Una alarma se ha levantado en contra del nuevo juego de Niantic: Pokémon Go debido a los innumerables accidentes que han ocurrido mientras los usuarios la jugaban. Cabe destacar que la aplicación no pretende causar ningún problema, sin embargo el mal uso de la misma podría traer problemas a los jugadores más jóvenes.

Si deseas que tus hijos puedan divertirse y mantenerse fuera de peligro al jugar Pokémon Go, hoy te traemos una serie de consejos bastante útiles. Pero antes, vamos a explicarte un poco, cual es el objetivo del juego, cómo funciona y por qué está causado tanta sensación últimamente.

Pokémon el juego más popular de 2016

La franquicia de Pokémon es bastante reconocida desde hace varias décadas, sin embargo éste año el equipo de Niantic, lanzó al mercado una aplicación gratuita para Smartphones, llamada Pokémon Go en la que el sueño de muchos fanáticos se ha vuelto realidad: atrapar pokémones en la vida real.

La aplicación actúa como una plataforma para conectar el mundo virtual, con nuestro mapa real y así iniciar una cacería por nuestras respectivas ciudades. Para ello se utilizan pokebolas y otros implementos de captura virtual, los cuales se consiguen en pokeparadas señalizadas en el mapa de la aplicación.

Los jugadores ganan experiencia atrapando pokémons, evolucionándolos o batallando unos contra otros en los gimnasios. El objetivo es subir de nivel cómo entrenadores pokémon y declararse el mejor.

Consejos para que tus hijos se mantengan seguros jugando Pokémon Go

Debido a que el juego se desarrolla en la vida real, nuestros hijos están más expuestos a situaciones de peligro. Si queremos ser buenos padres, debemos adaptar nuestros consejos a la era digital. Toma nota y pídele a tu hijo lo siguiente:

  1. Prestar atención por donde caminan: La mayoría de los accidentes reportados tienen que ver por personas que se han caído, tropezado y chocado por estar inmersos en la pantalla del teléfono. Recuérdales a tus hijos que deben mirar por donde van, nunca cruzar la calle sin ver que sea seguro, y evitar ver el teléfono ya que de todos modos el teléfono vibrará si están cerca de un pokémon.
  2. Nunca conducir y jugar al mismo tiempo: Esto es una norma general, pero les sorprenderá saber lo mucho que los más jóvenes ignoran esta regla de sentido común, por lo tanto recuérdales cada tanto que no deben hacerlo.
  3. No dejar que la batería se consuma completamente: Sabemos que querrán jugar el máximo tiempo posible, pero la aplicación consume demasiada energía y puede acabarse la batería al cabo de un par de horas, dejándolos incomunicados ante cualquier emergencia.
  4. No jugar solos: Para un niño es muy peligroso salir solos a jugar con un costoso teléfono en las manos, podrían robarle o hacerle daño, así que acompáñalos o pídeles que vayan en grupo con sus amigos o con un adulto responsable.
  5. No visitar las pokeparadas o gimnasios prohibidos: Consulta la aplicación y verifica las pokeparadas cercanas a casa, el colegio y los lugares que más frecuentan, algunas de ellas están en zonas que no son aptas para menores de edad, márcalas como prohibidas y haz que se mantengan alejados de ellas.
  6. Ho hablar con extraños: Nunca se sabe quién puede ser un criminal o un acosador de menores, por lo tanto alerta a tus hijos y exígeles que no hablen con ningún extraño y menos si se les acerca por motivo del juego.

Bueno ahora que has tomado las previsiones necesarias, es hora de divertirse: a tus hijos les encantará encontrar pokemones de agua en la playa, pokemones de tierra en la montaña, recorrer varios kilómetros para que sus huevos eclosionen, entrenar y evolucionar a los peludos como Evee o Vulpix, e incluso batallar por un gimnasio con el famoso Pikachu. Este juego es el pretexto perfecto para sacar a tus hijos de la casa, substituir el tiempo pasado en el sofá por el parque y divertirse mientras se hace ejercicio.
Y tú ¿Te apuntas al reto de atraparlos a todos?

Marcela De Vivo

Cómo enseñarle a tus hijos a jugar Pokémon Go de una manera segura y divertida
4 (80%) 1 voto