El problema de la comunicación en la relación de pareja

Existen tantos escritos, consejos y escuelas ofreciendo técnicas y brindando consejería, dando “Tips” para que puedan expresar y comunicarse mejor y no generar conflictos con el otro,  pero la pregunta es: ¿Estaremos realmente preparados para el autoconocimiento, la honestidad, la capacidad de elegir, decidir, así como aceptar la decisión del otro?  ¿O será que estamos acostumbrados a actuar solo con la finalidad de obtener lo que deseamos de los demás?

El relacionarse auténticamente -para algunos- pareciera poco aceptable debido a costumbres, enseñanzas y doctrinas que nos impidieron vínculos basados en la autenticidad, y que aún hoy en día están en voga. Existen libros que ostentan títulos tales “Como conquistar una pareja” entre otros.

Libros como estos y consejeros de este estilo ponderan el acto de ceder, es decir, inculcan que para establecer una relación buena es necesario ceder. Pregunto ¿Qué sucede cuando el otro renuncia o cede a algo que para él es necesario o le gusta? ¿Cómo se siente el otro? ciertos autores o psicólogos dicen que la pareja tiene o debe ceder, será acaso que esto se convierte en un acto mercantilista de tú me das mañana esto luego yo te cobro.

Es decir, la felicidad de un miembro de la pareja está basada en la renuncia o el abandono y la postergación del otro.

¿Pueden las parejas vivir felices en una atmósfera de este estilo?, ¿O es que la felicidad y el amor dura hasta que la verdadera forma de pensar y  proceder del otro se manifieste?,  es  en este nivel  donde se originan los conflictos. Siendo el desencadenante la poca honestidad.

Al utilizar la comunicación y no expresarnos como realmente somos, o  aquello que queremos y deseamos, o al disfrazar nuestro real interés generamos inseguridad y desconfianza en el otro, como en nosotros mismos.

El grado de madurez que aportamos a la relación es el grado de autoconocimiento acerca de nosotros mismos. Así, cuando la pareja está en contacto con sus vivencias -y estas son expresadas- la comunicación se convierte en un proceso  de crecimiento.

La comunicación es la base del respeto y el respeto es la base de la convivencia. Si vamos a vivir en sociedad, lo mejor es que aprendamos a relacionarnos, no siempre es fácil, pero nunca es imposible. Aprendamos sobre los conflictos comunes de comunicación y entendamos que “Educar es la base”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here