Las emociones son estados afectivos que experimentamos, reacciones subjetivas que generamos en función de los acontecimientos de nuestro alrededor, reacciones que vienen acompañadas de cambios fisiológicos e incluso endocrinos.

Las emociones poseen una función adaptativa hacia lo que nos rodea

Es un estado que sobreviene súbitamente de forma más o menos intensa y más o menos pasajera.

En psicología se han descrito 6 tipos de emociones básicas, aunque recientes estudios afirman que hay muchísimas más:

  • Miedo
  • Sorpresa
  • Aversión
  • Ira
  • Alegría
  • Tristeza

En numerosas ocasiones a los niños les cuesta reconocer correctamente sus emociones, y es que esto no siempre es tarea fácil, incluso para los adultos.

Enseñar habilidades de Inteligencia Emocional a los niños, capacitarles para distinguir y matizar mejor sus propias emociones y contextualizarlas, es una poderosa herramienta que les ayudará en su crecimiento y su adaptación social. Por ejemplo, cuando los niños son conscientes de que están celosos y no sólo tristes, su capacidad de procesar dicha emoción y tomar decisiones sobre su comportamiento mejora notablemente.

Los niños son unos grandes aprendices visuales, por eso se trabaja mucho con ellos a través de dibujos, gráficos y colores. Por este motivo se han elaborado gráficos como el que se muestra a continuación, para ayudarles a catalogar mejor sus sentimientos en un momento dado.

Este gráfico requiere discernir entre expresiones faciales que a veces poseen diferencias algo sutiles, aunque importantes. Para que resulte útil, se tiene que traducir la expresión a un equivalente humano, algo que podemos hacer los adultos poniendo la cara adecuada.

Esta es una de tantas gráficas y láminas que existen, pero es un buen ejemplo para empezar a trabajar con ella, ya que es una forma útil y visual para que los niños internalicen los nombres de sus sentimientos.

Animemos con esto a los más pequeños a utilizar la palabra en lugar de la rabieta y el llanto para expresar cómo se sienten, ¡es mucho mejor tanto para ellos como para los adultos!

No te olvides suscribirte a nuestro canal YouTube de Psicología y Educación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here