mujer-sufrimiento

Una reciente investigación dirigida por Marshall Burke (2018), profesor de la Escuela de la Tierra, Energía y Ciencias Ambientales en Stanford, muestra algunos efectos del cambio climático sobre la conducta humana, los científicos calculan que junto con el incremento de temperatura proyectado para el 2050 podrían también aumentar las tasas de suicidio: 2.3 % en México  y 1.4 % en los EE. UU.

El suicidio es un complejo problema sanitario de escala mundial, la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera que es la tercera causa de muerte entre las personas de 15 a 44 años de edad (2017). A medida que los efectos del calentamiento global vayan incrementando, los seres humanos nos veremos afectados de varias maneras. Las catástrofes, los fuertes conflictos sociales como las guerras, la escasez de recursos pueden incrementar y con ellos la desesperanza en las personas, la hostilidad en muchos y la ideación suicida en otros.

El calentamiento global puede tener un gran impacto en el riesgo de suicidio, esto es importante tanto para nuestra comprensión de la salud mental como para lo que deberíamos esperar a medida que las temperaturas continúen ascendiendo”. Marshall Burke (2018).

Situaciones relacionadas con fuertes problemas sociales, aquellas donde hay desastres naturales, violencia, abusos, pérdidas y “sensación de aislamiento”, están asociadas también a conductas suicidas. Ciertos grupos minoritarios, podrían ser más vulnerables, debido a la discriminación, como sucede con los migrantes y refugiados, en quienes las tasas de suicidio también muestran un letal  incremento.

Puede interesarte: Aprendiendo habilidades sociales para prevenir la violencia

Autolesiones y conductas hostiles

¿Puede afectar el cambio climático la conducta humana? Solomon Hsiang (2018), coautor del estudio realizado la Universidad de California, Berkeley, afirmó: “Hemos estado estudiando los efectos del calentamiento sobre ‘el conflicto’ y la violencia durante años, descubriendo que las personas tienden a pelear más cuando hace calor. Ahora vemos que además de lastimar a otros, algunas personas se lastiman a sí mismas. Parece que el calor afecta profundamente a la mente humana y cómo decidimos infligir daño”. Los expertos señalan que el aumento de temperaturas debido al cambio climático puede aumentar el riesgo de suicidio, afectando la probabilidad de que una situación particular conflictiva del sujeto conduzca a intentos de autolesión graves.

 Por otra parte, en la praxis clínica y en otras investigaciones podemos apreciar que hay pacientes a los cuales las condiciones climáticas afectan su estado del ánimo, algunos sujetos con tendencias depresivas, suelen experimentar más sentimientos de tristeza cuando les falta el sol, con los días o estaciones predominantemente nubladas y lluviosas. Groenlandia, es uno de los países con más suicidios, así como Rusia, Noruega, Finlandia, en Europa occidental, tenemos a Francia como uno de los países con más suicidios; a partir del 2010, la cifra de suicidios en España ha crecido, investigaciones epidemiológicas en Suiza muestran que 10% de dicha población cometen uno o más intentos de suicidio, en otras regiones del planeta la lista es encabezada por Corea del Sur, Japón e India.

Los países con alto índice de suicidio es larga, la OMS y los expertos en el tema afirman que el problema podría ser mucho más grande, ya que debido a los estigmas, los familiares o las personas “cercanas” a alguien que cometió suicidio podrían mentir al respecto. Aunado a que en países con severos conflictos económicos y sociales, las estadísticas son menos fiables, por lo que el suicidio supone una carga tortuosa tanto para los individuos como para las naciones.

Existen países en donde los problemas sociales, las catástrofes y epidemias son tan grandes, que las estadísticas acerca de los suicidios pueden pasar aún más desapercibidas, pero no significa que el problema no exista, es el caso de países en guerra, donde se puede saber de casos en los que la desesperación de muchos padres ante su cruel realidad, los ha llevado a tomar una “salida desesperada” y cometer suicidio, en ciertos ocasiones acompañados incluso de sus hijos, al ver que la vida les ofrece una realidad amenazante y que en sus casos no se augura un “mejor mañana” próximamente para ellos.

Las temperaturas más altas no representan el más importante factor de riesgo para el suicidio, sin embargo, al ser un problema sanitario complejo debe ponerse énfasis la intervención oportuna y la prevención, en el suicidio influyen incluso variables genéticas, generalmente en los casos de suicidios consumados, existe una comorbilidad con psicopatologías graves como la depresión: El 75% de los adolescentes que se suicidaron tuvo un trastorno depresivo mayor o bipolar. A su vez, coexisten en el suicidio, factores desencadenantes  como pueden ser las crisis vitales, padecimientos físicos, estrés desmesurado y angustia, entre otros.

Cuándo alguien intenta suicidarse y no lo logra, pero se lesiona, ¿significa que sólo quieren llamar la atención?  En Dinamarca se llevó a cabo un estudio, en donde observaron que el 46.5% de los adolescentes que se autolesionan tratan de quitarse la vida y tienen un sincero deseo de morir, mientras que sólo el 2.5% pretendía llamar la atención con ésta clase de conductas, en todos los casos anteriores, las personas requieren atención psicológica.

concepto-suicidio-esperanza

Capacidad de letalidad

¿Existe correlación entre autolesiones y suicidios consumados? Se ha observado que la ‘capacidad de letalidad’ de un individuo, tiene que ver con la habituación y la tolerancia al dolor, que precisamente desarrollan muchas personas que se autolesionan o la desarrollan pues se encuentran en situaciones de vida en las que se les impone un gran sufrimiento del que “no pueden escapar”, como cuando han estado en cautiverio o en la cárcel por largo tiempo, cuando se cursa un padecimiento físico difícil que lleva dolor crónico, implícito, cuando las personas sufren constantemente maltrato o el rechazo, la violencia en las aulas, o en cualquiera de otros contextos donde se desenvuelven las personas, la hostilidad se puede manifestar de distintas formas y medios, incluso ‘virtuales’.

Generalmente la persona que comete suicidio o intentos, ha contemplado la idea de su muerte desde tiempo atrás, por lo regular, tuvieron ideación suicida durante meses o años.  Cuando coexisten dependencia a personas, conductas, sustancias o abuso de alcohol, el riesgo de ideación suicida e “intentos” incrementa vertiginosamente.

Puede interesarte: Creencias y paradigmas socioculturales sobre el dolor crónico

Medicamentos que generan ideación suicida

¿Cuáles pudieran ser otras causas del incremento de suicidios? Algunos medicamentos de uso común como ciertos tipos de: antiácidos, analgésicos, hormonales anticonceptivos,  medicina para control de la presión arterial, para el corazón, inhibidores de la bomba de protones, entre muchos otros, tienen la depresión o la ideación suicida como posibles efectos secundarios, por eso es que una persona no debe automedicarse, no basta con leer las indicaciones de un manual, el médico capacitado que toma el tiempo apropiado para hacer anamnesis, puede identificar si existe comorbilidad con otros padecimientos, la existencia de psicopatologías y poder brindar  al paciente la mejor opción disponible, así como advertir de los posibles riesgos, un buen complemento para el tratamiento psicofarmacológico de los pacientes suicidas es el psicológico. La persona que busque la recuperación y la sanación, debe seguir las indicaciones médicas, incluyendo las sugerencias en cuanto a sus hábitos de: higiene, sueño y alimentarios, puede ser difícil por la anhedonia, sólo se requiere un esfuerzo extra. El medicamento psicofarmacológico actúa de manera distinta, es importante que el médico advierta acerca de las precauciones, así como los posibles cambios que puede tener el paciente durante el periodo de “ajuste” del medicamento; en caso de que persistan sus molestias, debe llamar a su médico, podría indicarle un cambio en la dosis o prescribirle otro fármaco.

Puede interesarte: Contagio Emocional, 9 Maneras de fortalecer tu “sistema inmune emocional”

Prevención de conductas suicidas y de autolesión

Thomas Joiner, psicólogo destacado por sus investigaciones y libros acerca del suicidio, dice que “la combinación temeraria y ese deseo sincero de morir, es lo que llevará a una persona finalmente a consumar un suicidio”. Él plantea ciertos aspectos que se deben observar y trabajar con ellos, especialmente cuando el sujeto tiene la capacidad de actuar letalmente y ha desarrollado cierta tolerancia al dolor, recomienda realizar una “jerarquía de coincidencia de síntomas” y sugiere estrategias propias de la Terapia Cognitivo Conductual (TCC).

Es conveniente que el paciente trate de identificar los pensamientos o situaciones que desencadenan sentimientos que lo llevan a intentar acabar con su vida o lo conducen a herirse a sí mismo, las personas que se autolesionan, generalmente  lo hacen porque experimentan un gran sufrimiento emocional y angustia, lo que hace que caigan más fácilmente en otras conductas autodestructivas y que se continúen lastimando. Es posible aprender a identificar este tipo de pensamientos cuando inician y aplicar ciertas estrategias que un psicoterapeuta puede recomendar; Joiner enfatiza que para la prevención se debe trabajar con elementos como la:

  1. Percepción de carga.
  2. Falta de conexión emocional.

Cuando los sentimientos de tristeza, la angustia y la desesperación pueden resultar fatales, es recomendable que a la par de tratamiento psicofarmacológico, se apliquen diversas estrategias para el manejo de las emociones, como la EFT: Técnica de Liberación Emocional, el terapeuta puede brindar ideas y asistir al paciente para que establezca ciertas técnicas de afrontamiento ante la ideación suicida u otros estados malestar.

“¿Somos acaso nuestro mayor enemigo? ¿Qué cosas hacen que te sientas feliz o desdichado?” Marta Guerri, psicóloga con Máster en Terapia de la Conducta y la Salud, especializada en terapia con familias con vulnerabilidad social en el Servicio de Orientación y Acompañamiento a Familias (SOAF), formula éstas preguntas y nos muestra que  aprender a “Vivir con optimismo”, como se titula uno de sus libros (2014), “es todo un arte que se puede aprender”, rodearse de literatura estimulante como ésta, puede ser otra herramienta útil para las personas en la construcción de un ‘Yo más fortalecido’; en dicho libro, encontrarás estrategias de afrontamiento que puedes aplicar en ciertas situaciones. La lectura tiene efectos terapéuticos en personas que viven en ciertos cautiverios, en este tipo de pacientes puede ser especialmente benéfico el que asistan a un club de lectura, donde se lean libros que alienten el deseo de vivir. “Recuerda que tú puedes aprender a ser el dueño de tu propio poder y tu energía”:

Ahora somos libres de obrar y pensar con independencia, de hacernos dueños de nosotros mismos y de hacer con nuestra propia vida todo lo que seamos capaces de hacer”. Marta Guerri

Como estrategias preventivas, Joiner propone (cursiva agregada):

I Identifica  pensamientos negativos, ideación suicida y trata de detenerlos.
C Establece la Conexión de cierto tipo de pensamientos o situaciones con distorsiones cognitivas específicas, puede ser el catastrofismo, por ejemplo.
A Autovaloración del pensamiento en cuestión.
R Reestructuración cognitiva, puede ser en estado de vigilia y en estados más profundos de la conciencia: alfa, beta, gamma, delta &  theta.
E Ejecutar estrategias de afrontamiento adaptativas, eficaces y responsables ante ideación suicida o incremento de malestar emocional.
#PrevenciónDelSuicidio

Puede interesarte: Tipos de ondas cerebrales Alfa, Beta, Gamma, Delta y Theta

Suicidio: intervención en crisis

Loa expertos sugieren que los pacientes suicidas tengan una “tarjeta de crisis”, que les sirva de guía ante una contingencia de ese tipo. Aunque ciertos pasos parecen obvios, cuando la persona experimenta mucha angustia o alguna crisis, puede ser presa también de estados confusionales, especialmente cuando no duerme lo suficiente, tiene adicciones, cuando ha abusado del alcohol o en el caso de que esté dejando de comer o adquiera otros hábitos autodestructivos.

Se sugiere que aquellos pacientes que tengan un gran malestar emocional y esto los haya llevado a herirse a sí mismos o a atentar contra su propia vida en el pasado, es bueno que tengan a la mano una tarjeta con los pasos a seguir ante ideación suicida, tomé en cuenta los consejos de los expertos en el tema como Joiner, la tarjeta puede incluir algo parecido:

#PrevenciónDelSuicidio: “IRE-A-en-llama”
1.    Identificar sentimientos y situaciones desencadenantes de ideación suicida y tratar de detenerla, haciendo un “alto” mentalmente puedes “pensar” en la palabra: “stop” o “basta”.

2.    Recordar y utilizar estrategias aprendidas en terapia para liberar angustia y para manejo emocional.

3.    Escribir un listado de los conflictos que angustiantes y proponer una posible solución viable; habrá problemas complejos que quizás no puedas resolver en ese momento, pero seguro que puedes enfocarte en trabajar sobre aquellos aspectos si puedes modificar.

4.    Aplicar técnicas que han mostrado ser eficaces en otras ocasiones, como podría ser: hacer ejercicio u otra actividad física, escuchar música, cultivar la mente con la lectura de literatura que ayude a elevar el ánimo, meditación, etcétera.

5.    En caso de que la ideación suicida persista, LLAMAR a una persona de confianza, mejor que sea un profesional de la salud, así como alguien más que pueda apoyarte,ambos pueden servirte como “red de apoyo”.

6.    Si ejecutaste los pasos anteriores y sientes que no puedes controlar tu comportamiento suicida o las ganas de lesionarte es preciso LLAMAR a un número de URGENCIAS para asistencia médica o asistir directamente a un hospital para atención.

Fortalece tu “conexión” contigo mismo, con tu entorno y con los demás

¿Conoces a alguien que se haya suicidado o que lo haya intentado?  La indiferencia está costando vidas, cuando existe ideación suicida es necesario que se fortalezcan los factores de protección, como los vínculos afectivos con personas significativas:  “muchas personas que desearían sinceramente morir, no atentan contra su vida por algún vínculo afectivo que los ata a la vida”, el que la persona se mantenga “conectada” con individuos y agrupaciones en donde se promueva la solidaridad y su desarrollo en algún aspecto representan factores de protección, también es importante que la persona realice actividades sanas de esparcimiento que le resulten placenteras pues: “elevados niveles de estrés, frustración e infelicidad, sumados a bajos niveles de satisfacción, conducen a muchos al suicidio”.

Puede interesarte: 7 indicadores de Sufrimiento Emocional

Los pájaros que viven en comunidad, vuelan libres, pero aun así requieren de solidaridad para sobrevivir, especialmente en tiempos difíciles y de tormentas, las cuales amenazan la vida e integridad de los individuos de su comunidad. Entre los seres humanos, la depresión, los problemas generados por el estrés crónico, otros trastornos mentales y el suicidio pueden incrementar a medida que se acentúan otros conflictos sociales e incluso por cuestiones ambientales como los perniciosos efectos del cambio climático.

La destrucción de ecosistemas, las enfermedades ocasionadas por ‘olas de calor’, incendios, sequías, inundaciones y tormentas entre muchos otros, generan considerables pérdidas medioambientales, financieras y sociales. “Es conveniente que las personas fortalezcan sus vínculos afectivos, mantenerse unidos a sus comunidades o grupos sociales, procurar a las personas que nos importan, alguien que conocemos podría estar en medio de un terrible sufrimiento emocional”.

800 mil suicidios en el mundo cada año es un número, pero sobretodo sabemos que representa ‘individuos’, cada suicidio representa una persona valiosa, por cada suicidio consumado, otros más salen afectadas. Los trastornos del estado de ánimo, la depresión y otros padecimientos pueden ser tratados a tiempo, evitando complicaciones como decesos fatales. Ante el aumento de casos, sería conveniente, que tratemos de estar “conectados” con aquellos que apreciamos, especialmente con los que están pasando por una situación difícil, cuando un amigo tiene trastornos como la depresión, quizás podamos brindarle cierto apoyo o sugerirle al menos que visite a un profesional de la salud.

Toda decepción puede ser el ocaso de una nueva esperanza o una puerta que está por abrirse ante ti, quizás está ante ti pero no la habías ‘querido o podido’ ver… ¡Prepárate, entrena tu cuerpo, mente y ‘corazón’! Tal vez sólo faltan unos pasos para llegar a ella y se requiere de un poco más de paciencia y resistencia.

Otros artículos acerca de suicidio y depresión

Links

El suicidio y su relación con las catástrofes naturales
4.8 (96.67%) 6 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.