Aunque son dos términos que se suelen confundir, se sabe por diferentes investigaciones que son dos fenómenos diferentes; mientras que la eyaculación femenina es la liberación de un líquido blanquecino, espeso y escaso de la próstata femenina, el squirting es la expulsión de líquido desde la vejiga urinaria, que sería una especie de orina diluida generada por la sobre estimulación de los riñones que se puede llegar a producir en algunas personas durante el acto sexual.

En qué consiste la eyaculación femenina

La eyaculación femenina, consiste en la expulsión de un líquido inodoro, de color claro y en proporción variable, que sale por el orificio de la uretra en el momento del orgasmo. Durante la excitación sexual, estas glándulas se llenarán del líquido que luego será eyaculado.

Anatomía del aparato reproductor y los órganos sexuales

Este líquido se podría confundir con orina, pero no lo es, lo producen las llamadas glándulas de Skene, estas las podemos encontrar a lo largo de la pared de la uretra. Este tipo de glándulas puede variar de unas mujeres a otras en tamaño, incluso hay mujeres que no las tienen, pero esto ocurre en muy pocos casos.

genitales-femeninos-glandulas-skene

El (mal) referente de la industria del porno

El squirting, como eyaculación de grandes cantidades de líquido por la vagina, lo han popularizado las actrices de las películas porno. Pero es importante saber que estas actrices utilizan trucos para producir este efecto y que la mayoría no tienen eyaculaciones reales, por ejemplo, se pueden introducir agua en la vagina antes del rodaje de la escena o algunas beben muchísimo líquido antes para tener las vejigas llenas. En la vida real, el sexo funciona de otra manera, por lo que no debería de servirnos de referente.

La eyaculación femenina común no se parece mucho a lo que muestran dichas mujeres. El líquido que segregan la mayoría de las mujeres a menudo se queda en el interior del canal vaginal y se suele confundir con la lubricación propia de la excitación sexual. Es un líquido que no suele ser muy abundante y solo cuando la mujer está encima durante la relación sexual o tiene eyaculaciones cuantiosas se aprecia la salida del líquido, generalmente a borbotones durante las contracciones del orgasmo.

El squirting, que es la salida de gran cantidad de líquido durante el orgasmo, es mucho menos frecuente. La gran mayoría de las mujeres no lo han tenido nunca y a las mujeres que les ocurre, es tras la estimulación intensa del punto G. Diferentes estudios han revelado que el líquido abundante y transparente es realmente orina que proviene de la vejiga y que se eyacula debido a la relajación muscular que se produce tras el orgasmo.

Lo que debería de quedar claro es que la eyaculación femenina y el squirting son dos fenómenos distintos en los que los órganos y los mecanismos que los producen son diferentes: por una parte, la eyaculación femenina real es la liberación de un fluido escaso y espeso de la próstata femenina, mientras que el squirting surge desde la vejiga urinaria.

¿Todas las mujeres pueden tener un squirting?

El papel de la educación que han recibido las mujeres, y los hombres, es fundamental para liberarnos de prejuicios y de miedos. Nuestras propias creencias a menudo no nos facilitan encontrar el propio placer, lo que hace que no exploremos a fondo nuestro cuerpo para conocer lo que nos gusta. Esto hace que haya mujeres que no conozcan su clítoris y mucho menos su punto G. Un conocimiento adecuado de la anatomía genital resultará fundamental para conseguir el squirting.

 

pareja-sexy

Técnicas para lograr un squirting

Es importante remarcar que el squirting no provoca orgasmos más placenteros, es simplemente una consecuencia de la relajación de la uretra. Aunque puede provocar morbo en mucha gente. Si se quiere intentar conseguir un squirting, es importante seguir estos pasos.

Aunque, en la teoría, la mayor parte de las mujeres puede lograr eyacular, hay que saber estimular de una forma concreta y en un lugar señalado para que esto pueda ocurrir. Los pasos siguientes están pensados para provocar el squirting, es muy posible que no se logre la primera vez o primeras veces, es una técnica para la cual hace falta un poco de práctica. Se recomienda que las primeras veces se practique en solitario, para poder conocer las sensaciones y las zonas que se debe tocar.

  1. Tumbada en la cama, se estimulará el clítoris para que se llene de sangre y se hinche
  2. Introducir el dedo corazón o el índice y corazón con la palma hacia arriba, en la vagina buscando el punto G, este se encuentra solo a unos centímetros detrás del hueso púbico. El punto G tiene forma rugosa y si se acaricia provoca una sensación de ganas de orinar.
  3. Estimular el punto G masajeándolo de forma circular o dándole pequeños toques.
  4. Combina la estimulación con contracciones de Kegels, contrayendo intermitentemente el músculo pubocoxígeo (músculo con los que se sostiene la orina)
  5. Cuando notes el orgasmo saca el dedo con rapidez y sin dejar de contraer las nalgas acaricia el clítoris. En ese momento se debería de notar la eyaculación.

Intentar conseguir un squirting se puede convertir en un juego más en la relación sexual, pero nunca debería de ser un fin. Como todo en el sexo, lo importante es el juego y la experimentación no lo resultados.

El squirting ¿es lo mismo que la eyaculación femenina?
4.7 (94.29%) 7 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.