Cuando llevamos tiempo con nuestra pareja, la rutina corre el peligro de establecerse en ambos miembros para quedarse a vivir como parte de nosotros. La pasión del principio es normal que vaya disminuyendo poco a poco, pero eso no quiere decir que se tenga que instalar el aburrimiento. Para huir de la rutina los juguetes sexuales se pueden convertir en grandes aliados.

Los juguetes sexuales los podemos incorporar a los juegos en cualquier momento, se puede utilizar para caldear la situación rozando diferentes partes del cuerpo o para intensificar las sensaciones durante la penetración. Algo a tener en cuenta es que los juguetes no se deberían de enfocar solo en los genitales sino utilizar todo el potencial de nuestra piel para obtener placer.

La juguetería erótica es de lo más variada e imaginativa, por lo que es difícil no encontrar un juguete o complemento que se pueda adaptar a nuestros intereses, algunos de los juguetes que son ideales para enriquecer la sexualidad en la pareja serian los que vamos a nombrar a continuación.

Vibradores y dildos

Seguramente es la primera alternativa que nos viene a la cabeza cuando pensamos en juguetes eróticos. Los dildos son objetos que imitan formas fálicas y los vibradores son juguetes de uso sexual que pueden tener muchas formas y tamaños diferentes y que puede usar tanto para la penetración como para las caricias. Para la penetración anal se deben usar juguetes específicos para la zona, que tienen un tope en uno de los extremos para impedir que se introduzcan del todo dentro del cuerpo.

Anillos

Otra buena opción son los anillos que se colocan en la base del pene, ayudado a estimular el clítoris durante la penetración, además de producir una sensación más intensa en el pene y ayuda para controlar el flujo sanguíneo potenciando así la erección.

Juegos eróticos

Otra manera diferente de introducir novedades en la intimidad son los juegos eróticos de mesa. Consisten en juegos con retos para ir cumpliendo tú, tu pareja o ambas partes. Algunos vienen incluso complementos (vibradores, esposas, antifaces) para que el disfrute sea aún mayor.

Otras opciones

Aparte de los juguetes, también existe la cosmética erótica, por ejemplo los aceites para dar masajes, de estos hay una gran variedad, los hay con olores estimulantes, otros son comestibles e incluso existen con efecto calor para potenciar más la excitación.

Otra opción muy divertida es la ropa interior comestible, hechas con algún tipo de dulce que la pareja se ha de comer.

Otros objetos a los que se le puede encontrar una función erótica son las esposas, plumas y vendajes. Son juegos que animan más a jugar con nuestros sentidos, por ejemplo, las esposas ofrecen una sensación de control sobre la pareja, los antifaces que impiden la visión estimulan la sensibilidad y la imaginación o las plumas ofrecen las sensaciones muy agradables si se acarician con ellas la piel.

Consideraciones a tener en cuenta si queremos utilizar juguetes y complementos eróticos con nuestra pareja

Si la pareja no está acostumbrada a estas novedades lo ideal es comenzar con lo más suave e ir avanzando a medida que aumenta el deseo de experimentar.

Siempre que queramos introducir novedades o algún componente extra en nuestras relaciones se debe de hacer de común acuerdo entre ambas partes.

Es vital la comunicación con nuestra pareja cuando usamos juguetes, si en algún momento alguno de los miembros de la pareja no se encuentra a gusto, es importante comunicárselo a la otra persona y dejar el juego.

Si se utilizan juguetes estos han de conservarse de manera adecuada y mantenerse limpios, sobre todo los que se utilizan para la penetración. También es importante saber que hay juguetes específicos para juegos anales y otros para juegos vaginales, hay que informase bien y no utilizar los juguetes para ano y vagina en el mismo encuentro ya que podría provocar infección en la vagina

Los juguetes son herramientas personales, por lo que con mucha higiene los puede usar tu pareja, pero no los compartas con otras personas ya que existe el riesgo de infecciones.

Usar juguetes puede ayudar a romper la rutina y no se debe de ver como algo negativo, es una manera de explorar y añadir novedades a la relación sexual. La idea de que las parejas no necesitan de complementos para vivir una vida sexual satisfactoria es tan equivocada con perjudicial, los juguetes ayudan a romper la rutina y a estimular la imaginación.

Así los juguetes se pueden usar desde las primeras etapas de la relación y no esperar a que el sexo se vuelva aburrido. La innovación, la curiosidad y las ganas de aprender son muy importantes para el sano funcionamiento de la pareja.

De hecho, no es necesario comprar juguetes, sino que los juegos se pueden crear con un poco de imaginación, por ejemplo se puede llenar una bolsa con papelitos donde se ha escrito diferentes pruebas eróticas y cada persona sacar un papel con una prueba o dejar notas autoadhesivas picantonas a tu pareja por diferentes rincones de la casa, son manera de jugar sin necesidad de juguetes. No hace falta que te gastes un dineral en el último modelo del mercado si no deseáis o vuestra economía no lo permite.

Bibliografía

Lola Vidaña. (2009). Juegos eróticos. Argentina: Integral.

Sylvia de Béjar. (2011). Tu sexo es tuyo: Todo lo que has de saber para disfrutar de tu sexualidad. España: Booket.

Monica Leiva
Licenciada en Psicología por la UAB y Master en Sexología y Terapia de Pareja por la AEPCCC. Experta en personas con diversidad funcional con más de 15 años de experiencia en Atención directa en CIPO. Experiencia en programas de inserción socio-laboral tanto a nivel voluntario como remunerado en Fundaciones como Trinijove, Clariana y Cruz Roja. Escritora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here