Vídeo sobre el Trastorno Agresivo Intermitente

El trastorno explosivo intermitente se encuentra en la categoría de trastornos de control de impulsos. Se caracteriza por la incapacidad de resistir los impulsos agresivos, lo que resulta en ataques de ira y violencia con la consecuencia de destrucción de propiedades o agresiones verbales e incluso físicas. Algunos ejemplos de este comportamiento incluyen amenazar o lastimar a otra persona y romper o dañar intencionalmente un objeto de valor.

El grado de agresividad expresado durante un episodio es totalmente desproporcionado a cualquier provocación o estrés situacional. El individuo puede describir los episodios como «ataques» en los que el comportamiento explosivo está precedido por una sensación de tensión o excitación y seguido inmediatamente por una sensación de alivio. A menudo el arrepentimiento posterior al ataque es genuino, aunque eso no quita el daño que ya haya podido causar. Por este motivo la persona que ha sufrido el ataque puede sentirse muy avergonzada por su comportamiento.

Suscríbete aquí a nuestro canal de YouTube

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here