, de Respiración y Relajación Profunda. Promoción de estilos de Vida Saludables a través de las Tecnologías Educativas. Musicoterapia. Redacción de contenido especializado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here