caverna

Una de las mayores alegorías filosóficas de la historia que existen es el mito de la caverna. Ha marcado la cultura de pensamiento de Occidente hasta la actualidad. Este mito, creado por Platón, es fundamental tanto en toda su obra como en las ideologías dominantes de la actualidad.

Qué es el mito de la caverna de Platón

El libro de La República, de Platón, está plagado de escritos filosóficos cargados de sabiduría. El mito de la caverna es uno de ellos, y ha destacado a lo largo de la historia por su complejidad y la cantidad de ramificaciones que puede llegar a tener.

En este mito, Platón describe una situación ficticia, que servía como ejemplo para comprender la concepción que el filósofo griego tenía sobre la relación entre lo físico y las ideas.

En este mito, Platón cuenta que una serie de hombres nacieron en las profundidades de una caverna, y que permanecen desde entonces encadenados a ella, sin haber salid jamás. Esto hace que no tengan manera de conocer ni el origen ni el porqué de esa situación.

Se encuentran siempre mirando hacia la pared, con sus cadenas agarrándoles desde atrás. Un poco por encima de ellos, hay una hoguera que ilumina levemente la zona. Entre ambos se levanta un muro, que representa las trampas.

Entre ese muro y la hoguera están otros hombres, que portan objetos cuyas sombras aparecen proyectadas en forma de sombras por encima del muro, sobre la pared que contemplan los encadenados. Esto hace que vean siluetas que pueden ser animales, montañas o personas, como si estuviesen situadas a lo lejos.

Platón concluye que los hombres encadenados, que solo ven sombras, son en realidad como nosotros. Ni unos ni otros vemos más que sombras falsas, que engañan sobre la realidad. Todo esto hace que perdamos el enfoque de lo principal: que estamos encadenados.

mito-caverna

Pero, ¿qué pasaría si uno de los hombres se liberase de las cadenas y mirase hacia atrás? La luz del fuego le forzaría a apartar la mirada, las figuras que asoman por encima del muro le parecerían borrosas e irreales.

Si además tuviese que salir de la caverna, el sol le cegaría y querría volver rápidamente a ella. Necesitaría dedicar mucho tiempo y esfuerzo a ver las cosas como son. Y, si volviese a la caverna, sería tomado con un loco por todo lo que dijese sobre el mundo real.

Qué implica el mito de la caverna

En este mito de Platón se mezclan una serie de ideas que resultan fundamentales en la filosofía idealista. Por un lado, la creencia de que existe una verdad, sea cual sea nuestra opinión. Por otro, que los engaños nos hacen permanecer lejos de la verdad.

Y, por último, una conclusión tajante: una vez que se conoce la verdad, no hay marcha atrás. El hombre que la conoce no puede volver a creer que las sombras de la pared son animales, sombras y árboles.

Estas ideas fundamentales han tenido mucho desarrollo desde entonces, y aun hoy son objeto constante de debate. De hecho, ahora vamos a enseñarte cómo puedes ver en tu día a día algunas de esas ideas.

El mito de la caverna hoy

¿Es posible ver reflejadas las ideas de Platón hoy, en tu rutina diaria? La respuesta es que sí, y aquí vamos a enseñarte algunos ejemplos:

  • El muro de la caverna hacía que las sombras llegasen distorsionadas y que la luz que desprendía la hoguera no fuese clara. Es decir, actuaba como distorsionador de la realidad. ¿No te suena, por ejemplo, a algo similar a lo que hacen los medios de comunicación hoy en día?
  • La liberación de las cadenas que hace el hombre que sale fuera de la caverna sería similar a lo que en la actualidad supone una revolución personal. Bien sea por dejar atrás a una persona o a una situación, ideología o religión dañinas para ti, esa revolución sería toda una liberación de cadenas.
  • La ascensión a la verdad: en ese proceso duro se produce un cambio psicológico, y la nueva percepción del mundo estará influida por las experiencias pasadas. Ese malestar que produce un cambio radical de pensamiento está representado por la luz cegadora del exterior.
  • El retorno: la difusión de las nuevas ideas creadas es la última parte del mito. Las impresiones chocantes o incluso de rechazo que pueden manifestar quienes aún permanecen encadenados a los dogmas básicos de la sociedad sería señales fáciles de percibir.

Está claro que el mito de la caverna es algo que se va a seguir analizando desde la filosofía, la ética y la sociología en los próximos años. A pesar de ser un texto tan antiguo, sus ideas siguen vigentes y su manera de interpretar la vida ha sido reconocida como acertada.

Te puede interesar: El mito del Ave Fénix y la transformación personal

El mito de la caverna de Platón: qué es y qué implica
4.8 (95%) 4 votos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.