maquiavelica


En el siglo XVI, Nicolás Maquiavelo publicó un tratado político que cambió la forma en la que las siguientes generaciones entendieron la política hasta nuestros días. Hablamos de “El Príncipe”, una obra en la que el autor muestra su visión política sentando sus bases y explicando aquellos aspectos psicológicos y comportamentales que consiguen que un líder sea exitoso. A raíz de esta publicación, nace el concepto de “maquiavelismo”, término asociado a la personalidad manipuladora y estratégica. Hoy, desde una perspectiva psicológica analizamos los rasgos y características de las personas maquiavélicas.

El príncipe de Maquiavelo

Hasta la publicación de “El Príncipe”, la política había sido idealizada y engrandecida por una visión filosófica de la misma, sin embargo, por primera vez, Maquiavelo muestra una cara totalmente distinta del poder, una visión revolucionaria en su proclamación, quizás más honesta, en la que la moralidad y la ética quedan en un segundo plano cuando existen determinados intereses. “Nunca intentes ganar por la fuerza lo que puede ser ganado por la mentira”, explicaba el autor entre muchas otras lecciones.



Con esta influyente y polémica obra, el nombre de Maquiavelo quedó conectado a un concepto cuyo significado se asocia a la manipulación, la astucia y el engaño: el maquiavelismo, un término que siglos después sigue utilizándose para determinar los rasgos de ciertas personas.

¿Qué es el maquiavelismo?

Psicológicamente hablando, el maquiavelismo es un término que hace referencia a un rasgo de la personalidad que denota una priorización absoluta hacia los propios intereses, una preferencia tal que las personas llegan a ver a los demás como medios para lograr fines y para ello no dudan en manipular y explotar a otros a su antojo para conseguir esas metas. La visión de la persona maquiavélica es completamente estratégica y sucumbe a intereses personales por encima de la empatía o consideración hacia otros.

Algunas investigaciones han probado que las personas maquiavélicas pueden comprender las emociones y sentimientos de los demás, pero son capaces de dejarlas a un lado cuando se trata de conseguir el éxito. Mientras que rasgos como la psicopatía o el narcisismo se asocian a niveles más altos de activación conductual, el maquiavelismo se asocia más bien a la inhibición, es decir, al contrario que en los anteriores casos, las personas maquiavélicas suelen poseer  comportamientos retraídos y más cognitivos que emocionales.

Esto encaja con el perfil del individuo astuto y estratega que podemos observar en historias populares, tanto en la realidad como en la ficción. Algunos personajes ficticios con personalidad maquiavélica que puede que te sean familiares son el Vizconde Valmont en la novela “Las amistades peligrosas”, Tony Soprano en Los Soprano o Lord Baelish, alías el Meñique en Juego de Tronos. Personajes manipuladores que no dudan en saltarse cualquier normal moral para conseguir sus intereses egoístas.

Características de las personas maquiavélicas

  • Focalización excesiva en las propias ambiciones e intereses
  • Apariencia encantadora y segura
  • Priorizar el dinero o el poder antes que las relaciones personales
  • Explotar y manipular a otros para salir adelante
  • Mentir cuando es necesario
  • Falta de principios éticos y valores sociales
  • Utilizar la adulación
  • A menudo son personas difíciles de conocer en profundidad
  • Normalmente poseen una actitud cínica ante la moralidad
  • Poseen bajos niveles de empatía aunque comprenden los sentimientos ajenos
  • Suelen evitar el apego emocional y el compromiso pero buscar encuentros casuales
  • Suelen ser personas pacientes
  • Para identificar sus propias emociones pueden tener dificultades

Dadas estas características, algunos de estos signos y situaciones son más acordes a este tipo de personalidades:

  • Las personas maquiavélicas se desenvuelven mucho mejor en trabajos y situaciones sociales en las que las reglas y los límites no son claros y estrictos.
  • Suelen utilizar tácticas de manipulación como el encanto superficial, el comportamiento amistoso o la autorevelación, tácticas sutiles que consiguen enmascarar las verdaderas intenciones siendo también una excusa ante el rechazo. Pero en algunas situaciones, también pueden utilizar las amenazas y la presión psicológica.
  • La distancia emocional y la visión cínica hace que sepan controlar mejor sus impulsos.
  • Suelen ser elegidos en situaciones competitivas como negociaciones o debates, pero no son amigos o compañeros normalmente deseados.

La Tríada Oscura de la Personalidad

A menudo suelen confundirse los términos narcisismo, psicopatía y maquiavelismo, al ser rasgos bastante parecidos que forman parte de la llamada Tríada oscura. La Tríada oscura, es un concepto psicológico que denomina a este conjunto de rasgos de la personalidad que actúan desde un mismo eje en el que se da egoísmo, falta de empatía y egocentrismo. Sin embargo, cada uno de estos rasgos denota comportamientos y formas de ser diferentes.

En el rasgo psicopatía, el daño a otros puede buscarse por el simple placer de dañar o incluso por la búsqueda de emociones, pero la persona maquiavélica suele tener un fin concreto que pretende conseguir y este le sirve como base para actuar de esta manera.

Una persona maquiavélica no tiene por qué ser narcisista y viceversa, aunque también es muy posible que una persona presente los dos rasgos en cierta medida, ya que estas dos características pueden encontrarse en personalidades psicopáticas. El narcisismo está basado en el ego personal, en una visión distorsionada de uno mismo que hace que la persona se sienta por encima de cualquier otra.

En el maquiavelismo, la versión de uno mismo es bastante más realista y se busca la manipulación con el objetivo último de ganar, por encima de cualquier persona. Mientras que el narcisismo es algo más emocional e incluso impulsivo, el maquiavelismo está más distanciado de las emociones y la persona no está tan interesada en la atención excesiva o el delirio de grandeza como en conseguir sus fines. Una persona maquiavélica es algo así como un “máster de la manipulación” y no por ello su visión de si mismo es excesivamente elevada.

Enlaces de interés

Meet the Machiavellians. Dale Hartley. 2015. https://www.psychologytoday.com/us/blog/machiavellians-gulling-the-rubes/201509/meet-the-machiavellians.

What is Machiavellianism? Harley Therapy. 2015. https://www.harleytherapy.co.uk/counselling/machiavellianism-psychology.htm

Machiavellianism, Cognition, and Emotion: Understanding how the Machiavellian Thinks, Feels, and Thrives. Ben Taylor. 2018. https://psychcentral.com/lib/machiavellianism-cognition-and-emotion-understanding-how-the-machiavellian-thinks-feels-and-thrives/

Are You Mistaking Machiavellianism For Narcissism?. 2016. https://www.aconsciousrethink.com/3534/mistaking-machiavellianism-narcissism/

El Maquiavelismo y la Tríada Oscura de la Personalidad
5 (100%) 6 voto[s].





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here