El caso de Olivia Farnsworth

El caso de Olivia Farnsworth es uno de los más notorios, luego de que la niña sufrió un accidente y no sintió dolor.

Lo más extraordinario es que Olivia Farnsworth, además de no sentir dolor, tampoco siente sueño, ni hambre.

La razón que explica lo que le ocurre a esta niña de seis años es una alteración en el cromosoma 6 la cual es la responsable de muchos padecimientos, según detallan las investigaciones.

La condición de Olivia ha hecho que muchas personas lleguen a catalogarla como una niña “biónica”.

Para comenzar, su mamá –Niki Trepak, de 32 años- se había percatado que, desde su nacimiento, Olivia era muy diferente a sus hermanos.

La pequeña no lloraba nunca y cuando tenía nueve meses su patrón de sueño no era normal, además que su cabello no empezó a crecer, sino hasta los cuatro años.

Detalles del caso de Olivia Farnsworth

Olivia tiene 8 años actualmente y alcanzó la fama gracias a su condición, la cual no es muy envidiable.

Los medios supieron de ella luego que fue atropellada y su reacción fue la de preguntar con normalidad a su familia qué ocurría, tras ser arrojada 20 metros por el vehículo.

Todos quedaron desconcertados al observar que la niña no lloró ni manifestó sentir dolor, sino que, tranquilamente, se levantó del pavimento.

Por supuesto, el estado de la pequeña era alarmante. Ella tenía las huellas de los neumáticos marcadas en su pecho, así como también presentaba quemaduras en la cadera y los pies.

Pero, este no ha sido el único incidente que ha tenido Olivia, pues, su familia también notó que, en una ocasión, la chiquilla se cayó en la guardería y se lastimó un labio, pero jamás derramó una lagrima.

En aquel momento, ella requirió de una cirugía en su labio y fue en ese momento cuando el médico se dio cuenta que la niña no sentía dolor y era como si siempre estuviese bajo efectos de la anestesia.

¿Por qué Olivia Farnsworth no siente dolor?

Cuando las personas oyen sobre el caso de Olivia Farnsworth se preguntan cómo es que esta niña no puede sentir dolor, y la explicación se encuentra en su código genético.

Ella padece de un desorden cromosómico que le impide además sentir cualquier amenaza en el ambiente, es decir, Olivia no se da cuenta cuando está en una situación de peligro.

Sin embargo, este no es el único problema, sino que, según relata su madre, ella puede pasar días sin dormir, y cuando eso ocurre le deben suministra somníferos.

Los cromosomas son las estructuras necesarias para que el cuerpo se desarrolle y funcione correctamente, tal como indican los estudios.

El caso de Olivia Farnsworth

No obstante, se conoce que la pérdida total del cromosoma 6 no permite que la vida humana evolucione con normalidad, así que muchos consideran que a Olivia debe faltarle una parte.

Las anomalías en este cromosoma implican la aparición de síndromes y complicaciones en el sistema neural y nervioso, de acuerdo a las publicaciones sobre el tema.

¿Qué ocurrirá con Olivia Farnsworth a futuro?

El futuro de Olivia Farnsworth es incierto. Lo cierto es que su familia debe extremar medidas de seguridad para que la pequeña no sufra daños.

Hasta el presente, el caso de Olivia es único, ya que no se tienen noticias en el mundo de otros casos como el de ella, aunque es probable que muchas familias se encuentren viviendo lo mismo, pero no han obtenido la atención de los medios.

Para encontrar más respuestas sobre lo que le sucede a Olivia es necesario que se recauden fondos y se desarrollen más investigaciones sobre este hecho y otras alteraciones a nivel cromosómico.

Pese a ello, la madre de Olivia indica que su hija es una niña feliz, y que no puede tratarla como si fuese una niña diferente.

Por ejemplo, a Olivia le molesta que su madre le diga que “si no come, no podrá tener otras cosas”.

Así que, además de las medidas extremas de seguridad, Olivia necesita supervisión en cuanto a su ingesta de alimentos, las horas que lleva sin dormir y otros detalles.

Otro detalle del caso de Olivia Farnsworth es que esta pequeña jamás llega a sentirse exhausta. Ella no se cansa como el resto de los niños cuando juegan.

Mientras los médicos investigan, Olivia trata de llevar su vida con normalidad y sentirse alegre como los demás niños.

Bibliografía

Ernesto, M. C., & Aldana, A. (2004). Artículo de Revisión Enfermedades ligadas al cromosoma. Facultad de Madicina UAS.

Esparza-García, E., Cárdenas-Conejo, A., Huicochea-Montiel, J. C., & Aráujo-Solís, M. A. (2017). Cromosomas, cromosomopatías y su diagnóstico. Revista Mexicana de Pediatria.

Lopez, J. (2012). El estudio de los cromosomas humanos. Taller de Genetica.

Mandal, A. (2011). Cromosomas Humanos.

Vidal Casero, M. (2001). El Proyecto genoma humano. Sus ventajas, sus inconvenientes y sus problemas éticos. Cuadernos de Bioética.

Isbelia Farias
Licenciada y Máster en filosofía (Universidad del Zulia), maestrante en Orientación en Sexología (CIPPSV) su área está enfocada hacia el bienestar y la sexualidad en la pareja. Posee certificación en coaching (Universidad Autónoma de Barcelona), Fundamentos de la escritura (Tecnológico de Monterrey), Sexualidad, mucho más que sexo (Universidad de los Andes), Psicología Positiva (Universidad Metropolitana de Caracas), entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here