sindrome-cushing


El Síndrome de Cushing es una enfermedad poco común que se produce como resultado de poseer niveles elevados de la hormona cortisol en el cuerpo. Este síndrome produce síntomas como aumento de peso, debilidad muscular y alta presión sanguínea y su tratamiento es esencial para que las consecuencias de su padecimientos no lleguen a ser peligrosas. Para comprender este trastorno, debemos antes profundizar en la hormona que lo provoca: el cortisol.

¿Qué es el cortisol?

El cortisol es una hormona glucocorticoide producida en las glándulas suprarrenales que aumenta el nivel de glucosa en la sangre, participa en el funcionamiento del sistema inmunitario y la presión arterial. Además, entre otras cosas, ayuda a controlar los niveles de estrés siendo secretada mayormente cuando el cuerpo se prepara para llevar a cabo alguna acción que requiere mayor consumo de glucosa, es por ello que suele considerarse a esta hormona como la hormona del estrés.



Sin embargo, un exceso de cortisol puede provocar el síndrome del que hoy hablamos, también conocido como hipercortisolismo.

Causas del síndrome de Cushing

El exceso de cortisol puede ser provocado por diferentes causas. Una de ellas, puede ser el uso de medicamentos con corticoesteroides durante una larga temporada. Estos medicamentos, como la prednisona, suelen usarse en el tratamiento de enfermedades en las que existe inflamación, como la artritis reumatoide. El síndrome de Cushing también puede ser causado por  medicamentos indicados tras un transplante quirúrgico, en la prevención contra el rechazo de un órgano transplantado.

Otra de las causas que puede generar este síndrome puede ser una superproducción de cortisol creada por el propio cuerpo. Esto puede ser causado por enfermedades de la glándulas suprarrenales, así como por el crecimiento de un tumor en estas glándulas, que hace que su funcionamiento no sea correcto. También puede existir un tumor u otro problema en la glándula pituitaria que genera hormona adrenocorticotropa (ACTH), una hormona que estimula a las glándulas suprarrenales a la hora de generar cortisol.

sindrome-cushing

Esta enfermedad no es muy común y suele afectar en su mayoría a mujeres entre los 20 y los 40 años.

Síntomas del síndrome de Cushing

Algunos de los síntomas más comunes en el síndrome de Cushing son:

  • Ganancia de peso, especialmente alrededor del abdomen, la parte superior de la espalda, rostro y hombros. Obesidad general. Los brazos y piernas, sin embargo, suelen ser delgados.
  • Cara redondeada y con tendencia a la rojez
  • Estrías en zonas como los muslos, brazos, abdomen, pechos y rostro.
  • Piel muy fina que tiende a presentar hematomas fácilmente
  • Dificultad a la hora de sanar problemas en la piel
  • Dificultad para adelgazar
  • Acné
  • Cansancio, fatiga y debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Aumento de las ganas de orinar
  • Irritabilidad y tendencias a la depresión
  • En mujeres puede darse amenorrea: pérdida o irregularidades en la menstruación, así como un aumento del bello facial.

Diagnóstico y tratamiento del síndrome de Cushing

Para diagnosticar el síndrome de Cushing, los profesionales de la salud analizan los niveles de cortisol en el cuerpo a través de exámenes físicos y pruebas de laboratorio, como análisis de sangre, saliva u orina. También pueden ser útiles estudios de imágenes como la tomografía axial computerizada o las resonancias magnéticas que proporcionan imágenes de la hipófisis y las glándulas suprarrenales para comprobar si existe una anomalía.

El tratamiento a llevar a cabo dependerá de las causas que han producido el síndrome

Así pues, cuando las causas están relacionadas con el excesivo uso de corticoesteroides, los médicos responsables pueden indicar una reducción periódica de estos fármacos. Esto debe de hacerse con un control y supervisión profesional, nunca por nuestra propia cuenta, ya que la supresión repentina de un tratamiento farmacológico podría presentar problemas de salud al reducirse drásticamente los niveles de cortisol.

Cuando las causas de este trastorno son debidas a tumores en las glándulas suprarrenales o la glándula pituitaria, el tratamiento más recomendable es la cirugía para extirpar estas formaciones.

sindrome-de-cushing

Así pues, será el cirujano el que se encargará de extirpar el tumor. Además, la radioterapia unida a esta operación puede ser necesaria para conseguir controlar el tumor cuando la cirugía no consigue eliminarlo totalmente.

Otro tratamiento común es la prescripción de medicamentos que controlan los niveles de la hormona cortisol. Un fármaco novedoso y efectivo que suele usarse para tratar este trastorno es la pasireotida, que consigue normalizar la sobreproducción de cortisol.

Si no hay un adecuado tratamiento de esta enfermedad pueden darse consecuencias negativas a largo plazo, como debilidad en huesos y músculos, fracturas en los huesos, diabetes tipo 2, presión sanguínea alta, infecciones o agrandamiento de tumores hipofisiarios.

Es por ello que lo mejor es comenzar con un tratamiento cuanto antes, para así prevenir este tipo de consecuencias. Así pues, ante el padecimiento de los síntomas antes mencionados, lo mejor es buscar opinión médica y seguir los pasos que indican los profesionales de la salud.

Enlaces de interés

Cushing Syndrome: Causes and Symptoms. https://www.healthline.com/health/cushing-syndrome

Cushing’s syndrome. https://www.nhs.uk/conditions/cushings-syndrome/

Cushing’s syndrome. https://www.betterhealth.vic.gov.au/health/conditionsandtreatments/cushings-syndrome

El Síndrome de Cushing, ¿en qué consiste?
4.9 (97.14%) 7 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here