mujer-pensamiento-problemas

La gente suele sentirse intrigada cuando ve que suceden cosas buenas en las vidas de las personas, las familias e incluso las empresas. Admiran esa fuerza y madurez personales, esa unidad familiar o ese equipo de trabajo, o esa cultura organizacional sinérgica que tan bien sabe adaptarse.

Y la pregunta que se hace de inmediato es muy reveladora de su paradigma básico. ¿Como lo ha hecho?, enséñeme la técnica, lo que en realidad se esta diciendo es: Quiero un consejo o una solución rápida que alivien mi dolor en esta situación.

La gente encuentra entonces personas que satisfacen su demanda y le enseñan lo que quería aprender; durante algún tiempo, parece que esas habilidades y técnicas dan resultado. Pero pasado un tiempo, aparecen nuevos síntomas agudos.

El problema está en el modo en que vemos el problema, por que la manera en que interpretemos lo que nos sucede es lo que nos provocara malestar o bienestar. ( Stephen R. Covey).

Un nuevo nivel de pensamiento

Albert Einstein observó que, los problemas que afrontamos no pueden solucionarse en el mismo paradigma de pensamiento en el que estábamos cuando los creamos.

Cuando miramos a nuestro alrededor y en nuestro propio interior, y reconocemos los problemas creados mientras vivimos e interactuamos con la ética de la personalidad, empezamos a comprender que son problemas profundos, fundamentales, que no pueden resolverse dentro del nivel superficial en el que fueron creados.

Necesitamos un nuevo nivel, un nivel de pensamiento más profundo, para superar esas preocupaciones profundas.

Nuestro enfoque de la efectividad personal e interpersonal se centra en principios y se basa en el carácter; es: de adentro hacia afuera.

De adentro hacia afuera significa, empezar por la persona, empezar por la parte mas interior.

El enfoque de adentro hacia afuera dice que las victorias privadas preceden a las victorias públicas, que debemos hacernos promesas a nosotros mismos y mantenerlas ante nosotros y solo después hacer y mantener promesas ante los otros.

De adentro hacia afuera es un proceso, un continuo proceso de renovación basado en las leyes naturales que gobiernan el crecimiento y progreso humanos.

El paradigma de afuera hacia adentro genera personas infelices que se sienten sacrificadas e inmovilizadas, concentradas en los defectos de las otras personas y en las circunstancias a las que atribuyen la responsabilidad por su situación de estancamiento.

El equilibrio personal depende de la capacidad para armonizar lo que pensamos, lo que sentimos y lo que hacemos. Llegar a este estado de armonía será más fácil si iniciamos los cambios desde la mente, el cuerpo, con prácticas como reestructuración de pensamiento, reflexión, el ejercicio, escuchar música o reír, que liberan en nosotros neurotransmisores de la felicidad y favorecen un estado mental positivo.

Un pensamiento positivo nos genera un sentimiento positivo y, en consecuencia, un comportamiento positivo.

A su vez, los sentimientos positivos facilitan los pensamientos y comportamientos positivos y, por su parte, los actos saludables nos generan sentimientos y pensamientos saludables. (Stephen R. Covey).

Enfoca tu pensamiento de manera constructiva

  • Empieza por reconocer tus áreas de oportunidad, fortalezas, tus cualidades, habilidades, logros durante tu vida.
  • Cree en ti mismo, tu eres un ser creativo e inteligente.
  • Lo que hagas hazlo con sentido, es decir, para obtener logros en lo profesional y otros aspectos, antes es conveniente reflexionar cual es o que es lo que le da sentido a tu vida.
  • Valora y disfruta por cada paso que das y por lo que lograste.
  • A veces es necesario no tomarte demasiado en serio, lo cual no quiere decir que no seas responsable con los objetivos de tu vida, pues así tendrás una armonía y equilibrio de pensamiento, emoción y conducta saludable.
  • Aceptar que tienes que corregir o modificar algo en tu vida, te hará seguir aprendiendo y crecer no solo en lo profesional, sino como ser integral.
  • Créate un pensamiento realista y positivo acerca de las metas que quieres lograr.
  • Piensa que lo que hagas lo puedes hacer lo mejor que puedas y si algo no sale como deseabas, vuélvete a conectar con lo que persigues.
  • Constrúyete un pensamiento funcional, algo así como: los problemas no son catastróficos, son cosas, situaciones para resolver, simplemente son retos que hacen mas interesante mi vida.
  • Reinvéntate cada día.

Los pensamientos positivos tienen un gran impacto en tu vida, lo creas o no. De hecho, la riqueza, el dinero y el éxito son resultados; todos son consecuencias de tus actos, de tus acciones y lo que haces en el día a día, pero lo más importante, Tu salud mental, emocional y física.

El modo en que vemos el problema es el problema
4.7 (93.33%) 3 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.