Estrés postraumático por infidelidad

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 7 marzo 2022.

Hay quienes experimentan estrés postraumático por infidelidad, lo cual les impide forjar una nueva relación o continuar su vida con normalidad, debido a que han perdido parte de la confianza en otras personas.

Una de las heridas más difíciles de sanar es la infidelidad. Cuando la confianza es traicionada en una pareja, entonces la relación atraviesa cierta inestabilidad.

Quien ha sido traicionado/a siente humillación. Esto le puede generar un trauma, acompañado de una serie de síntomas que guardan relación con los que muchos profesionales identifican como parte del estrés postraumático. Al igual que cuando se sufre una amenaza al bienestar físico o emocional, la persona pudiese sentir confusión y desorientación.

Síntomas del estrés postraumático por infidelidad

Quien vive el estrés postraumático por infidelidad puede experimentar pensamientos intrusivos, emociones inestables, tratar de encontrar información que le genere angustia; sensación de impotencia, autoestima afectada de forma negativa, culpabilidad, entre otros.

Algunas personas han confesado en consulta: “Cuando me enteré de la aventura de mi pareja, no pude evitar pensar una y otra vez en lo que había pasado. Tengo pesadillas. Mi esperanza en el amor está destruida. Era la persona en la que más confiaba y me traicionó. Me sentí devastada y llena de ira. No encuentro paz de ninguna forma; me siento humillada y me pregunto cómo fue capaz”

Vivir una infidelidad también puede traer al presente recuerdos dolorosos del pasado que dificultan el proceso de recuperación emocional.

De acuerdo con la autora Inmaculada Jauregui Balenciaga, en su estudio sobre la persona víctima de la infidelidad, trauma y estrés postraumático: “Vemos que la infidelidad llega a muchas personas como un tsunami, arrasándolo todo… Encontramos parte de los síntomas propios de estrés postraumático y cómo la infidelidad es vivida, igual que un profundo y autentico trauma que paraliza la vida del sujeto por un largo período de tiempo, sin llegar a veces a saber si realmente se ha superado o no, porque en ocasiones, al cabo de dos, tres o cuatro años, la víctima se topa con su expareja que le fue infiel y se derrumba exactamente como el primer día.

La autora también destaca que, en el caso de otras personas, que son víctimas de infidelidad por igual, en aras de evitar el derrumbe se lanzan a la búsqueda un tanto compulsiva de parejas o relaciones que, de alguna manera, restauren la autoestima perdida y levantar así el orgullo herido, el ánimo, a base de ilusiones.

Cuando las parejas deciden volver

Existen escenarios en los que las personas involucradas en una infidelidad no quieran perder su relación, pero esto es un reto, ya que la confianza se encuentra rota y es más difícil llegar a la reconciliación.

Ante ello, cabe preguntarse cómo una pareja traicionada puede volver a creer de nuevo en el otro y cómo alguien que eligió traicionar puede superar el remordimiento y la culpa. Es necesario que las dos partes comprendan que la persona que ha sido traicionada llegue a sufrir de síntomas de estrés postraumático.

Llegado a este punto, la persona traumatizada vive una experiencia que no le resulta fácil, por lo que quizá experimente cambios de humor de forma abrupta, quiera escapar o por el contrario se sienta inmóvil, tenga la necesidad de contraatacar o surjan otros problemas subyacentes.

Pareja Infiel

El papel de ambos, si desean continuar, es darse cuenta de que la relación anterior ha terminado y que ahora deben trazarse como meta construir una nueva, capaz de hacer frente a los retos futuros.

Las soluciones no son rápidas, por lo que tampoco es conveniente aferrarse al pasado. Si lo ocurrido se banaliza, el dolor puede volverse más difícil de resolver. Por otro lado, si siempre se siente enojo, dolor o desconfianza, esto tampoco ayudará a resolver el problema.

Quien traicionó, debe asumir con seriedad lo que ha hecho, y quien ha sido traicionado debe realmente querer reconstruir la relación para volver a confiar otra vez en la persona.

Recomendaciones

La recuperación para este tipo de traumas suele ser compleja y larga, sobre todo si el engaño ha sido prolongado, o con una persona inesperada. Algunas estrategias que pudiesen funcionar son las siguientes:

  • Tomar algo de tiempo: para poder sentir el dolor, procesar lo que ha sucedido y pensar con calma qué se desea hacer. Es decir, decidir poner fin a la relación o recuperarla. La persona afectada debe ser paciente consigo misma.
  • Buscar apoyo emocional: quizá no se desee compartir con otros lo que ha sucedido, pero el apoyo en seres queridos puede ayudar. Las personas cercanas pueden ofrecer consuelo.
  • Recurrir al apoyo profesional: bien sea que se decida finalizar la relación o continuar, el apoyo de un especialista puede ser muy importante. La terapia de pareja es crucial, pero también de modo individual, para restaurar la autoestima, sobre todo tras padecer estrés postraumático por infidelidad.

Una persona con estrés postraumático por infidelidad puede llegar a desconfiar de los demás vínculos que tiene en su vida. Por ello, es necesario trabajar este aspecto con un profesional de la salud mental, para poder sobreponerse y disfrutar de las relaciones futuras.

¿Cómo superar una infidelidad?

Bibliografía

  • Camacho, J. (2004). Fidelidad e infidelidad en las relaciones de pareja. Buenos Aires, Argentina: Ediciones Dunken.
  • Jauregui Balenciaga, Inmaculada. (2020). La persona víctima de la infidelidad. Trauma y estrés postraumático.
  • Medina, J. L. V., Colín, B. G., Martínez, M. U. M., de Oca, Y. P. A. M., Fuentes, N. I. G. A. L., & Muñoz, M. A. T. (2013). Las causas que llevan a la infidelidad: Un análisis por sexo. Acta de investigación psicológica3(3), 1271-1279.

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario