Escala de Barthel, ¿para qué sirve?

Verificado Redactado por Isbelia Farias. Este artículo ha sido revisado, actualizado y verificado por nuestro equipo de psicólogos por última vez el 29 abril 2021.

La escala de Barthel es un instrumento utilizado para medir la capacidad de una persona al realizar diez actividades de la vida cotidiana.

Las actividades que se miden son aquellas que se consideran básicas y el grado de puntuación empleado en dicha escala se obtiene a partir de una estimación cuantitativa, en cuanto al grado de independencia de la persona.

La escala de Barthel fue propuesta en el año 1955, sin embargo, hoy día existen diferentes versiones de la misma.

Su nivel de aplicación es sencillo y también cuenta con un grado alto de fiabilidad y validez, permitiendo identificar cambios; su interpretación también es fácil, al igual que la aplicación en diferentes escenarios culturales.

La escala de Barthel

La escala de Barthel surgió en el año 1955 cuando se comenzó a aplicar en los hospitales de enfermedades crónicas en Maryland y, desde entonces, se ha estado usando este índice sencillo para registrar la capacidad de los pacientes con desorden neuromuscular o musculoesquelético.

Se aplica para determinar qué capacidad tiene el paciente para cuidar de sí mismo, así como también funciona para examinar la mejoría.

La escala de Barthel también es conocida como el “índice de discapacidad de Maryland” y es definido como una medida que valora el nivel de independencia de un paciente en relación con su capacidad para realizar ciertas actividades de la vida diaria.

En esta escala se asignan puntuaciones, de acuerdo con la capacidad que posee el sujeto examinado para ejecutar las tareas diarias.

Tal como señalan Ci-Ruzafa y Damián-Moreno, en su estudio sobre la valoración de la discapacidad física, las primeras referencias que existen en cuanto al uso de la escala de Barthel en la literatura científica datan desde 1958 y 1964, sin embargo, en el año 1965 es cuando aparece la primera publicación con los criterios descritos de forma detallada para asignar las puntuaciones.

Actualmente, el índice continúa siendo muy usado, tanto en su forma original como en sus versiones posteriores y muchos le consideran como la escala más apropiada para valorar las actividades de la vida diaria.

El índice o la escala de Barthel fue uno de los primeros intentos que surgieron para cuantificar las discapacidades, en el área de la rehabilitación física.

Fue gracias a este instrumento que se le pudo aportar una base científica a los resultados que los profesionales de rehabilitación obtenían en los programas de mejora para medir los niveles de dependencia de los pacientes.

Respecto a la valoración que se asigna para cada actividad, esta se basa en la cantidad de ayuda física que requiere el paciente para realizar la actividad, así como el tiempo que necesita.

Si el paciente requiere de ayuda o supervisión, entonces no se otorga la puntuación completa. Por ejemplo, si el paciente no puede efectuar con seguridad una actividad física si alguien no está presente, entonces se le asigna menos ponderación.

De igual modo, los especialistas podrían requerir analizar las condiciones del ambiente en el que se desenvuelve el paciente al momento de aplicar la escala, pues, estas también pueden afectar la puntuación.

Por ejemplo, si el paciente requiere de barandales en ambos lados, de puertas amplias para el movimiento con sillas de rueda, barras o agarraderas en el cuarto de baño, entre otras.

Para que la escala de Barthel tenga más fiabilidad, esta debe ir acompañada de una explicación sobre los requisitos ambientes especiales que amerite el paciente.

Actividades a evaluar y puntuaciones

El índice de Barthel de cada paciente se evalúa al inicio del tratamiento, así como durante la evolución del mundo y al momento del alta, en donde se supone que podría haber un gran avance.

Así, es posible identificar con más precisión cuál es el estado funcional del sujeto y cómo se ha ido progresando hacia la independencia.

Si luego de haber transcurrido un largo período de tiempo no hay mejoría, de acuerdo con la escala de Barthel, entonces esto indica que el potencial para la rehabilitación es pobre.

Las actividades diarias que se evalúan en la escala de Barthel original, son diez:

  1. Comer;
  2. Trasladarse entre la silla y la cama;
  3. Aseo personal;
  4. Uso del retrete;
  5. Bañarse/ducharse;
  6. Desplazarse, bien sea en superficie lisa o en silla de ruedas;
  7. Subir/ bajar escaleras;
  8. Vestirse/ desvestirse;
  9. Control de heces;
  10. Control de orina.

Cada una de estas actividades es valorada de una forma diferente, pudiendo asignar una puntuación de 0, 5, 10 o hasta 15 puntos.

El rango varía entre 0, que significa ‘completamente dependiente‘, hasta 100, que se traduce como ‘completamente independiente’.

Conoce en qué consiste la escala de depresión Yesavage

Bibliografía

  • Bejines-Soto, M., Velasco-Rodríguez, R., García-Ortiz, L., Barajas-Martínez, A., Aguilar-Núñez, L. M., & Rodríguez, M. L. (2015). Valoración de la capacidad fu
  • Bernabeu-Wittel, M., Díez-Manglano, J., Nieto-Martín, D., Ramírez-Duque, N., Ollero-Baturone, M., Abella-Vázquez, L., … & Villegas-Bruguera, E. (2019). Simplificación de la escala de Barthel para el cribado de fragilidad y dependencia severa en pacientes pluripatológicos. Revista Clínica Española219(8), 433-439.
  • Cid-Ruzafa, J., & Damián-Moreno, J. (1997). Valoración de la discapacidad física: el índice de Barthel. Revista española de salud pública71, 127-137.
  • Solís, C. L. B., Arrioja, S. G., & Manzano, A. O. (2005). Índice de Barthel (IB): Un instrumento esencial para la evaluación funcional y la rehabilitación. Plasticidad y restauración neurológica4(1-2), 81-5.

Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), diplomada en Logoterapia y Análisis Existencial, Orientación de la Conducta y Psicología Forense.

Deja un comentario